Ejemplos ?
Como fue enunciado en el etiquetado publicado en la página 14 de la página web de la FDA el 29/06/2005 " las afecciones o terapias que predisponen a la acidosis pueden tener un efecto aditivo a los efectos disminuyentes del bicarbonato del topiramato".
Algunos antiepilépticos, entre ellos la lamotrigina, el topiramato, el ácido valproico y la zonisamida tienen múltiples mecanismos de acción, mientras que otros, como la fenitoína, carbamazepina y la etosuximida solo tienen un mecanismo de acción.
Betabloqueantes como el atenolol. Bloqueantes de los canales del calcio, como el verapamilo. Agentes anticonvulsivantes, como el topiramato. Carbonato de litio.
Las convulsiones de ausencia solas suelen ser tratadas con etosuximida. Si se acompaña de otras formas de convulsiones, se suele indicar valproato, lamotrigina o topiramato.
Igualmente efectivos son los antiepilépticos de reciente desarrollo, como el levetiracetam, la gabapentina, la lamotrigina y el topiramato.
oxcarbazepina (Trileptal) — No está aprobado por la FDA para el tratamiento del trastorno bipolar. topiramato (Topamax) — No está aprobado por la FDA para el tratamiento del trastorno bipolar.
l topiramato (nombre comercial original: Topamax ®) es un fármaco antiepiléptico y estabilizador del estado de ánimo, usado principalmente para tratar la epilepsia tanto en niños como adultos, la migraña, el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) y en ciertas ocasiones para el tratamiento de los episodios maníacos y la profilaxis del trastorno bipolar.
El topiramato es un monosacárido sustituido por el sulfamato relacionado con la fructosa, lo cual constituye una estructura química bastante poco frecuente para ser un anticonvulsivo.
Se han identificado seis metabolitos en humanos, ninguno de los cuales constituye más del 5% de la dosis administrada. El topiramato estimula los canales de cloro activados por GABA.
Hay pruebas de que el topiramato tiene un efecto específico sobre los receptores GluR5 del kainato. También es un inhibidor de la anhidrasa carbónica, en particular sobre los subtipos II y IV, pero esta acción es débil y es poco probable que esté implicada en la acción anticonvulsiva, pero puede explicar el mal gusto y el desarrollo de cálculos renales durante el tratamiento.
Anticonvulsivos como la carbamazepina, oxcarbazepina, topiramato, fenitoína, o gabapentina son, generalmente, los medicamentos más eficaces.
Corticoides (Prednisona): Eficaz en el tratamiento de los espasmos, aunque presenta efectos secundarios como hipertensión, hiperglucemia, aumento de peso, irritabilidad... Topiramato: Fármaco antiepiléptico de amplio espectro que ha demostrado tasas de respuesta altas y buena tolerancia cuando se introduce progresivamente.