tremendamente

Traducciones

tremendamente

جِداً

tremendamente

hrozně

tremendamente

rædselsfuldt

tremendamente

furchtbar

tremendamente

φοβερά

tremendamente

awfully

tremendamente

kauhean

tremendamente

affreusement

tremendamente

strašno

tremendamente

ひどく

tremendamente

몹시

tremendamente

ontzettend

tremendamente

fryktelig

tremendamente

strasznie

tremendamente

horrivelmente

tremendamente

ужасно

tremendamente

hemskt

tremendamente

อย่างเลวร้าย

tremendamente

son derece

tremendamente

khủng khiếp

tremendamente

非常

tremendamente

ADVtremendously
Ejemplos ?
Las PDAs de hoy en día traen multitud de comunicaciones inalámbricas (Bluetooth, Wi-Fi, IrDA (infrarrojos), GPS...) que los hace tremendamente atractivos hasta para cosas tan inverosímiles como su uso para domótica o como navegadores GPS.
La temporada resultó muy decepcionante, y mal empezó al caer humillados en el Trofeo Naranja contra el Real Madrid. La campaña fue tremendamente irregular, llegando a ser 18º en la 10ª jornada y 4º en la 26ª jornada.
Las emulsiones explosivas son del tipo denominado en las que la fase acuosa está compuesta por sales inorgánicas oxidantes disueltas en agua y la fase aceitosa por un combustible líquido inmiscible con el agua del tipo hidrocarbonado. Tremendamente potentes, están prohibidos para uso comercial, solo lo utilizan los ejércitos de países tecnológicamente desarrollados.
El 1 de julio el general Mariano Montilla le informó al Libertador del asesinato del Gran Mariscal de Ayacucho, noticia que desmoronó tremendamente a Bolívar.
Se convirtió en profesor de Matemáticas en la Universidad de Whitman en Walla-Walla, Washington. Magic: el encuentro se volvió tremendamente popular luego de su lanzamiento en 1993.
Al final de la película, Chaplin sorprende con un manifiesto tremendamente emotivo donde expone el horror de la guerra y lo terrible que es para las personas estar sometidas bajo la figura de un dictador.
Sus seguidores afirman que en sus obras brilla una sensibilidad intuitiva que seguramente hubiese cuajado en formidable talento, brillan los inicios primarios de un don tremendamente escaso: la genialidad.
Aurore reconoció su falta, pues es falta murmurar contra la Providencia, y se dijo a sí misma: «Si el príncipe Ingénu no quiere casarse conmigo porque ya no soy bella, es sin duda porque no habría sido feliz con él.» Mientras tanto, la pastora le lavó la cara y le retiró numerosas espinas que se le habían quedado clavadas. A la mañana siguiente, Aurore estaba horrible pues su rostro estaba tremendamente hinchado y no se le veían los ojos.
Figuraba entre los concurrentes una chiquilla lindísima, pero terriblemente orgullosa; los criados le habían metido el orgullo en el cuerpo, no sus padres, demasiado sensatos para hacerlo. El padre era chambelán, y éste es un cargo tremendamente importante, como ella sabía muy bien.
Los censores habían prohibido a los flautistas que celebrasen su banquete anual en el templo de Júpiter, privilegio del que gozaban desde la antigüedad. Tremendamente disgustados, se marcharon en bloque a Tívoli y no quedó ninguno en la ciudad para actuar en los ritos sacrificiales.
Al recobrar el conocimiento, a la mañana siguiente, se vio caído en el suelo de su cuarto de estudio, completamente vestido. Estaba cubierto de suciedad y telarañas, y le dolía su cuerpo tremendamente magullado.
--continuó Alicia, no por inventar otra adivinanza sino simplemente porque estaba de verdad preocupada por la extraña criatura. --¡Ese muro es tan estrecho! --¡Pero qué adivinanzas tan tremendamente fáciles que me estás proponiendo! --gruñó Humpty Dumpty.