turbión


También se encuentra en: Sinónimos.

turbión

(Del lat. vulgar *turbo, -onis.)
1. s. m. METEOROLOGÍA Aguacero de corta duración y con fuerte viento no salgas hasta que no cese este turbión. argavieso
2. Multitud de cosas desagradables o adversas que ocurren al mismo tiempo recibió un turbión de críticas en toda la prensa. aluvión

turbión

 
m. Chaparrón con viento fuerte.
fig.Multitud de cosas que caen de golpe o que vienen juntas y violentamente.

turbión

(tur'βjon)
sustantivo masculino
1. meteorología aguacero corto y violento Los turbiones tienen mucho viento.
2. afluencia de algo que cae de golpe, violento y con fuerza Me cayeron un turbión de críticas.
Sinónimos

turbión

sustantivo masculino
Traducciones

turbión

squall

turbión

SM
1. (Meteo) (= aguacero) → heavy shower, downpour
2. (= aluvión) → shower, torrent
Ejemplos ?
Hierve el turbión, cegáronse las fuentes; Los arroyos, hinchados y bravíos, Bajaron, convertidos en torrentes, A desgarrar los diques de los ríos.
Crece el turbión; las sombras del nublado, Ancha guarida por el templo toman, Y en el cristal del rosetón pintado, Rápidos los relámpagos asoman.
Dio la casualidad de que en cuanto yo tomé la mayordomía vino un turbión y se llevó parte de la presa del molino y rompió el eje de una rueda.
egra, ruinosa, sola y olvidada, Hundidos ya los pies entre la arena, Allí yace Toledo abandonada, Azotada del tiento y del turbión.
Pasó ya el tiempo de sangrienta lucha, cual de turbión las olas; ya del sañudo Marte no se escucha el grito aquí ni en playas españolas.
Turbión de agua y viento que arrastra en sus giros ramajes y flores, guijarros y arenas, y en pocos instantes, sembrando el desorden, transforma la escena.
5 Y criará Jehová sobre toda la morada del monte de Sión, y sobre los lugares de sus convocaciones, nube y oscuridad de día, y de noche resplandor de fuego que eche llamas: porque sobre toda gloria habrá cobertura. 6 Y habrá sombrajo para sombra contra el calor del día, para acogida y escondedero contra el turbión y contra el aguacero.
Quemé cuando vi que desde las azoteas, atestadas de gente, caía sobre nosotros, así a la entrada como a la salida, un turbión de dardos y flechas, y habíamos de renovar todos los días la pelea en las mismas calles y plazas.
Pero luego cayeron sobre los enemigos con mayor violencia las dos Caroleas, Carlos famoso, la Hesperoida, las traducciones de Ariosto, el Poema de San Rafael, la Mejicana de Gabriel Laso, la Conquista de Sevilla en cuartetas, el César africano, la Nueva Méjico de Villagrán, la Argentina de Centenera, Sagunto y Cartago, el Alfonso, el Nuevo Mundo, la Hernandia, los Amantes de Teruel del insipidísimo Juan de Yagüe, y el más que todos ellos fastidioso poema de Los inventores de las cosas, siguiendo a este turbión la espesa metralla de misceláneas...
¡lo que cruje el techo! ¡y lo que silba la puerta! Es un turbión deshecho. De lejos oigo estallar los árboles de la huerta, como el pino en el hogar.
Colábase el viento por entre las cañas de las casuchas, y en medio del turbión que arreciaba, algunas gentes investigaron el horizonte.
Con mil impresiones risueñas, funestas, tan varias y opuestas, vacila y se embriaga la fe y la razón. Parecen visiones con que hórrida niebla la atmósfera puebla en noche que amaga borrasca y turbión.