traidor


También se encuentra en: Sinónimos.

traidor, a

(Del lat. traditor .)
1. adj./ s. Que traiciona sé que ninguno de mis empleados es el traidor. desleal leal
2. adj. Se aplica al animal que, teniendo una apariencia inofensiva, daña tienes un perro traidor. innoble
3. Que muestra traición, falsedad o hipocresía se acercó a nosotros con una sonrisa traidora. falso, innoble
4. coloquial Se aplica a las cosas que parecen inofensivas pero resultan dañinas algunas bebidas alcohólicas son traidoras. engañoso
5. coloquial Se aplica a la cosa que traiciona o descubre lo que se pretende ocultar empiezan a salirle unas canas traidoras. revelador

traidor, -ra

 
adj.-s. Que comete traición.
adj. Díc. de los animales taimados y falsos.
Que implica o denota traición.

traidor, -ra

(tɾaj'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
1. persona que falta a la lealtad o la fidelidad debidas un soldado traidor
2. que implica o denota traición Tenía una mirada traidora e intrigante.

traidor, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona que falta a la lealtad o la fidelidad debidas Los traidores serán juzgados con todo el rigor de la ley marcial.
Sinónimos

traidor

, traidora
adjetivo y sustantivo
2 taimado, falso, resabiado.
Se trata de animales.
Traducciones

traidor

Verräter

traidor

verrader

traidor

traidor

traidor

خائن

traidor

zrádce

traidor

forræder

traidor

בוגד

traidor

배신자

traidor

förrädare

traidor

A. ADJ [persona] → treacherous; [acto] → treasonable
B. SM/Ftraitor/traitress (Teat) → villain
Ejemplos ?
Las muchas veces que mi esposo cayó herido defendiendo a don Carlos (menos la última, que, indudablemente en castigo de estar ya de acuerdo con el traidor Maroto, no halló quien lo auxiliara, y murió desangrado en medio de un bosque), fue socorrido por campesinos de Navarra y Aragón que no aceptaron reintegro ni regalo alguno...
- Hoy hacen catorce días que el traidor Venancio Flores con sus bandidos y tropas brasileñas, atacó esta heroica ciudad defendida de una manera tan gloriosa por vosotros, y hoy también hacen catorce días que la escuadrilla del pérfido gobierno brasileño bombardeó por el curso de diez horas simultáneamente con aquel ataque.
Advierte, ¡oh, Cicerón!, tu yerro: que dejas de ser traidor a tu patria en Antonio por serlo en Octavio; y que se conocerá que tu ambición y desorden excede a la de entrambos, pues quieres se conozca puedes quitar el Imperio y darle, porque reconociéndole de ti el emperador, te sea, si no agradecido, sujeto; si no vasallo, hechura; y puede ser padezcas las quejas del depuesto, y que no cobres el reconocimiento del colocado.
Señor Ernesto Zedillo, lo acusamos a usted como traidor a la patria, porque todo el dinero que usted recibe de los Estados Unidos lo gasta para matar a mexicanos, usted señor Zedillo está vendiendo pedazo por pedazo a nuestro país.
Topó entrando en Damasco al caballero de quien quiso Orrigila hacerse sierva y aviénense en costumbres por entero como se aviene con la flor la hierba; pues ambos son de corazón ligero el uno gran traidor, la otra proterva; y el uno al otro encubre su defecto de ser crüel bajo cortés aspecto.
Mas después de su atrevido teatro, que aparece el dueño destronado y tras de trece trompadas, lo dieron por estrellado. Por traidor le pusieron el potro y tronaron sus atrocidades.
Por igual para todos los aludidos, la verdad sobre dichos particulares-la deseable o preferida-ya estaba a la vista. El brazo potente y traidor de Andrés Cabrera había sido armado por el General Oribe.
En vano á necias sospechas Abriendo su corazon En un lugar como espía, En otros como traidor Asegura mi persona En una oscura prision, Y ata mis pies fatigados En un potro infamador.
Vulgaridad insolente E impia ademas de necia, Pues quien á morir camina Por Dios que no representa; Que no hay en ello mas paso De sátira ó de comedia Que el perdon que él da á una turba Que está para él sorda y ciega. ¡Acaso en el mundo luego Doble su memoria queda, Y unos por traidor le infaman, Y otros por leal le aprecian...!
El impúdico, el mercenario, el traidor, no ha de sentirse nunca herido de las críticas que le hagan, no ha de sentirse nunca ofendido por lo que le digan, no ha de saber lo que es la amargura, porque quien no tiene pudor ni tiene dignidad no se puede amargar por nada en este mundo.
Se halló en la senda que Jesús traía Judas; callado le miró y corrido: lloró al fin, mas el párpado oprimido, lava ardiente, no lágrimas vertía. Sobre el semblante del traidor, de lleno reverberó su resplandor divino, y humo impuro brotó su inmundo seno.
Almagro, sin averiguar nada, pues los momentos no lo per- mitían, se dirigió al nuevo sitio que ocupaba la artillería, y lanzando el caballo sobre Candía, le dijo:— ¡Traidor!