triste


También se encuentra en: Sinónimos.

triste

(Del lat. tristis.)
1. adj. Que siente pena se quedó muy triste al saber que no vendrías; hace días que está triste. afligido, apesadumbrado
2. Que tiene un carácter melancólico es un hombre triste. melancólico
3. Que expresa pena o melancolía algo le pasa porque tiene los ojos tristes. risueño, alegre
4. Que causa pena fue una noticia triste para todos nosotros; es triste ver el hambre que hay en el mundo.
5. Que se ha hecho con pesadumbre fue una ceremonia triste y casi desagradable. pesaroso
6. Que es difícil de soportar o molesto es triste saber que no volveremos a verle. doloroso, enojoso
7. Que es insuficiente o nada eficaz aunque les pase a los demás, es un triste consuelo. ineficaz, insignificante
8. s. m. Amér. Merid. Composición popular en décimas, de tema amoroso, que se canta al son de la guitarra.

triste

 
adj. Afligido, melancólico, apesadumbrado.
De carácter melancólico.
fig.Que denota u ocasiona pesadumbre.
Pasado o hecho con pesadumbre.
Deplorable.
Doloroso, enojoso.
Insignificante, mísero, ineficaz. En esta acep. suele ir antepuesto al sustantivo: un t. empleado, a diferencia de un empleado t.
m. (Amér.) mús. Composición poética en décimas que se canta al son de la guitarra.

triste

('tɾiste)
abreviación
1. persona alegre que siente tristeza, aflicción y pena Estoy muy triste desde que se fue.
2. que es melancólico y pesimista Tiene un modo de ser triste y meditabundo.
3. cosa que es apagada u oscura y comunica una sensación de tristeza La casa de campo era triste, fría y parecía que iba a caerse.
4. que produce tristeza o pena Vimos una película muy triste y nos la pasamos llorando.
5. tiene valor de intensificador No sirvieron ni un triste aperitivo.
Sinónimos

triste

adjetivo
1 afligido, melancólico, apenado, apesadumbrado, atribulado, abatido, lánguido, apagado, alicaído, decaído*, desanimado, desalentado, aliquebrado, disgustado*, demacrado*.
Triste, desanimado y desalentado son términos que se aplican a las personas o a su estado de ánimo; alguien está alicaído, aliquebrado y decaído física o moralmente, por ejemplo: se ha quedado muy alicaído después de la enfermedad; está muy alicaído con todos sus problemas.
2 funesto, aciago, infausto, desgraciado, infortunado.
Tratándose de accidentes o de desgracias similares.
3 deplorable, lamentable, doloroso, enojoso.
Se aplican a las situaciones que causan tristeza o mueven a enojo: es triste verse en la calle después de tantos años en la empresa.
4 gris, apagado, lánguido.
Tratándose de personas que, en sus acciones, demuestran poca energía o poco entusiasmo. También se dice a propósito del mal tiempo o de los colores poco vistosos.
5 insignificante, mísero, ineficaz.
En esta acepción, el adjetivo triste suele ir antepuesto al sustantivo: un triste empleado, un triste soldado, un triste jornal; a diferencia de: un empleado triste, etc.
Traducciones

triste

smutný, zarmoucený

triste

ked af det

triste

pahoillaan, surullinen

triste

tužan, žao mi je

triste

寂しく思う, 悲しい

triste

슬픈, 유감스러운

triste

ledsen

triste

เศร้า, เสียใจ เศร้า

triste

buồn rầu, thương tiếc

triste

Тъжен

triste

עצוב

triste

A. ADJ
1. (= entristecido) [persona] → sad; (= desgraciado) → miserable; [carácter] → gloomy, melancholy
poner triste a algnto make sb sad, make sb unhappy, make sb miserable
me puse muy triste cuando me enteré de la noticiaI was very sad when I heard the news
2. (= entristecedor) [noticia, canción] → sad; [paisaje] → dismal, desolate; [cuarto] → gloomy
3. (= mustio) [flor] → withered
4. (= lamentable) → sad, sorry
es triste verle asíit is sad to see him like that
es triste no poder irit's a pity o shame we can't go
hizo un triste papelhe cut a sorry figure
la triste verdad es quethe sad truth is that ...
5. (= insignificante) → miserable
no queda sino un triste peniquethere's just one miserable penny left
me dieron un triste trozo de pan para comerthey gave me a miserable piece of bread for lunch
6. (Andes) (= tímido) → shy, timid
B. SM (LAm) (= canción) → sad love song

triste

a. sad, sorrowful.

