tropel

(redireccionado de tropeles)

tropel

(Del fr. ant. tropel.)
1. s. m. Conjunto de personas, animales o cosas que se mueven en desorden y con rapidez había un tropel de gente en las calles. legión, muchedumbre, tropa
2. Conjunto desordenado de cosas recoge el tropel de libros que hay sobre tu mesa. desorden, remolino
3. Aceleramiento confuso y desordenado. precipitación
4. HISTORIA Una de las partes en que se dividía el ejército en la antigua milicia.
5. de o en tropel loc. adv. 1. Con movimiento rápido y violento: el ganado salió en tropel del cercado.2. Yendo muchas personas juntas y sin orden: fuimos en tropel a visitarle al hospital.

tropel

 
m. Movimiento acelerado, ruidoso y desordenado de varias personas o cosas.
Conjunto de cosas desordenadas.
Aceleramiento confuso.
De, o en, tropel. loc. adv. Con movimiento acelerado y violento; yendo muchos y sin orden.

tropel

(tɾo'pel)
sustantivo masculino
conjunto numeroso de personas o animales que se mueven en grupo de forma rápida y desordenada un tropel de caballos salvajes
a. indica que algo se hace u ocurre de manera desordenada Los compradores llegaron en tropel al centro comercial para aprovechar la liquidación.
b. indica que algo se hace u ocurre de manera violenta Los recuerdos confluían en tropel a su mente.
Traducciones

tropel

Haufen

tropel

SM
1. (= gentío) → mob, crowd
acudir en tropelto crowd in, come en masse
2. (= revoltijo) → mess, jumble
3. (= prisa) → rush, haste
Ejemplos ?
En las primeras horas de la tarde, ingresan por la parte sur de la ciudad tropeles de mulas, asnos y llamas (alrededor de 300 animales), vistosamente enjaezadas con cintas multicolores y provistas de esquilas y campanillas al cuello, cargando gran cantidad de Chamizo (retama seca).
La Dirección Nacional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas diseñó la puerta para seguir con el estilo arquitectónico del palacio, con tropeles de bronce y una mirilla de fierro forjado.
Hago voto por el imperio de la justicia, la legalidad y la paz." Cuentos, Editorial Nicaragüense, Managua, 1963 Tiempo de fulgor, novela, Editorial Universitaria de Guatemala, 1970 De tropeles y tropelías, cuentos, 1971 Charles Atlas también muere, cuentos, Editorial Joaquín Mortiz, México, 1976 ¿Te dio miedo la sangre?, novela, Monte Ávila Editores, 1977 (reeditado en 1998 por la Editorial Anama, Managua) Heiliger Bimbam (novela, 1984), en: Erkundungen.
¡Oh, cómo, cisne de Sulmona, brindaras allí nuevos fastos, celebrarías nuevos ritos y ceñirías la corona lírica por los campos vastos y los sembrados infinitos! Otros Evandros de América juntarán arcádicos lauros mientras van en fuga quimérica otros tropeles de centauros.
Y eso, a una lumbre lívida de lámpara de aceite, tomaba ante mis ojos aspectos inauditos cuando, como un relámpago miré pasar tropeles confusos y oí los rudos gritos con que azuzaban en el bosque oculto sus ágiles lebreles los manes de la Envidia y el Insulto...
¡Oh, cuántas veces, cuántas veces oí los sones de las sirenas líricas en los clásicos mares! ¡Y cuántas he mirado tropeles de tritones y cortejos de ninfas ceñidas de azahares!
Ya de por sí la composición del cuadro ofrecía material para una obra más que buena; la ciudad incendiada, con la torre de la iglesia que se derrumba; la montaña vomitando fuego; la marina con sus buques fantasmas; la colina, cuya verde superficie gravita sobre los cuatro agazapados gigantes; las ruinas de la torre, en cuya oscura capilla arde la lampara eternal; los muros de la fortaleza, entre cuyas almenas se aglomeran tropeles de hombres armados, y a trechos, para recreo de la vista, verdes praderas y bosques.
Cuando se hastiaba de la ciudad bullente, iba de caza atronando el bosque con sus tropeles; y hacía salir de sus nidos a las aves asustadas, y el vocerío repercutía en lo más escondido de las cavernas.
93 ¡O miedo mundano!, que tú nos compeles grandes plazeres fingir por pesares, que muchos Enteles fagamos ya Dares e muchos de Dares fagamos Enteles; fazemos de pocos muy grandes tropeles, buenos nos fazes llamar los viçiosos, notar los crueles por muy pïadosos e los pïadosos por mucho crueles.
Numerosas eran las tribus que se habían fundado, cada una reuniéndose, cada una de las fracciones de tribus que iban en tropeles por los caminos, los caminos se manifestaban.
Pero Niño, ricohombre de León estaba al frente de la Costanera derecha. Tropeles montañeses de las provincias Vascongadas, de las Asturias de Oviedo y de Santillana, y de las Tierras de Órdenes Militares.
(7:36) Aunque Sirácides no sabe cómo retribuirá Dios a cada uno según sus obras, señala que "Henoc agradó a Dios y fue arrebatado, ejemplo de ciencia para las naciones" (44:16) y Elías fue "arrebatado al cielo en un torbellino, entre tropeles de fuego" (48:9).