trompo


También se encuentra en: Sinónimos.

trompo

1. s. m. JUEGOS Juguete de madera o de otro material de forma cónica y acabado en punta que se enrolla con una cuerda y se azota para hacerlo bailar el trompo fue rodando de un lado a otro de la sala. peón, peonza
2. ZOOLOGÍA Molusco gasterópodo marino de concha gruesa y cónica que vive en las costas ibéricas.
NOTA: Nombre científico: (Calliostoma, Gibula, Monodonta y Trochus.)

trompo

 
m. Peón (juguete).
Peonza.
Bolo (hombre ignorante).
zool. Molusco gasterópodo marino (Calliostoma zizyphinum), de concha cónica y gruesa, de colores vistosos.

trompo

('tɾompo)
sustantivo masculino
1. juguete cónico que gira sobre sí mismo El niño se divertía haciendo girar un trompo de colores.
2. vuelta que da un vehículo sobre sí mismo al derrapar El automóvil dio varios trompos antes de volcar.
Sinónimos

trompo

sustantivo masculino
Traducciones

trompo

top, gyroscope

trompo

Kreisel

trompo

toupie

trompo

SM
1. (= juguete) → spinning top
ponerse como un trompoto stuff o.s., eat to bursting point
trompo de músicahumming top
2. (Aut) 180 degree turn or skid
3. (Dep) → spin
4. (LAm) (= desmañado) → clumsy person; (= bailador) → rotten dancer
5. (Esp) (= dinero) → 1000-peseta note
Ejemplos ?
Carve Los muchachos siempre fueron aficionados a la pelota, sin perjuicio del hoyito, del trompo y aún algunos de la taba, haciendo caso omiso de la pandorga.
Y seguir apuntando lo que es y lo que no es la Tradición, sería el cuento de la buena pipa ó de nunca acabar. Como usted, amigo Pastor, es de los que le sacan púa al trompo y saben rezar el Credo...
Y danzaban riendo, diciéndose cosas picarescas y chistosas, burlándose dulcemente las jóvenes de las viejas, que no eran las menos decididas para dar brincos y jalearse. -¡Ay, mire sor Gertrudis, qué vueltas! Parece un trompo. -¡Y qué lindos pies que luce!
Su hermanito contaba hallar una pareja de bueyes de cartón y una carreta; además una escopeta de esas que disparan bolitas de papel a manera de balas; un trompo y otras cosas.
Como tenía algunos cuartos, compró un trompo; pero no era muy diestro en su manejo, y el trompo, en vez de bailar en el suelo, pegó un brinco y rompió uno de los vidrios de la tienda de un zapatero que salió con el tirapié.
Había el que esto escribe salido de la edad del babador y el mameluco y entrado en la del cuartillo de barragán y la mataperrada, cuando una tarde, caminito de la escuela, ocurriole llegar a la tienda de las Pantojas y gastar la peseta dominguera en un trompo, un balero y un piporro.
¡Que no! Por la falta de cabuya no bailo mi trompo yo». Y en fin, casi todos los tipos populares de la ciudad figuraban en efigie en el nacimiento de Barbones.
— ¡Oh, claro, claro, claro! Se da trato de cuerda, que es lo infantil, y el trompo de música resuena. Pero la guillotina, una mañana fresca...
En cuanto a Guillermo de Prusia, acostumbrado desde chiquitín al vo- mipurga de la cerveza alemana y a intoxicarse con el tósigo de los cigarros hamburgueses, conservó toda la sangre fría, y sablazo por aquí y cañonazo por allá, cerró la noche, y don Napoleón pidió alafia. Báileme usted este trompo en la uña y dígame si es pajita.
Si a esto añadimos que el padre de la joven, al pasar a mejor vida en 1637, la había dejado bajo el amparo de una tía sesentona y achacosa, legándole un decente caudal, bien podrá creérsenos, sin juramento previo y como si lo testificaran gilitos descalzos, que no eran pocos los niños que andaban tras del trompo, hostigando a la muchacha con palabras de almíbar, besos hipotéticos, serenatas, billetes y demás embolismos con los que, desde que el mundo empezó a civilizarse, sabernos los del sexo feo dar guerra a las novicias y hasta a las catedráticas en el ars amandi.
Se había escapado de su cama descalza; echó algo sobre la mía, y me dijo volviéndose a la carrera y de puntitas como había entrado: –Oye, los dos centavos para ti, y el trompo también te lo regalo...
(Se va cantando) : «El pañuelo que me diste, lo eché al campo a juntar flores... Conmigo son las promesas y con otros los amores»... i Barajá ese trompo en la uña!... FORTUNATO.