tumefacción


También se encuentra en: Sinónimos.

tumefacción

(Del lat. tumere, estar hinchado + factio, -onis, manera de hacer.)
s. f. MEDICINA Hinchazón de una parte del cuerpo.

tumefacción

 
f. med. Hinchazón de una parte del cuerpo a causa de una infiltración, edema, tumor, etc.

tumefacción

(tumefak'θjon)
sustantivo femenino
medicina hinchazón de una parte del cuerpo Sufre una tumefacción en el brazo.
Sinónimos

tumefacción

sustantivo femenino
Traducciones

tumefacción

swelling

tumefacción

gonflement

tumefacción

tumefação

tumefacción

Schwellung

tumefacción

تورم

tumefacción

πρήξιμο

tumefacción

肿胀

tumefacción

腫脹

tumefacción

otok

tumefacción

נפיחות

tumefacción

svullnad

tumefacción

บวม

tumefacción

SFswelling
Ejemplos ?
Por fin, al cabo de tres días, como Hipólito ya no podía aguantar más, le quitaron de nuevo el aparato y se asombraron del resultado que vieron. Una tumefacción lívida se extendía por toda la pierna, con flictenas, acá y a11á, de las que salía un líquido negro.
Posteriormente Virchow añadió el quinto signo. Actualmente se pueden reconocer sus 5 signos cardinales, que son: Tumefacción. Aumento del líquido intersticial y formación de edema.
En la exploración de la cara es donde se aprecian más datos clínicos y entre ellos destaca: Amimia: se le llama cara empastada o cara de payaso, debido a tumefacción palpebral, palidez cérea en la que resalta el enrojecimiento malar (chapetas malares), con inexpresividad manifiesta, aspecto tosco, bobalicón.
Si el paciente es positivo a Leishmania, se genera una reacción de hipersensibilidad de tipo celular (IV), caracterizada por el rubor y tumefacción del área inoculada.
Las células de la mucosa que forma el epitelio respiratorio presentan cambios inflamatorios (tumefacción) del núcleo y en el espacio intracelular (citoplasma) se forman vacuolas ("burbujas") fruto de dichos cambios.
Los síntomas típicos de envenamiento incluyen tumefacción local, petequia, moretones y ampolladuras de la zona afectada, sangrado espontáneo sistémico de las encías y dentro de la piel, hemorragia subconjunctival y sangre incoagulable.
Este cuadro inexacto del AEH hizo que muchos pacientes padecieran mucho, ya que se les etiquetaba equivocadamente de desequilibrados y se les solía negar el tratamiento médico requerido para sus síntomas, que a menudo eran terriblemente dolorosos, en especial cuando la tumefacción se produce en aparato digestivo profundo, la vejiga o los órganos reproductivos.
Los síntomas más habituales de la infección se presentan a nivel regional como dolor y tumefacción de nódulos linfáticos, una condición denominada linfadenopatía regional.
En las hernias inguinales directas el contenido abdominal, en concreto el intestino delgado pasa a través de una debilidad de la musculatura abdominal y protruye en el área del triángulo de Hesselbach. Las hernias directas se presentan como una tumefacción ovalada, son reducibles y rara vez ingresan al escroto.
A veces, aparece tras una exposición reciente a alergenos (por ejemplo, cacahuetes) y la urticaria se desarrolla simultáneamente, pero en muchas ocasiones la causa es idiopática (desconocida). La tumefacción puede venir acompañada de prurito.
Los pacientes con AEH también pueden padecer episodios recurrentes (también denominados 'ataques') de tumefacción interna que provocan graves dolores abdominales, generalmente acompañados por vómito intenso, debilidad y en ciertos casos, diarrea acuosa y un exantema no eruptivo, sin prurito, con manchas de estructura circular.
Inicialmente, el término tumor, se aplicó a la tumefacción, hinchazón, "bulto" o aumento localizado de tamaño, en un órgano o tejido.