tormenta


También se encuentra en: Sinónimos.

tormenta

(Del lat. tormenta.)
1. s. f. METEOROLOGÍA Perturbación atmosférica violenta, acompañada de aparato eléctrico, ráfagas de aire y lluvia, nieve o pedrisco la tormenta causó graves destrozos en los cultivos frutales. borrasca, tempestad
2. Manifestación violenta de una persona provocada por una agitación del ánimo su ira contenida acabó en una tormenta de insultos y reproches. paz
3. Desgracia o infelicidad de una persona. adversidad

tormenta

 
f. meteor. Tempestad.
fig.Adversidad, desgracia.
Violenta manifestación del estado de los ánimos enardecidos.
geol. tormenta magnética Perturbación del campo magnético terrestre que se puede observar simultáneamente en todas partes.

tormenta

(toɾ'menta)
sustantivo femenino
1. tempestad de mucha violencia y corta duración Los truenos de la tormenta estremecían el cielo.
2. agitación violenta que produce una desgracia En su ánimo se agitaba una tormenta.
3. manifestación violenta de indignación Estalló en una tormenta insultos.
Sinónimos

tormenta

sustantivo femenino
tempestad, borrasca*, temporal, aguacero, chaparrón. calma, paz.
Tempestad se utiliza generalmente cuando es en el mar.
Traducciones

tormenta

donderbui

tormenta

буря, вихрушка, вихър

tormenta

tempesta, tempestat

tormenta

bouře, bouřka

tormenta

storm

tormenta

Gewitter, Sturm

tormenta

fulmotondro, ŝtormo

tormenta

äike

tormenta

ukkosmyrsky, ukonilma, myrsky

tormenta

orage, tempête

tormenta

סערה

tormenta

égiháború, égzengés, vihar

tormenta

óveður, stormur

tormenta

らいう, 雷雨, 嵐

tormenta

auster, tempestas

tormenta

vėtra

tormenta

vētra

tormenta

storm, uvær

tormenta

burza

tormenta

furtună

tormenta

nevihta

tormenta

storm

tormenta

fırtına, bora

tormenta

雷暴, 风暴

tormenta

oluja

tormenta

폭풍

tormenta

พายุ

tormenta

cơn bão

tormenta

風暴

tormenta

SF
1. (Meteo) → storm
una tormenta en un vaso de aguaa storm in a teacup, a tempest in a teapot (EEUU)
tormenta de arenasandstorm
tormenta de nievesnowstorm
tormenta de polvodust storm
2. (= discusión etc) → storm; (= trastorno) → upheaval, turmoil
desencadenó una tormenta de pasionesit unleashed a storm of passions
sufrió una tormenta de celosshe was eaten up with jealousy
tormenta de cerebrosbrainstorm, brainstorming

tormenta

f. storm, abrupt and temporary intensification of the symptoms of a disease.
Ejemplos ?
No tenían las cruces por el mar ultrajadas ni coronas de duelo, ni flores; arrastradas fueron por la tormenta que retumbando inunda.
Predican sabios vates vengadora pelea, y sin saber su mal, al verles fracasados les juzgan impotentes, les niegan toda idea: «Pueden, sin recoger suspiros mendigados, cual se encabrita el búfalo que aspira la tormenta, saborear ahora males eternizados.» «De incienso embriagaremos al Fuerte porque alienta en lucha con los fieros serafines del Mal; cada farsante de estos sin ropa roja intenta detenernos.» Y escupen su desprecio mortal al desnudo que implora, de inmensidad indigente.
Dime: ¿Bajo la nada de los cielos, alguna noche la tormenta impía cayó sobre el juncal, y entre los velos de la niebla, sin vida tus polluelos flotaron sobre el agua al otro día?
Ya a la vista de la costa danesa -las blancas dunas de Jutlandia occidental- se levantó una tormenta, y el barco encalló en un arrecife; el embravecido mar amenazaba con destrozarlo, sin que sirviesen los botes de salvamento.
i después de una tormenta pasan junto a un campo de alforfón, lo verán a menudo ennegrecido y como chamuscado; se diría que sobre él ha pasado una llama, y el labrador observa: -Esto es de un rayo-.
Pero he aquí que estalló una espantosa tormenta; todas las flores del campo recogieron sus hojas y bajaron la cabeza mientras la tempestad pasaba sobre ellas; sólo el alforfón seguía tan engreído y altivo.
Pasada ya la tormenta, las flores y las mieses se abrieron y levantaron de nuevo en medio del aire puro y en calma, vivificados por la lluvia; pero el alforfón aparecía negro como carbón, quemado por el rayo; no era más que un hierbajo muerto en el campo.
Estaba pálida como la muerte, pero se reía del mal tiempo, deseosa de que fuese aún peor; su blanco manto se arremolinaba en el aire cual una amplia vela, mientras el amigo de Juan la azotaba furiosamente con las tres varas, de tal modo que la sangre caía a gotas a la tierra, y ella apenas podía sostener el vuelo. Por fin llegó a la montaña. -¡Qué tormenta y qué manera de granizar! -exclamó-.
Mueran los usurpadores, los sindicaleros charros, los cobardes asesinos. Y los aplausos resonaban al mayoreo y al menudeo, como en inescuchada tormenta.
Se despertó a medianoche. La tormenta había cesado, y la luna brillaba en el firmamento, enviando sus rayos de plata a través de las ventanas.
Me gustan, qué quieres que te diga; yo soy así de extraño. Y prosiguieron un buen trecho. -¡Se está preparando una tormenta! -exclamó Juan, señalando hacia delante-.
porque se instaure un gobierno distribuidor equitativo de las riquezas y cuyo único compromiso sea para con el proletario... Y unos cuantos lo interrumpieron con una tormenta de ardentísimos aplausos.