tullido


También se encuentra en: Sinónimos.

tullido, a

adj./ s. Que no puede mover el cuerpo o una parte de él quedó tullido de las piernas en un accidente. impedido, imposibilitado

tullido -da

 
adj.-s. Que ha perdido el movimiento del cuerpo o de uno de sus miembros.

tullido, -da

(tu'λiðo, -ða)
abreviación
persona o animal que está imposibilitado para moverse Después del accidente quedó tullido en la cama.

tullido, -da


sustantivo masculino-femenino
persona o animal que está imposibilitado para moverse Desde la lesión cerebral es un tullido.
Sinónimos

tullido

, tullida
adjetivo y sustantivo
Traducciones

tullido

aleijado

tullido

瘫痪

tullido

癱瘓

tullido

נכה

tullido

/a
A. ADJ (= lisiado) → crippled; (= paralizado) → paralysed
B. SM/Fcripple
Ejemplos ?
Quitóse un poco de barba que tenía, cubrióse un ojo con un parche, vendóse una pierna estrechamente, y, arrimándose a dos muletas, se convirtió en un pobre tullido: tal, que el más verdadero estropeado no se le igualaba.
Y allí se pusieron a anunciar la Buena Nueva. Había allí, sentado, un hombre tullido de pies, cojo de nacimiento y que nunca había andado.
“Ésos no son los jefes, sino un maniquí, un muñeco de madera”, dijeron ellos avanzando. Entonces saludaron: “Salud, Supremo Muerto. Salud, Principal Muerto. Salud, Extiende Tullido. Salud. Reúne Sangre.
El sumo sacerdote de este templo de Minerva yacía en su camilla de ruedas. Sobre ser Maestro de escuela, estaba tullido desde tiempo inmemorial.
Para los alumnos fue siempre una terrible y misteriosa adivinanza, cómo aquella cabeza de hombre pudiese estar encabada en "una cosa tan chiquita que ni cuerpo de cristiano parecía"; pues el bulto que presentaba bajo las delgadas mantas esta pobre humanidad de "El Tullido" por antonomasia, no era mayor que el de un rapazuelo de ocho años.
E innumerables badulaques lloraban a moco tendido cuando el embrollón enarboló el brazo de la enferma, que todavía está tullido, lo cual prueba que los hombres de ésta y de todas las generaciones tienen absoluta necesidad de creer en algo.
Un zorro entrado en años y medio tullido, que ya no sabía cómo hacer para ganarse la vida, tuvo una inspiración genial, divina. Colocó en un hoyito tapado con dos hojas de tuna un maslo de maíz, y esperó hincado por delante.
Y luégo, como el padre Cura le manifestase deseo de conocer su historia, El Tullido habló así: -A los siete meses de casao, me comprometí con los Herreras a iles a componer un molino, puallá a Volcanes, qu'es la cañada más fea y más enferma que hay.
Que uno que nació tullido de los pies desde el vientre de su madre, al cabo de cuarenta años se levantó sano en virtud de sola una palabra que los apóstoles le dijeron en nombre de Cristo.
nunca le oyeron mentira, nunca por oro ni plata; animoso, buen guerrero, muy gran feridor de espada, que a quien dábades de lleno tullido o muerto quedaba.
Ai mismo se me fue el mundo, y me aicidenté. El Tullido hizo una pausa, y el Cura una mueca que parecía un puchero. Por disimular su emoción, volvió a sacar lumbre y a encender.
El rocío nocturno, que tendía una red de aljófar y diamantes sobre la hierba, había empapado las ropas del labriego y penetrado hasta sus huecos secos y vetustos. Quiso incorporarse, y sintió agudísimos dolores; se encontraba tullido o poco menos.