timón


También se encuentra en: Sinónimos.

timón

(Del lat. temo, -onis.)
1. s. m. NÁUTICA Pieza de madera o hierro articulada en vertical sobre goznes en el codaste, que se usa para dirigir el barco. gobernalle
2. AERONÁUTICA Dispositivo que regula la progresión de una aeronave en dirección o en profundidad.
3. Dirección o gobierno de un negocio o asunto ella sola lleva el timón de la empresa familiar. mando
4. AGRICULTURA Palo derecho que sale de la cama del arado y al que se fija el tiro.
5. Varilla del cohete, que le sirve de contrapeso y le da dirección.
6. Colomb. Volante del automóvil.
7. cerrar el timón a la banda NÁUTICA Hacerlo girar todo lo posible hacia un lado.

timón

 
m. Palo derecho que sale de la cama del arado en su extremidad.
fig.Dirección o gobierno de un negocio.
astronáu. Varilla que da dirección y sirve de contrapeso al cohete.
ingen. Pieza articulada verticalmente en el codaste de la nave que sirve para guiarla y maniobrar. Las aeronaves y submarinos poseen dos tipos de timones: el de dirección y el de profundidad.

timón

(ti'mon)
sustantivo masculino
1. náutica pieza articulada de hierro o madera usada para conducir una embarcación Sostenía el timón con firmeza en medio de la tormenta.
2. aviación pieza similar que acciona el mecanismo de dirección de otro tipo de naves el timón de un avión
3. dirección o gobierno de un negocio El timón de la empresa ha ido pasando de padres a hijos desde su fundación.
Sinónimos

timón

sustantivo masculino
2 gobernalle, gobierno.
Los sinónimos se utilizan cuando se trata del timón de una nave o embarcación.
3 dirección, mando.
Aparece en frases del tipo: tomar el timón; llevar el timón; etc.
Traducciones

timón

Ruder, Steuer

timón

Roer

timón

leme

timón

ster

timón

кормило

timón

timón

timón

kormidlo

timón

ror

timón

ラダー

timón

roder

timón

SM
1. (Aer, Náut) → rudder; (= mando, control) → helm
poner el timón a baborto turn to port, port the helm
coger o empuñar el timónto take the helm, take charge
timón de deriva, timón de direcciónrudder
timón de profundidad (Aer) → elevator
2. [de carruaje] → pole; [de arado] → beam
3. (Andes) (Aut) → steering wheel
Ejemplos ?
Quedó en el timón el tío Chispas, un tiburón desdentado, que acogió con gruñidos de impaciencia las últimas indicaciones del patrón, y junto a él su protegido Juanillo, un novato que hacía en el San Rafael su primer viaje, y le estaba muy agradecido al viejo, pues gracias a él había entrado en la tripulación, matando así su hambre, que no era poca.
Vamos a aprobar, porque estoy seguro que los representantes de las fuerzas progresistas del país, en un solo haz de voluntades, así lo vamos a hacer, vamos a aprobar, repito, este dictamen que nos presenta la Comisión porque tenemos fe en México, porque sabemos lo que es nuestro país, porque los mexicanos estamos preparados para luchar por el camino de la historia, lo único que nos falta es mayor decisión, más trabajo, ¡El timón de la Revolución está firme!
– Vos sois feliz –dijo–, y veo vuestra firme y gallarda figura con verdadero temor y profundo respeto; vivís sin que os conmueva la alegría ni el dolor, y domináis con serena tranquilidad la vida, al igual que un navegante que sabe manejar el timón, y no se deja confundir con el maravilloso canto de las sirenas.
El sol, rojo y recortado cual enorme oblea, trazaba sobre el mar un triángulo de fuego, y las aguas hervían como si reflejasen un incendio. Antonio empuñaba el timón, el compañero estaba junto al mástil, y el chicuelo, en la popa, explorando el mar.
Un mortal extraordinario, tenaz, inflexible, duro más que el bronce, el gran piloto genovés tranquilo y mudo, en la brújula ambos ojos, en el timón ambos puños, gobierna la dócil nave sin mostrar su frente susto.
Os espera el reino oloroso al trébol que pisa el ganado, océano de tierra sagrado al agricultor laborioso que rige el timón del arado.
El capitán, según entonces nos confesó, nunca había navegado más que por la costa de Vizcaya, ni conocía la altura en que nos hallábamos, ni, lo que era peor, el modo de averiguarlo: así fue que, encomendándonos a Dios, pusimos la popa al viento, trincamos el timón, y a los siete días de tormenta nos colamos de noche en un boquete que al capitán se le antojó Santoña; mas al preguntar, cuando amaneció, al patrón de un patache que teníamos al costado, en donde nos hallábamos, supimos que en Castropol.
Aquel tirón derribó a los tripulantes. Antonio, soltando el timón, se vio casi en las olas; pero sonó un crujido y la barca recobró su posición normal.
señor, que vuestro peligro es el nuestro, estamos a las puertas de la muerte y los remeros espantados no saben conducir la barca; pero aquí está Tell, que es hombre vigoroso y sabe cómo se maneja el timón, ¿qué os parece?...
El gran hombre, ya resuelto, deja el timón, y ceñudo, avanzándose, les grita: «Llegad, pues; matadme al punto; »pero sabed, insensatos, que de vosotros ninguno puede, desde estas regiones, hallar de la patria el rumbo, »y que a mí tan solo es dado, porque así a los cielos plugo, el dominar estos mares y el hallar puerto seguro.
Por eso, a pesar de que la revolución de Febrero y sus repercusiones en Alemania favorecían a la burguesía prusiana, pues pusieron en sus manos el timón del Estado, embrollaron sus cálculos, ya que su dominación estaba ligada ahora a unas condiciones que ella no quería ni podía cumplir.
El tío Chispas, sin apartar la vista de la proa ni las manos del timón, agachándose para sondear la oscuridad por entre la vela y el montón de sacos, le escuchaba con sonrisa marrullera.