traqueal

traqueal

1. adj. ANATOMÍA De la tráquea.
2. ZOOLOGÍA Se aplica al animal que respira por medio de tráqueas arácnido traqueal.

traqueal

 
adj. anat. y zool. Relativo a la tráquea.
Díc. del animal que respira por medio de tráqueas.
Traducciones

traqueal

tracheale

traqueal

a. tracheal, rel. to the trachea.
Ejemplos ?
La glotis puede proyectarse hacia adelante para mantener abierto el conducto respiratorio durante la ingestión de la presa y, en algunas especies una parte de la tráquea está especializada en la respiración, constituyendo un pulmón traqueal.
baumannii y Enterobacteriaceae. Por otro lado, la presencia de un tubo endotraqueal puede producir irritaciones en la mucosa traqueal.
El conjunto de tráqueas forma el sistema traqueal que es una red de tubos vacíos, progresivamente de menor diámetro (de 0,8 mm a pocos micrómetros), Blas, M.
Los gases pueden moverse por el aparato respiratorio mediante un sistema pasivo (difusión) o activo (ventilación), como en los saltamontes o las abejas, que bombean activamente el aire a sacos en su abdomen. El sistema traqueal de los insectos consta de los siguientes elementos: Estigmas o espiráculos.
El aparato respiratorio de los insectos está compuesto por tráqueas, una serie de tubos vacíos que en su conjunto forman el sistema traqueal; los gases respiratorios circulan a través de él.
En la respiración traqueal el transporte de gases respiratorios es totalmente independiente del aparato circulatorio por lo que, a diferencia de los vertebrados, el fluido circulatorio (hemolinfa) no almacena oxígeno.
Este hecho se explica, según Graham et al., porque en aquella época, los niveles de oxígeno atmosférico eran muy superiores a los actuales (del orden del 35 % frente al 21 % actual); este valor tan alto favoreció el gigantismo de los artrópodos, al poder incrementar la dimensión de su sistema traqueal.
Los ricinúlidos, pseudoscorpiones, solífugos, opiliones y ácaros tienen también un sistema traqueal más o menos desarrollado, pero no así los escorpiones, uropigios, amblipigios y esquizómidos, que respiran a través de pulmones en libro.
Las tráqueas se abren al exterior a través de pequeños poros (espiráculos) que no pueden regular su diámetro. La unidad traqueal es pequeña y abastece solo los tejidos más cercanos a su espiráculo.
En el Carbonífero, algunas Meganeura (un grupo relacionado con las libélulas actuales) tenían una envergadura de 75 cm.; la aparición de insectos gigantes parece tener una relación directa con el contenido de oxígeno de la atmósfera, que en aquella época era del 35 %, comparado con el 21 % actual; el sistema traqueal de los insectos limita su tamaño, de modo que elevadas concentraciones de oxígeno permitieron tamaños mayores.
El sistema traqueal de los arácnidos tampoco es homólogo al de los insectos y miriápodos, por lo que en los artrópodos ha habido un notable fenómeno de convergencia evolutiva por lo que se refiere al desarrollo de un aparato respiratorio adecuado para la colonización del medio terrestre; el sistema traqueal apareció tres veces de manera independiente en tres grupos distintos de artrópodos.
En la respiración traqueal el transporte de gases respiratorios es totalmente independiente del aparato circulatorio por lo que, a diferencia de los vertebrados, el fluido circulatorio (hemolinfa) no guarda oxígeno, y se cree que este es uno de los factores que pueden limitar el tamaño máximo de los artrópodos terrestres.