tropezón


También se encuentra en: Sinónimos.

tropezón, a

1. adj. Que tropieza mucho, en especial las caballerías.
2. s. m. Acción y resultado de tropezar cayó al suelo por un tropezón en la escalera. tropezadura
3. COCINA Trozo pequeño de jamón u otro alimento que complementa a una comida sirvió una sopa con tropezones de huevo .
4. a tropezones loc. adv. Tropezando, con impedimentos y dilaciones.

tropezón

 
m. Tropiezo.
fig. y fam.Pedazo pequeño de jamón o legumbres.
A tropezones. loc. adv. Con impedimentos y tardanzas.

tropezón

(tɾope'θon)
sustantivo masculino
golpe involuntario dado con el pie contra un obstáculo que hace perder el equilibrio Se dio un tropezón por subir las escaleras rápidamente.
con dificultad y de manera discontinua Terminó su carrera universitaria a tropezones.
Sinónimos

tropezón

sustantivo masculino

tropezón:

traspiés
Traducciones

tropezón

stumble, slip, trip, bump

tropezón

náraz

tropezón

bump

tropezón

Plumps

tropezón

töyssy

tropezón

bosse

tropezón

sudar

tropezón

urto

tropezón

衝突

tropezón

충돌

tropezón

buil

tropezón

hump

tropezón

uderzenie

tropezón

pancada surda

tropezón

stöt

tropezón

การชน

tropezón

çarpma

tropezón

sự va mạnh

tropezón

撞击

tropezón

SM
1. (= traspié) → trip, stumble
dar un tropezónto trip, stumble
hablar a tropezonesto speak jerkily, speak falteringly
proceder a tropezónesto proceed by fits and starts
2. (= equivocación) → slip, blunder; (moral) → lapse
3. tropezones (Culin) small pieces of food added to soup
Ejemplos ?
Su campo es El Malecón, con un aforo actual de 11.000 espectadores, esta pendiente de una reforma integral desde hace varios años. El Tropezón de Tanos, que disputa sus partidos en el campo municipal de Santa Ana.
En 1927, volvió a actuar en el Teatro Maipo junto a Elías Alippi y Sofía Bozán interpretando el tango «Un tropezón» y en una oportunidad, fue escuchada por Carlos Gardel —considerado el mayor exponente del tango— que comentó que no le agradaba su forma de cantar.
Entre ellos: Paso Chajarí -Tagüé -Tacuabé -Ex Sociedad Rural -Angelita Tagliapietra -Coronel Guarumba -San Isidro -Retobo -El Naranjal -San Clemente -1º de Mayo -Aeroclub -Villa Anita -Estación -Centro -La Tablada -San José Obrero -Velez Sarsfield -Centenario -Pancho Ramirez -Villa Alejandrina -Pinar-100 viviendas- -Salto -Santa Rosa -Tropezón -Parque -Chaco -Sacachispas -50 viviendas -Las Latas -El Infierno -Militar -Al Sur- Los Trifolios- Eva Perón- Norte- Belén La ciudad se monta sobre un terreno llano con leves ondulaciones.
A nivel local la Gimnástica disputa derbis con otros equipos del municipio como el Club Deportivo Tropezón de Tanos o el Barreda Balompié.
Cuenta con los parajes de: Los Claveles, El Tropezón, La Pichana, Línea Ancha, Salto de Las Rosas, La Correína, Calle Larga, Atuel Norte, Tres Esquinas.
Los siguientes son pueblos o ciudades con una población de 1000 o más personas (datos del censo del año 2011): Otras localidades con menos de 1000 habitantes son: Además de estas localidades, en 2013 a través de las directrices departamentales de ordenamiento territorial y desarrollo sostenible del departamento de San José, fueron categorizadas las siguientes localidades como urbanas: Laurel Cagancha Chamizo Sena (ruta 3 km 75) Tropezón Pavón Posee playas templadas y de arena fina, destacándose Kiyú, Playa Pascual y Boca del Cufré, esta última en la desembocadura del arroyo del mismo nombre y que es navegable en parte de su extensión.
Había una en Maitenes en el sector de La Ermita, la siguiente estaba en la Plaza San Enrique. Seguía la Posada "El Tropezón" que estaba en la conjunción de la Avenida Apoquindo con Avenida Las Condes.
l Tropezón (también conocida como Cañada Seca o Cañada Seca Salto de la Rosas) es una localidad argentina del Departamento San Rafael, provincia de Mendoza.
Y el pueblo se impacientaba; y los sayones, comprendiendo aquella impaciencia, azuzaron al jumento que echó a correr; ¡y como corriera con violencia dio un terrible tropezón que lo echó de bruces y me despertó!
Sin duda así saldremos de esto que he llamado tropezón, que no quiero que se convierta en caída, porque a nadie, a ninguno de nosotros nos conviene, ni siquiera a los que compran o turistean en el extranjero, a los que adquieren el contrabando ni siquiera a ellos.
Desde entonces ella llevó en la casa los pantalones, y él fue el más fiel de los maridos de que hacen mención las historias sagradas y profanas, como que sabía que le iba la pelleja en el primer tropezón en que lo pillase madama.
Pues don Juan Ruiz de Somocurcio se convertía en tempestad deshecha, y todo se le volvía gritar: «¡Rayos y truenos! ¡Malo centella te parta, tunante!» ¿Daba un tropezón y se lastimaba un callo?