ultimátum


Búsquedas relacionadas con ultimátum: ultimatums

ultimátum

1. s. m. Aviso o resolución precisa y definitiva que se comunica como última advertencia antes de iniciar una acción drástica me ha hecho un ultimátum por el que, si no acabo a tiempo, me despide.
2. POLÍTICA Serie de condiciones definitivas que impone un estado a otro, cuya no aceptación implica la guerra.
NOTA: En plural: ultimátums tb:ultimato

ultimátum

 
m. Propuesta última y con un límite de tiempo.

ultimátum

(ulti'matum)
sustantivo masculino
decisión terminante seguida de una amenaza en la que se concede un plazo para hacer algo La policía dio a los usurpadores un ultimátum para que abandonaran la casa.
Traducciones

ultimátum

ultimatum

ultimátum

ultimatum, aut-aut

ultimátum

ultimátum

ultimátum

ultimatum

ultimátum

Ultimatum

ultimátum

uhkavaatimus

ultimátum

ultimatum

ultimátum

ultimatum

ultimátum

最後通牒

ultimátum

최종 제안

ultimátum

ultimatum

ultimátum

ultimatum

ultimátum

ultimatum

ultimátum

ultimato

ultimátum

ultimatum

ultimátum

คำขาด

ultimátum

ültimatom

ultimátum

tối hậu thư

ultimátum

最后通牒
Ejemplos ?
De esa manera el hasta entonces poco conocido arquitecto ganó portadas en los diarios y radioemisoras. El incidente fue bautizado como el "Ultimátum de La Merced" o "El Manguerazo".
Fondearon frente a la Isla de Sacrificios, amenazando con invadir el territorio mexicano si México no cumplía las condiciones que Deffaudis plasmó en un ultimátum, que vencía el 15 de abril.
Kennedy en agosto de 1977 y mantuvo la relación con ambas mujeres hasta agosto de 1978, cuando Moray (que conocía la relación con Shriver) le dio un ultimátum.
Fue entonces cuando Belaunde, armado sólo de una bandera peruana, lanzó un ultimátum: le otorgaba 24 horas al gobierno de turno para oficializar la inscripción del Frente.
Ella, cuando no tenía que temer lo que ahora, fue el germen de la federación, la que ha dado pasos enormes en esa carrera de que jamás retrocederá; y aunque no tengo espíritu profético, soy vecino de allí, conozco a sus habitantes y sé que ellos no abandonan lo que una vez han sostenido, y si ahora ejecuta ese paso de resignación es el ultimátum de los sacrificios que hace esa benemérita provincia, por atender el objeto primario, que ahora tiene, de exterminar a ese Imperio usurpador”.
Pero yo le prometo a usté que si vuelvo a ver en su tienda de plantón al Berrinche, a los cinco minutos de verlo le pongo papeleta a mi portal y me voy con la música a otra parte. Joseíto tembló todo al oír el ultimátum de la gentil carnicera...
Al propio tiempo, el regente Horthy, de Hungría, presentó a la Rutenia un ultimátum conminándola a que le entregase todo el territorio comprendido en la llamada Rusia subcarpática; ultimátum que no habiendo sido aceptado por el Gobierno ucraniano, provocó un conflicto armado, sin declaración de guerra, conflicto que continuará su curso, constituyendo una seria amenaza directa para la paz de Rumania, Polonia, Yugoeslavia y Rusia, e, indirecta, para el resto de Europa.
Ella empleó para con el nuevo adorador la misma táctica que para con los otros, y un día en que Roberto quiso pecar de exigente, obtuvo de los labios de cereza de la joven este categórico ultimátum: -Pierde usted su tiempo, comandante.
Alarmose el caballero santiagués, llamó físicos y curanderas, y todos declararon que la niña tiraba a tísica, y que la única medicina salvadora no se vendía en la botica. O casarla con el varón de su gusto, o encerrarla en el cajón con palma y corona. Tal fue el ultimátum médico. D.
Haga méritos por un año, que tiempo es sobrado para que vea yo si es cierto lo que dice mi tía: que el amor se cría. El conde gastó súplicas y amenazas, y hasta la echó de marido; pero no hubo forma de que Marianita apease de su ultimátum.
Ahora bien; al igual que en el caso ya analizado, aquí, el cuñado y socio del doctor Varela omitió –con toda deliberación desde luego-fijar aunque fuera aproximadamente la fecha en que-según el anónimo-El Comercio del Plata había publicado contra el Presidente Oribe “dos días antes” del envío de su carta ultimátum.
Estas dos precisiones formuladas por el declarante obligan-en efecto-inexorablemente a identificar la carta anónima de su relato con la de Un Vizcaíno que transcribí en el capítulo III de esta exposición hallada en el citado año en las circunstancias y lugar que allí expresé. Véase si no. La carta ultimátum de Un Vizcaíno le fija al Dr. Varela al igual que la invocada por D.