torcido


También se encuentra en: Sinónimos.

torcido, a

1. adj. Que no es recto, tiene curvas o está inclinado endereza el cuadro, está torcido. recto
2. Se aplica a la persona y a su conducta cuando no es recta o justa no te fíes de él, sus intenciones son torcidas. honesto
3. Cuba, Hond. Se aplica a la persona que ha sido agraviada.
4. s. m. Vino hecho con el orujo de la uva. aguapié
5. TEXTIL Hebra gruesa y fuerte de seda retorcida o girada sobre sí misma, que sirve para hacer media.
6. COCINA Rollo hecho con pasta de ciruela u otras frutas en dulce.
7. TEXTIL Torsión de las hebras que integran los hilos.
8. TEXTIL Cordón de seda que se utiliza en tapicería.
9. TEXTIL Hilo de urdimbre de algodón.

torcido, -da

 
adj. Que no es recto.
fig.Que no obra con rectitud.
m. Rollo de pasta de ciruela u otras frutas.
En algunas partes, torcedura, aguapié.
Hebra gruesa y fuerte de seda torcida.
En la industria textil, operación que consiste en retorcer dos o más hilos simples para obtener un hilado de mayor espesor y resistencia.

torcido, -da

(toɾ'θiðo, -ða)
abreviación
que no es o no está recto o derecho Se puso a enderezar con el martillo unos clavos torcidos.
Sinónimos

torcido

sustantivo masculino

torcido

, torcida
Traducciones

torcido

furieux

torcido

twisted

torcido

الملتوية

torcido

Twisted

torcido

усукани

torcido

ツイスト

torcido

트위스트

torcido

twisted

torcido

เป๋

torcido

A. ADJ
1. (= no derecho) [nariz, línea] → crooked; (= doblado) [palo, alambre] → bent
el cuadro está torcidothe picture is not straight, the picture is crooked
llevaba el sombrero algo torcidohe had his hat on not quite straight
2. (= taimado) → devious, crooked
3. (Andes, CAm, Caribe) (= desgraciado) → unlucky
B. SM (= acto) [de seda] → twist

torcido-a

a. twisted, sprained.

torcido -da

adj crooked, twisted
Ejemplos ?
Pero, mejor aconsejado, temió que Hinojosa desaprobase su proceder, creyendo que la pasión y la venganza habían torcido en sus manos la vara de juez.
Por algo es jorobado, torcido, bizco, temblón de las manos y de los pies; por algo hace con la cara esos continuos gestos que parecen de terror, esos visajes ridículos...
Dad algo para pagar la posada, caballeros, a un soldado desvergonzante y honrado, que trae la pierna colgada y tiene un brazo torcido, por amor de...
¡Ay! ¡Que me desgaznatan! ¡Ay, el pescuezo torcido, estoy como en ratonera! ¡Despacio, cuerpo de Cristo! DOÑA BERNARDA Abrid esas puertas.
Dios quiera que tu ventana grave pesar no nos dé. Y partiendo el caballero, cerró sus vidrios la bella, siguiendo al través su huella por un torcido sendero.
Parccenste á aquél que en la catástrofe de un tren daba alaridos.— ¿Por qué se queja usted tanto?— Porque al brincar se me ha desconcertado un pie.— Cállese usted, so marica. ¡Quejarse por un pie torcido cuando ve tanto muerto que no chilla!
Y así vinieron a recalar a Ceilán. Ahora Azerbaijan y Mahomet tomaron por un polvoriento camino torcido entre palmeras. A lo largo de cobertizos de bambú se veían hileras de viejas lavando azafrán; más allá, junto a un muro gris de piedras y de adobes, tres ancianos de turbante tra-bajaban frente a un telar.
Y sólo el Supremo Hacedor sabe hasta cuando hubiera durado el diálogo de nuestros dos benditos protagonistas de no haber penetrado en aquel momento en la Venta del Ventolera, que así designan en Humaina y Roalabota el lugar donde aquellos dos nobles patricios platicaban, un nuevo personaje, hombre ya pasado, plegado, arrugado y casi del todo torcido por más de setenta navidades, vestido típica y pobremente y envuelto el escuálido busto en una manta que debió empezar a prestarle sus servicios, sin duda, allá en sus ya más que remotas, remotísimas mocedades.
¿Para qué continuar por este valle desolado y fatuo que aparece ante nuestros ojos? ¿Para qué prorrogar la ruta que nunca ha conducido al paraíso de los mitos y que tantos han torcido y borroneado?
Él era, sí, por el cruzado embozo asomando el semblante macilento, con ceño torvo y fatigado aliento, cubierta de sudor la osada frente, y empuñando el acero refulgente hasta el torcido gavilán sangriento.
Y el doctor B ordenó al escribano poner constancia de mi negativa, y que la declaración quedara en suspenso hasta que él proveyera lo conveniente, en derecho ó en torcido.
¡Oh dómine de Azuqueca, tu hijo no reniega de ti, ni de tu pedantería, a la que debe la rectitud clásica de su espíritu, alimento fuerte, demasiado fuerte para el cuerpo débil y torcido con que la naturaleza quiso engalanarle interinamente!