tratadista

(redireccionado de tratadistas)

tratadista

s. m. y f. Autor de un tratado sobre una materia concreta es un tratadista de historia medieval.

tratadista

 
com. Autor que escribe tratados.
Traducciones

tratadista

SMFwriter (of a treatise)
Ejemplos ?
Está escrito en una lengua pura y castiza, pero sus muchas sucesivas reimpresiones han visto como el texto se cubría de interpolaciones y modernizaciones. Influyó en la obra de varios tratadistas extranjeros (Olivier, Galo, Hartliben, Heresbach etcétera).
Lo que parece seguro para todos los tratadistas es que este fenómeno es consecuencia del proceso de romanización como deriva de suprocedencia Este a Oeste.
En la Edad Moderna el delito de violación fue tipificado de acuerdo a principios jurídicos nacidos principalmente a partir de la Revolución Francesa, así como la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, los cuales configurarían el delito de violación y su pena, teniendo como objeto jurídicamente protegido a la libertad de las personas respecto de su autodeterminación sexual, siendo compartido por varios tratadistas esta afirmación...
Aunque algunos antiguos tratadistas sostienen que casó con María Díaz Duque, la única esposa documentada es Sancha Rodríguez, hija del conde Rodrigo Gómez, del linaje de los Salvadórez, y la condesa Elvira Ramírez, hija del conde Ramiro Sánchez y Cristina Rodríguez, hija, a su vez, de Rodrigo Díaz de Vivar el Cid.
Muchos tratadistas han intentado encontrar una base del comportamiento delictivo de los violadores sobre la base de la criminología, estableciendo pautas y estudios sobre éstos, tales como los estudios de Cesare Lombroso, lo cual sería un punto de partida para un amplio debate acerca de la violación y las personas que cometen este delito.
Es en la pintura de bodegón, minusvalorada por los tratadistas como Antonio Palomino, pero muy estimada por la clientela según ponen de manifiesto los inventarios, donde destaca Van der Hamen, con una producción abundante y un elevado número de piezas conservadas, cerca de setenta, más de la mitad firmadas y fechadas entre 1621 y 1622.
Tal determinación en cuanto a la profesión no es, claramente un caso de mero «corporativismo» de aquellos tratadistas, sino un fenómeno que está absolutamente ligado a la ascensión social que el artesano convertido a artista sufre (véase en las próximas secciones para un análisis más profundo de esta situación).
Conocemos poco de los maestros de obras románicos y de los atrevidos arquitectos de las grandes catedrales góticas; mientras que no sólo las grandes obras renacentistas, sino muchos pequeños edificios o incluso meros proyectos, fueron cuidadosamente documentados desde sus orígenes, y objeto del estudio de tratadistas contemporáneos.
Se desarrolla el contrapunto. Entre los tratadistas más notables de ésta época se encuentra Perotín, que fue conocido en Francia entre los años 1180 y 1207.
Contra lo que la mayor parte de la crítica sostiene, existe neoplatonismo en la obra, pero completamente asimilado, como sostiene Miguel Ángel Martínez San Juan, de manera que no pueden encontrarse las fuentes habituales del mismo en otras novelas pastoriles; existe el amor neoplatónico tal y como lo teorizó Marsilio Ficino y lo recogieron en multitud de tratados posteriores, pero sin plagios ni traducciones de pasajes de tratadistas; se inserta en la tradición del amor neoplatónico que bebe también de otras fuentes, como la stilnovista, la cancioneril o la recogida por la novela sentimental, sin descuidar tampoco El Cortesano de Baltasar de Castiglione.
En 1565 fundaron la Casa de Moneda de Lima y en 1572 la Casa de Moneda de Potosí; conocimientos de economía: en el siglo XVI, la Escuela de Salamanca estaba en la primera fila de estos estudios: "Fueron los tratadistas de la Escuela de Salamanca los que, antes que el francés Jean Bodin, vieron la relación entre la abundancia de moneda, su depreciación y la correlativa carestía de los productos y servicios (...)." Pag.
Por este motivo, gran parte del esfuerzo de los tratadistas renacentistas sería el recuperar el contenido perdido, llegando para su consumación a aventurar patrones que en modo alguno existían en el texto original.