tratarse


Búsquedas relacionadas con tratarse: llevar, quedar, tratar de

tratarse

(tɾa'taɾse)
verbo pronominal
tener relación una persona con otra Se trata mucho con sus vecinos.
Ejemplos ?
¡Yo he sabido morir del modo más afrentoso; pero al tratarse de nacer, busqué dulzura y amor; nací entre sencillos pastores, no entre lobos carniceros!
-Pos cuando venga el otro, le dices que tu compañero se distrajo y lo vendió, sin que tú ni tan siquiera te enteraras. -No; lo que yo puedo hacer por ti, y por tratarse de ti, es venderte uno de los dos cortes.
Creemos, porque con este mismo criterio distintivo, al glosarse los informes presidenciales, deberá tratarse aparte lo relativo al Distrito Federal.
El texto de la enmienda propuesta, así como su motivación, será comunicado a la Secretaría con una antelación no menor de 150 días a la fecha de la reunión en la que ha de tratarse, y será comunicado sin dilación por la Secretaría a todas las Partes.
No se podrá obligar a trabajar a las personas protegidas, a no ser que tengan más de dieciocho años; sólo podrá tratarse, sin embargo, de trabajos que requieran las necesidades del ejército de ocupación o los servicios de interés público, la alimentación, el alojamiento, la vestimenta, el transporte o la salud de la población del país ocupado.
Era maravilloso mirarla; tendió la mano al mozo, y éste quedó mucho más persuadido aún de que no podía tratarse de una perversa hechicera, como sostenía la gente.
He dicho que aquello hacía pensar en sollozos o suspiros, pero muy bien podía tratarse de otra cosa; más bien cabía pensar en una ilusión auditiva.
Por supuesto, nada había en esto que justificara un rumor de sollozos; repito, pues, que debía tratarse de una alucinación de mi mente, excitada por el té verde del excelente capitán Hardy.
En primer término me dirigí a los que tú más estimas, preguntándoles qué objeto debería tratarse después de tales razonamientos e interpelándoles de este modo según tu método: ¡Oh mis excelentes amigos!
Debía tratarse de una enfermedad natural..., aunque resultaba imposible conjeturar qué clase de enfermedad producía aquellos terribles resultados.
Dentro de la clasificación por géneros de las obras de Shakespeare, The Tempest está considerada un romance, puesto que a pesar de tratarse de una historia de traición y venganza, además de tener raíces clásicas, y multitud de elementos mágicos, los enfrentamientos y problemas que se desarrollan en la obra se resuelven.
Entonces, lleno de piedad, se consagró apasionadamente a su hermano; circunstancia extraña y dulce esta de los afectos humanitarios en alguien que, como él, sólo se había hasta entonces preocupado por los libros. Aquel afecto se desarrolló de una manera singular y, por tratarse de un alma nueva, fue casi como un primer amor.