tupido


También se encuentra en: Sinónimos.

tupido, a

1. adj. Que tiene los elementos muy juntos o apretados puso unas cortinas de tela tupida para que no transparentaran. denso, espeso
2. Que es obtuso o torpe de entendimiento hoy tengo la cabeza tupida y no doy una. inteligente
3. Méx. Que es abundante, copioso lluvia tupida.

tupido, -da

 
adj. Espeso (poco separado).
fig.Obtuso, torpe.

tupido, -da

(tu'piðo, -ða)
abreviación
que está formado por elementos que están muy juntos y apretados El hombre tenía una barba tupida.
Sinónimos

tupido

, tupida
adjetivo
1 espeso*, apretado, compacto, denso, aglomerado, cerrado.
Tratándose, generalmente, de tejidos: unas medias muy tupidas, aunque también se aplica a otros sustantivos: una tupida arboleda.
2 torpe, obtuso, zopenco.
Se aplican, generalmente, a la inteligencia o a los sentidos.
Traducciones

tupido

dense

tupido

A. ADJ
1. (= denso) → thick; (= impenetrable) → impenetrable; [tela] → close-woven
2. (LAm) (= obstruido) → blocked up, obstructed
3. (= torpe) → dim, dense
4. (Méx) (= frecuente) → common, frequent
B. ADV (Méx) (= con tesón) → persistently, steadily; (= a menudo) → often, frequently

tupido-a

a. plugged, obstructed;
oídos ______ ears.

tupido -da

adj (esp. Carib) con la nariz — congested, having a stuffed up o stuffy nose
Ejemplos ?
Un silencio sepulcral reinaba en torno, interrumpido solo por el murmullo de la corriente y el chillido de las aves nocturnas. Procuré levantarme, y me arrastré hasta lo más tupido de la maleza.
¡Es urgente!» Enten hace que la oveja dé a luz el cordero, que la cabra dé a luz el cabrito; Que vaca y ternero se multipliquen, que la natilla y la leche abunden; En la llanura, hace que se regocije el corazón de la cabra salvaje, del carnero y del asno; A las aves del cielo, sobre la vasta tierra les hace construir los nidos; A los peces del mar, en los juncales, les hace desovar; En los palmerales y en los viñedos hace que abunden la miel y el vino; Los árboles, doquier que estén plantados, hace que produzcan frutos; Los jardines, los adorna de verdor, da a sus plantas lozanía; Hace crecer el grano en los surcos: Como Ashnan,(56) la virgen benévola, hace que crezca tupido y abundante.
Como las pulgas se hicieron, de preferencia, para los perros flacos, estas tres etcéieras dieron mucho en qué cavilar al bue- no del gobernador, que era hombre de los que tienen el talen- to encerrado en jeringuilla y más tupido que caldo de habas.
Aunque cansado, manifestaba bríos y colérico ceño; pero rodeábalo una zanja profunda y un tupido cerco de pitas, y no había escape.
Pero a Roma por todo, y quiera un buen numen sacarme airoso de la empresa, y que alcance a cubrir con un velo de decoro, siquier no sea muy tupido, este mi verídico relato de un suceso que fue en Lima más sonado que las narices.
La palabra mejilla era un ser de razón para el infeliz, que estoy seguro jamás conoció aquella sección de su cara, oculta bajo una barba, cuyo tupido, florescencia y frutos nos traía a la memoria un ombú frondoso.
Llegaron al arroyo cuya agua era limpia y cristalina. Cubrían su imagen tupido césped y silvestres flores. La espesura de los árboles formaba soto umbrío.
Cuando se ponía la mantilla echando el velo a la cara y rosario en muñeca se dirigía a oír misa temprano, la sombra de la blonda hacía más apasionada su palidez, más relucientes sus pupilas, y todo aquello del rosario y del encaje tupido parecía ardid destinado a encubrir furtiva escapatoria amorosa.
Porque debéis saber que Carita no permitía a su marido la caza de animales provistos de defensas o de cuernos. Llegaron a un elevado bosque, tupido, cubierto de espesa sombra, cerrando los horizontes a la vista y las pesquisas.
Por el tupido follaje de los quijinicuiles se van colando, se van filtrando encajes de sol, los que se calcan sobre el piso, y ponen en la monotonía gris de la capa de polvo la alegría de frágiles bordados de oro, como en una frazada de gigante.
«Si me sintiera muy mal, de repente; si diera una voz para no morirme sola, ese que fuma ahí me oiría», sigue pensando la mujer, que aprieta contra un busto delicado, quebradizo, un chal de invierno, tupido, bien oliente.
Elegido el punto más cercano, tuvo que ser, por precisión, un pequeño bosque de cajigas o de castaños, verde, fresco, frondosísimo, bello como es la naturaleza aquí hasta en su menor detalle. Estamos ya bajo el tupido follaje...