trastos viejos

Traducciones

trastos viejos

خُرْدَةٌ

trastos viejos

krámy

trastos viejos

skrammel

trastos viejos

Trödel

trastos viejos

σκουπίδια

trastos viejos

junk

trastos viejos

roina

trastos viejos

bazar

trastos viejos

smeće

trastos viejos

がらくた

trastos viejos

쓰레기

trastos viejos

rommel

trastos viejos

skrap

trastos viejos

rupieć

trastos viejos

tralha, tranqueira

trastos viejos

хлам

trastos viejos

skräp

trastos viejos

ของเก่าที่ไม่ต้องการแล้ว

trastos viejos

pılı pırtı

trastos viejos

đồ đồng nát

trastos viejos

垃圾
Ejemplos ?
Esto debe de ser lo que en Madrid llaman una buhardilla. Trastos viejos, rollos de estera, pabellones de telaraña, constituyen todo el mobiliario de esta tenebrosa estancia, por la que discurren a su sabor algunos ratones.
Por lo regular voy a verlo a su torre el día de Año Nuevo, pero esta vez fue el día de mudanza general, en que no se está a gusto en las calles de la ciudad, pues están llenas de montones de basura, cascos rotos y trastos viejos, y no hablemos ya de la paja vieja de los jergones, por la cual hay que pasar casi a vado.
Eran trastos viejos, en particular aquellos dos antiguos retratos, uno de los cuales representaba un hombre en casaca rosa y con enorme peluca, y el otro, una dama de cabello empolvado y alto peinado, que sostenía una rosa en la mano, rodeados uno y otro de una gran guirnalda de ramas de sauce.
Aquellos retratos eran trastos viejos, y «¡cada cosa en su sitio!», se decía; por eso el bisabuelo y la bisabuela habían ido a parar al cuarto de la servidumbre.
Parientes y trastos viejos (inédita) Trovas de otros tiempos, 1928 Libros, mujeres y niños, 1928 Las románticas, 1930 Edison, 1934 Romance de media noche (con Elisabeth Mulder), 1935 Julio César, 1936 Madame Curie, 1936 Alejandro Magno, 1936 Alguien a quien conocí, 1937 Tres historias de amor en la Revolución francesa, 1942 María Antonieta, 1943 El mundo de las hormigas, 1948 El Cine: historia ilustrada del séptimo arte, 1950 Hazañas del Cid, 1951.
El día anterior, a las nueve de la noche, se hacen "las luminarias", que consiste en sacar a las puertas de las casas trastos viejos o cualquier otra cosa que se pueda quemar y se les prende fuego.
Peter compra una radio del garaje de Quagmire cuando este se dispone a deshacerse de los trastos viejos, pero se lleva una decepción con las retransmisiones hasta que de pronto consigue contactar con una persona que asegura ser el espíritu de Ronald Reagan, emocionado, Peter pasa el tiempo junto a su nuevo amigo hasta que sus amigos en el bar descubren que ese no es Reagan, sino Rich Little que pretendía publicitarse.
El cine sustituye definitivamente a los bailes mientras guitarros, octavillas, violines, guitarras, bandurrias y laudes comienzan entonces a colgarse en las paredes como elementos decorativos de muchas casas o a guardarse en las “cámaras” junto a los muchos trastos viejos que la modernidad y el desarrollo iban provocando y acentuando su caducidad.
Las casas, por su lado, estaban distribuidas en tres plantas: la inferior, con establos para las vacas, trojes y leñeras; la superior para la cocina y dormitorios; y el payo, o desván, para los trastos viejos y, a veces para almacenar el grano.
Proteger adecuadamente los alimentos (proteger sacos…) No dejar basuras por las noches (Plan de residuos) Eliminando fuentes de bebida para las ratas (como sumideros que gotean, desagües de nevera…) Tapar agujeros en baldosas o grietas que puedan servir de refugio para las plagas (Plan de mantenimiento) No acumular suciedad o trastos viejos en las instalaciones.
Los trastos viejos eran juntados y almacenados en las ciudades cercanas para el invierno siguiente cuando el tiempo seco ayudaba a la extensión de fuego.
No sólo la afición, sino toda la ciudad de Logroño, respondió ante el mensaje de emergencia que se lanzó desde el club y mediante la "Operación Chatarra" toda la ciudad se llenó de muebles, utensilios y trastos viejos que fueron recogidos por un camión logrando una importante suma de dinero para el club.