turbulento


También se encuentra en: Sinónimos.

turbulento, a

(Del lat. turbulentus.)
1. adj. Que no tiene su transparencia natural por estar sucio o mezclado con una cosa no sé qué es ese líquido turbulento . turbio claro
2. Que está alborotado o confuso tiene las ideas turbulentas. turbio claro
3. Que suele provocar discusiones o disturbios un grupo de manifestantes turbulentos causaron graves daños. agitador
4. FÍSICA Se aplica al régimen de una corriente fluida cuya velocidad en cada punto varía de dirección o magnitud formando remolinos.

turbulento, -ta

 
adj. Turbio.
fig.Confuso, alborotado y desordenado.

turbulento, -ta

(tuɾβu'lento, -ta)
abreviación
1. fluido que se encuentra en estado de agitación unas aguas turbulentas
2. que tiene o se produce con agitación, desorden y disturbios En el congreso hubo jornadas turbulentas, de polémicas acaloradas.
Sinónimos

turbulento

, turbulenta
adjetivo
1 turbio.
Aplicados, generalmente, a líquidos.
2 revoltoso, alborotador.
Aplicados a personas, sus comportamientos o actitudes.
3 agitado, alborotado, tumultuoso, revuelto.
Por ejemplo: aguas turbulentas.
Traducciones

turbulento

turbulent, rough

turbulento

turbolento

turbulento

turbulente

turbulento

湍流

turbulento

湍流

turbulento

turbulent

turbulento

turbulent

turbulento

ADJ
1. [río, aguas] → turbulent
2. [período] → troubled, turbulent; [reunión] → stormy
3. [carácter] → restless
Ejemplos ?
Juan de Austria, quien juró y ratificó todas, y las confirmó después el mismo rey, el cual, deponiendo al turbulento, dio reposo a sus reynos.
Los pensadores canijos, los pensadores de lámparas, enhebran y recalientan las razas de librería, que el viajero justo y el observador cordial buscan en vano en la justicia de la Naturaleza, donde resalta en el amor victorioso y el apetito turbulento, la identidad universal del hombre.
La Luz es el gozo supremo de los hombres. Ya pinta el río sonoro, turbulento, despeñado, roto en polvo de plata, evaporado en humo de colores.
¿Quién fue el primero que de vides pobló nuestras colinas? ¿Quién encauzó el arroyo turbulento fertilizando el llano, y quién de olivos plantó el sagrado bosque?
Hemos sufrido impacientes bajo la tiranía; hemos peleado como hombres, y algunas veces como gigantes para ser libres; estamos atravesando aquel período de reposo turbulento, lleno de gérmenes de revuelta, que sigue naturalmente a un período de acción excesiva y desgraciada; tenemos que batallar como vencidos contra un opresor que nos priva de medios de vivir, y favorece, en la capital hermosa que visita al extranjero, en el interior del país, donde la presa se escapa de su garra, el imperio de una corrupción tal que llegue a envenenarnos en la sangre las fuerzas necesarias para conquistar la libertad.
Don Gerónimo Banda, tan bueno para una trova como para una conseja, sentábase en medio al turbulento círculo y nos refería las escenas de su vida nómada, historias portentosas que escuchábamos maravillados tendido el cuello, conteniendo el aliento, y la vista fija en la masa de blancas barbas que ocultaba la boca del narrador.
Lo mismo que antes, se mostró gran conquistador, derrochador y jugador, pronto a desafiar, bochinchero y turbulento, pero, al mismo tiempo, su pequeña ciencia le daba cierto aplomo que pronto se volvió prestigio, y de tal modo creció el círculo de sus admiradores, que se hizo, para ellos, todo un caudillo.
Después de un período breve, entró en vigencia plena la Constitución que nos ha regido por cerca de 50 años, lo que no es poco decir en un mundo tan turbulento y cambiante como el que nos ha tocado vivir.
¡Oh! ¡si una hermosa Mi cariño fijase, Y de este abismo al borde turbulento Mi vago pensamiento Y ardiente admiración acompañase!
Byron fue otro genio extraordinario y errante de la misma época de Shelley y de Keats. Desde la escuela se le conoció el carácter turbulento y arrebatado.
Mientras, allá abajo, en las habitaciones escalonadas en la falda de la colina, las voces de las mujeres y los alegres gritos de los niños se confundían con el ruido del mar en aquel sitio siempre inquieto y turbulento.
Ya que esto la enoja —dijo el duque— y que es una hija bastante buena, toma a Sofía; es lozana, es bonita, sólo tiene catorce años. —Sea, vamos, decidido por Sofía —dijo Curval, cuyo pito turbulento empezaba a enderezarse.