triste

adj sad
Ejemplos ?
La carta era del abogado o asesor de la difunta Generala, y decía así: "Señorita doña Angustias Barbastro: Acabo de recibir extraoficialmente la triste noticia del óbito de su señora madre (Q.S.G.H.), y acompaño a usted en su legítimo sentimiento, deseándole fuerzas físicas y morales para sufrir tan inapelable y rudo golpe de la Superioridad que regula los destinos humanos.
¡déjeme usted en paz o écheme mañana solimán en el chocolate! El día que don Jorge de Córdoba pronunció estas palabras, Angustias no se sonrió, sino que se puso grave y triste...
¡Lo que aquí pasa, hablando mal y pronto, es que no puedo casarme con usted, ni vivir de otro modo en su compañía, ni abandonarla a su triste suerte...
Había surgido de la bruma como un fantasma de piedra y, a pesar de la rigidez de su arquitectura, a pesar del vaho triste y fantástico que lo envolvía, reconocí enseguida un cierto aire de hospitalidad cordial que me serenó el espíritu.
Levantéme muy quedito y, habiendo en el día pensado lo que había de hacer y dejado un cuchillo viejo que por allí andaba en parte do le hallase, voyme al triste arcaz, y por do había mirado tener menos defensa le acometí con el cuchillo, que a manera de barreno dél usé.
¡En una caja así, tan preciosa, nos hubiesen llevado a nosotras, enfelices, que nos hemos pasado la vida sudando para ganar el triste comer!
¡Mas me hubiera valido que me dejase morir en la mitad de la calle!... ¡Es muy triste aborrecer, o no poder tratar como Dios manda, a la persona que nos ha salvado la vida, exponiendo la suya!
Este mensaje a mi en primer lugar me dirigieron las diosas, las Musas Olímpicas, hijas de Zeus portador de la égida: "¡Pastores del campo, triste oprobio, vientres tan solo!
-Basta de reyes y de Reinas, mi Capitán... -pronunció Angustias con el triste reposo de la desesperación-. Usted no es, ni puede ser para mí otra cosa que un excelente amigo de los buenos tiempos, a quien siempre recordaré con gusto.
Y desdeñando ofertas y llorando sus pesadumbres en los brazos de su vieja, ganándose el sustento en el corralón de Los Cristos seguía Rosario, cuando una noche en que, rendida por el trabajo y acongojada por la enfermedad del Cachete, de la cual desde un principio había tenido noticia, dormitaba reclinada contra la pared sin osar hablar a su madre de lo que le dolía en el corazón, empujó suavemente la puerta de la sala el Cachiporra y sin, en aquella ocasión, solicitar el necesario permiso, colóse de rondón en ella, con el sombrero encasquetado hasta casi los ojos, las manos en los bolsillos de la cien y cien veces zurcida chaqueta y la cara triste y la expresión meditabunda.
-Eso es lo que sa menester, y asín no pasará lo que podría pasar, que no es el de los Espolones ni manco ni triste, y menos tratándose de ti, que eres pa él las alas de su corazón y la alegría de su pensamiento.
He aquí, mi querido Cebes, mi apología para sincerarme ante vosotros al abandonaros, y al separarme de los dueños de este mundo no estar triste ni disgustado, en la esperanza de que allí, no menos que aquí, encontraré buenos amigos y buenos señores, que es lo que el pueblo no sabría imaginar.