triunfalismo

triunfalismo

s. m. Actitud de la persona que demuestra una confianza excesiva en sí misma su triunfalismo es ofensivo para los demás . derrotismo

triunfalismo

 
m. Actitud u opinión exageradamente halagüeña que un individuo o una sociedad tienen de sí mismos, o de aquello que se anuncia o comenta.
Manifestación pomposa de esta actitud u opinión.

triunfalismo

(tɾjunfa'lizmo)
sustantivo masculino
derrotismo actitud exagerada de una persona que confía mucho en sí misma Su triunfalismo lo hacía sentirse superior.
Traducciones

triunfalismo

trionfalismo

triunfalismo

triomfalisme

triunfalismo

triumphalism

triunfalismo

SM
1. [de persona] (= optimismo) → euphoria, excessive optimism; (= petulancia) → smugness, over-confidence, triumphalism
lo digo sin triunfalismosI say it without wishing to gloat
2. [de país] → jingoism
Ejemplos ?
He sido creo, el primero en advertir contra cualquier forma de triunfalismo, yo creo que en este momento o en cualquier momento un triunfalismo ofende a la gente.
Los patrocinadores de los atrevidos navegantes del espacio se sintieron orgullosos de ser ya (habían llegado primero que la competencia…) los dueños de la luna (Marte), y próximamente, en un extremo de la ambición y triunfalismo (Somos invencibles.), del Universo y todas sus galaxias.
Hemos, en fin, logrado algunas cosas muy importantes, pues, que nos permiten ver hacia adelante con un poco más de confianza, eso no quiere decir de ninguna manera, y algo que trataré de hacer en todo mi gobierno, es no caer en triunfalismos, eso sería absurdo, y el triunfalismo, pues, es casi burlarse de la gente, del obrero que hoy no tiene trabajo, del empresario pequeño y mediano que está sufriendo para pagar los intereses en el banco o para cumplir con sus obligaciones fiscales.
Destaca su triunfalismo de posguerra en su trilogía de la Guerra Civil, donde narra con estilo apasionado y fanático los combates y las victorias del bando franquista.
El tercer movimiento comienza con un acorde importante del coro y un breve arrebato de triunfalismo, y concluye en una fuga que la liga directamente al cuarto movimiento, que es similar al segundo, pero en el cual se van agregando los instrumentos de a uno.
En un comienzo, este empate fue visto en Chile como una derrota después del triunfalismo que se respiraba en la Cancillería días antes de la votación.
La pastoral del cardenal primado Isidro Gomá «Lecciones de la guerra y deberes de la paz» publicada el 8 de agosto en el boletín de la archidiócesis de Toledo fue prohibida su difusión en el resto de medios de la Iglesia y por la prensa porque, entre otras razones, se sugería el perdón de los vencidos, lo que indignó a Franco empeñado en mantener «un espíritu de triunfalismo combativo».
Aunque fue proyectada durante la época de Stalin, no pudo ser inaugurada hasta después de la muerte de éste, en consecuencia, la arquitectura de las estaciones de esta línea reflejan la filosofía staliniana, mezclando la grandiosidad y el triunfalismo del régimen con el barroco y el realismo socialista.
cuyo territorio aún no habían ampliado, y la biografía de su tumba relata su ofensiva en el corazón de la región tebana: A pesar del triunfalismo es posible que en estas luchas no venciera ninguno de los bandos, porque después de informar de la huida de los tebanos ante su ejército comenta, en referencia directa a la hambruna que asolaba en ese momento: A la muerte de Anjtifi finalmente cayó el Sur, o bien se alió al rey de Tebas.
En los reinos cristianos, Lepanto causó una oleada de triunfalismo; sin embargo la campaña de 1572 no fue productiva y la Liga se disolvió al año siguiente, cuando Venecia se vio obligada a firmar un nuevo tratado con el Sultán por el que pagaba 300.000 ducados que había costado la expedición a Chipre, quedando liberada de los 8.000 ducados anuales que había pagado como tributo anual.
Como contraparte al triunfalismo de la Web 2.0 se encuentran: la carencia de un auténtico modelo de negocio asociado al éxito de consumo; las irresueltas violaciones al copyright; la escasa consolidación de formas alternativas de construcción del conocimiento comunitario; la alfabetización digital y sus zonas de exclusión; el ruido y la indigencia informativa como paradoja del exceso de información; el amateurismo como bandera de los bullshitters y predicadores que promueven la sobrevaloración del periodismo colaborativo; y las limitaciones del preferential attachment de la ciencia de las redes para crear un flujo más democrático en la construcción y visibilidad de los nodos.
Luego de deliberar un fin de semana en un convento ubicado en Génova y en un clima de falso triunfalismo, todos los montoneros presentes, incluidos Roberto Perdía, Galimberti y Miguel Bonasso, aprobaron por unanimidad iniciar la Campaña de Contraofensiva Estratégica Comandante Carlos Hobert, pues consideraron que ya estaban dadas las condiciones «para terminar de derrotar a la dictadura».