trillo


También se encuentra en: Sinónimos.

trillo

(Del lat. tribulum.)
1. s. m. AGRICULTURA Instrumento agrícola que consiste en un tablón con pedazos de pedernal o cuchillas de acero encajadas en su cara inferior, que arrastrado por una bestia de tiro, sirve para trillar la mies tendida en la era. trilla, trilladera
2. Amér. Central y Merid. Senda o camino angosto abierto, en general, por el continuo tránsito de peatones.

trillo

 
m. Instrumento para trillar que consiste en un tablón en el que están encajados pedazos de pedernal o cuchillitas de acero.
Traducciones

trillo

wandelpad

trillo

جاروشة

trillo

senderó, trill

trillo

cestička

trillo

sti

trillo

Dreschschlitten, Fußweg, Pfad, Steg, Steig

trillo

threshing-board, trail

trillo

vojeto

trillo

polku

trillo

picaïre, planche à battre, planche à dépiquer, sentier, traîneau à dépiquer

trillo

מורג

trillo

sentiero

trillo

pad

trillo

trilho, trillo

trillo

gång, stig, stråt

trillo

njia

trillo

SM
1. (= máquina) → threshing machine
2. (CAm, Caribe) (= sendero) → path, track
Ejemplos ?
l trino es un adorno musical que consiste en una rápida alternancia entre dos notas adyacentes, por lo general a un semitono o un tono de distancia, que puede ser identificado por el contexto del trino. En otros idiomas se utilizan términos como trill en inglés, trillo en italiano, trille en francés y triller en alemán.
La caída del Imperio, las irrupciones de los vándalos y de los godos, la dominación de árabes, han pasado como un trillo sobre la frente de Mérida, y no han sido bastantes a allanar y nivelar su suelo, incrustado de colosales bellezas romanas.
ALCARRIA BAJA: Alcocer, Alhóndiga, Alique, Alocén, Arbeteta, Armallones, Auñón, Azañón, Berninches, Budia, Casasana, Castilforte, Cereceda, Corcoles, Chillarón del Rey, Duron, Escamilla, Hontanillas, Mantiel, Millána, Morillejo, Olivar (El), Pareja, Peñalén, Peralveche, Poveda de la Sierra, Poyos, Puerta, Recuenco (El), Sacedón, Salmerón, Trillo, Valtablado del Río, Viana Mondéjar, Villanueva de Alcorón, Zaorejas.
Quiero un hombre, quiero un hombre d'estos hombres ya curtíos por el frío del invierno, y tostaos por el sol del meyodía, y bañaos po las aguas de febrero, y besaos po la luna cuando duermen en las eras, junt'al trillo, cara'l cielo.
En el Puerto de la Cruz, a 29 de mayo de 1.983 Firmantes : Angel Francisco Rodriguez Barreda, Purificación Gonzalez de la Blanca, Jose Antonio Errejón Villacieros, Catalina Brennan Maza, Vicente Jiménez Mesa, Jesús Hernández Bienes, Imre de Boroviczény, Jane Patricia Spencer, Miguel Delibes de Castro, Isabel Mateos Guilarte, Jose Antonio Pascual Trillo, José Gómez Manzano, Jose Carlos Carballo Hernández, Guillermo Batista Crespo, Leopoldo O´Shanahan Roca, Megaly Rodriguez Costas.
Gozábanse los ojos a lo lejos por la extensión del campo solitaria en la varia ilusión de sus reflejos, que iluminaban la campiña varia: y allá se distinguía por la fértil llanura del granado y naranjo la verdura, y el campo igual, voluble y amarillo de la pajiza mies ya sazonada, y mucha parte en haces preparada para el áspero trillo, que de la caña inútil va a separar el grano auxiliado del céfiro liviano.
En carro que estival trillo parece, A sus campañas Ceres no perdona, De cuyas siempre fértiles espigas Las provincias de Europa son hormigas.
15 He aquí que yo te he puesto por trillo, trillo nuevo, lleno de dientes: trillarás montes y los molerás, y collados tornarás en tamo.
Una deshecha borrasca apartó al nuevo expedicionario del litoral de África, arrojándole en medio de aquel mar desconocido que se perdía en Occidente; pero ni aun así fue estéril este viaje, pues cuando abonanzó el tiempo, Zarco descubrió una isla desierta, a la que llamó Porto-Santo, cuyo señorío le cedió don Enrique para que, en unión de Bartolomé Trillo y Tristán Bax Tejeira la poblase y le diese cultivo.
Como la perra no le saca la curiosidad, el ciego se arrima al alambrado, palpa un poste, nota que es de hierro y sabe que la estancia está cerca. Vuelve al trillo por respeto al cardal y avanza.
Les mira. Son muchos aún. "Cuánto, cuánto, habrá dejado un par de docenas pa señalar el trillo". No dispone de tiempo "pa" más cuentas.
Dafnis se quedó con Napé, haciendo andar a los bueyes sobre la parva y desmenuzando espigas con el trillo, mientras que Dryas, después de guardar la bolsa y el dinero, se fue más que deprisa a ver a Lamón y a Mirtale, contra todo uso y costumbre, para pedirles al novio.