tienta


También se encuentra en: Sinónimos.

tienta

1. s. f. TAUROMAQUIA Operación de tentar a los becerros con la garrocha para probar si tienen la bravura necesaria para ser criados como toros de lidia.
2. MEDICINA Instrumento usado para explorar cavidades y conductos naturales o la profundidad y dirección de las heridas.
3. Astucia en la averiguación de una cosa vete con tienta o sospechará de ti. sagacidad
4. CONSTRUCCIÓN Barra metálica con la que se explora la calidad de la tierra en que se va a edificar. tientaguja
5. a tientas loc. adv. 1. Tocando las cosas: se fue la luz y llegué a tientas hasta la puerta.2. Con duda, vacilación o incertidumbre: contesté a tientas y gané el premio .

tienta

 
f. Operación en que se prueba la bravura de los becerros.
Sagacidad o arte para averiguar una cosa.
A tientas. loc. adv. A tiento.
med. Instrumento para explorar conductos y cavidades naturales, o la profundidad y dirección de las heridas.
Sinónimos

tienta

sustantivo femenino
sonda, catéter.
Tienta se trata del instrumento quirúrgico utilizado para explorar cavidades.
Traducciones

tienta

probe

tienta

SF
1. a tientasgropingly, blindly
andar a tientasto grope one's way along, feel one's way (fig) → to feel one's way
buscar algo a tientasto grope around for sth
decir algo a tientasto throw out a remark at random, say sth to see what effect it has
2. (Taur) → trial, test
3. (Med) → probe
Ejemplos ?
ean Lorrain LOS AGUJEROS DE LA MASCARA (Les trous du masque) De Cuentos de un bebedor de éter El encanto del horror sólo tienta a los fuertes.
Y echando menos el seguro puente, ¡tienta el difícil peligroso vado, do perece tal vez, arrebatado del ímpetu veloz de la corriente!
"Pasead por el campo, viene a decir; el fruto que brilla entre las hojas os tienta; alargáis la mano y lo saboreáis con fruición.
En achaques de amor, ¿quién no ha pecado alguna vez? Yo estoy íntimamente convencido de que el Diablo tienta siempre a los mejores.
A mi desesperada furia loca ya la pena fatal tienta y provoca, de amantes desamados visitada: pronto, pronto será que, de su altura con intrépido pie precipitada, halle en el océano sepultura.
Por pronto que a esta voz saltó del lecho el agresor sin consumar el hecho, las monjas, que volaron a la celda, llegando a tiempo, vieron lo que nunca tuvieron y siempre desearon; hallaron a la enferma destapada; vieron, ¡ ay!, enristrada la tienta valerosa del médico en el aire y que, furiosa porque su ocupación se lo impedía, con todas juntas embestir quería.
Aquel es su mismo entierro, su mismo semblante aquel: no puede quedarle duda, su mismo cadáver es. En vano se tienta ansioso; los ojos cierra, por ver si la ilusión se deshace, si obra de sus ojos fue.
Ni me agrada selva umbría, ni jardín que tenga flor, ni ramblar que riegue el agua, ni lugar que alumbre el sol; ni me incitan los placeres, ni me ofusca el esplendor, ni la gloria me cautiva, ni me tienta la ambición; que grandezas y venturas de este mundo engañador, si ofrecérselas no puedo, ¿para qué las quiero yo!
Pero como halla una vigorosa repulsa, tienta al mayoral de todos los modos imaginables, con halagos, con vino, con aguardiente, con dinero, en fin, y nada, el mayoral se mantiene firme contra tantas seducciones, y salva a su viajero, y lo saca de las manos del hospedador como el Ángel de la Guarda salva y saca de las manos del encarnizado Luzbel a un alma contrita.
Galaica flor en castellana piedra: vaciada al acueducto segoviano la ría de cantor de Pontevedra Así te halló el esposo y hortelano, Doctor para saber cómo se tienta el pulso al corazón desde la mano.
Conjuntamente con el pueblo quien tienta también en la incierta negrura, por eso el ingenio vacila durante algún tiempo en busca de la Forma que configurará su presentimiento; pero donde nadie consiguió éxito, él lo consigue -- da forma a su presentimiento, consigue configurarlo, crea el Ideal .
Yo para esta faena, una tienta de carne tengo buena, con que ofrezco curarla y la matriz al par deshollinarla.» Esto leyó la monja, y afanosa de cobrar su salud, pensó una cosa con que deshollinada quedase con la tienta deseada; para ello, de repente, con más fuerza el histérico accidente fingió, de tal manera que mandó la abadesa se trajera el médico al momento, y, sin desconfianza, en el convento le pidió que quedase en tanto que la monja peligrase.