tinieblas


También se encuentra en: Sinónimos.

tinieblas

(ti'njeβlas)
sustantivo femenino plural
1. certidumbre falta general de conocimientos Nuestro campo de investigación está aun en las tinieblas.
2. religión lugar de castigo eterno de las almas de los pecadores Los condenados moran las tinieblas.
Traducciones

tinieblas

darkness, murk, dark

tinieblas

oscurità

tinieblas

temnota

tinieblas

mørke

tinieblas

Dunkelheit

tinieblas

σκότος

tinieblas

pimeys

tinieblas

tama

tinieblas

暗さ

tinieblas

어둠

tinieblas

duisternis

tinieblas

mørke

tinieblas

ciemność

tinieblas

escuridão

tinieblas

mörker

tinieblas

ความมืด

tinieblas

karanlık

tinieblas

bóng tối

tinieblas

黑暗

tinieblas

SFPL
1. (= oscuridad) → dark(ness) sing; (= sombras) → shadows; (= tenebrosidad) → gloom sing
2. (= confusión) → confusion sing; (= ignorancia) → ignorance sing
estamos en tinieblas sobre sus proyectoswe are in the dark about his plans
Ejemplos ?
El cielo estaba encapotado por densas nubes, y la total carencia de alumbrado terrestre dejaba a las tinieblas campar por su respeto en todas las calles y plazas de la población.
¿Me había quedado ciego? No. Era que la prisión se hallaba llena de tinieblas. Oí un doble de campanas..., y temblé. Era el toque de _Animas_.
La amo con todos mis sentidos, con mis ojos que la ven, con mi olfato que la respira, con mis oídos, que escuchan su silencio, con toda mi carne que las tinieblas acarician.
Todo se veía claro en el aire ligero, desde los planetas hasta las farolas de gas. Brillaban tantas luces allá arriba y en la ciudad que las tinieblas parecían iluminarse.
Llevaba el sombrero puesto, y el elfo estaba sumido en profundas tinieblas, temblando de horror y de indignación por aquel abominable crimen.
Más por instinto que por indicio alguno Subercasaux sentía su proximidad, pues las tinieblas eran un solo bloque infranqueable, que comenzaban en las manos del remero y subían hasta el cenit.
Hasta lo alto de la barranca, que los tres viajeros treparon bajo la lluvia, por fin uniforme y maciza, la arcilla empapada fosforeció. Pero luego las tinieblas los aislaron de nuevo; y entre ellas, la búsqueda del sulky que habían dejado caído sobre las varas.
Nada existía. Solamente la inmovilidad, el silencio, en las tinieblas, en la noche. Sólo los Constructores, los Formadores, los Dominadores, los Poderosos del Cielo, los Procreadores, los Engendradores, estaban sobre el agua, luz esparcida.
Que se diga que si no tuviera huesos ni nervios y otras cosas parecidas no podría hacer lo que juzgara a propósito, pase; pero decir que estos huesos y estos nervios son la causa de lo que hago y no la elección de lo que es mejor y que para esto me sirvo de mi inteligencia, es el mayor de los absurdos; porque es no saber hacer la diferencia de que una es la causa y otra la cosa, sin la cual la causa jamás sería causa; y, no obstante, es esta otra cosa la que el pueblo, que siempre va a tientas, como en las más espesas tinieblas, toma por la verdadera causa y se engaña a sí mismo dándole dicho nombre.
No veía sino tinieblas, agujereadas por puntos fulgurantes que se retraían e hinchaban alternativamente, avanzando hasta sus ojos en velocísimo vaivén.
Por eso la libertad supone una gran masa de luces esparcida sobre la muchedumbre, y al contrario la tiranía domina entre errores y tinieblas.
Allí se os ofrecerá en el dormitorio vuestro pino, vuestro tabaco ”, se les dijo. En seguida llegaron a la Mansión Tenebrosa; no había más que tinieblas en el interior de la mansión.