tienda de campaña

Traducciones

tienda de campaña

tent

tienda de campaña

tente

tienda de campaña

tenda da campagna, tenda

tienda de campaña

خَيْمَة

tienda de campaña

stan

tienda de campaña

telt

tienda de campaña

Zelt

tienda de campaña

αντίσκηνο

tienda de campaña

teltta

tienda de campaña

šator

tienda de campaña

テント

tienda de campaña

천막

tienda de campaña

tent

tienda de campaña

telt

tienda de campaña

namiot

tienda de campaña

barraca, tenda

tienda de campaña

палатка

tienda de campaña

tält

tienda de campaña

เต็นท์

tienda de campaña

çadır

tienda de campaña

lều

tienda de campaña

帐篷
Ejemplos ?
Casi dos años después, el es- pañol Renovales penetró á media noche en el campamento pa- triota, se introdujo en la tienda de campaña, en la que había dos hamacas, y mató al coronel Garrido, que ocupaba una de éstas.
Sentía como una pequeña satisfacción al ver su chaqueta raída, demasiado corta de talle, estrecha y mal hecha, en unión de su paraguas, que parecía una tienda de campaña, plantados en el borde del asiento, en la parte trasera de la imperial, mientras que Agnes, como es natural, tenía su asiento en el interior; pero bien me merecía aquella pequeña revancha, aunque sólo fuera por el trabajo que me costaba estar amable con él mientras Agnes podía vemos.
Y un corresponsal de La Tribuna escribió "En la estación seca cuando el tiempo permita tener una panorámica adecuada, sin duda que se encontrarán otras ricas 'guacas' (sepulturas)." A los emigrantes les decía "no vengan antes de diciembre; prefieran la ruta del Istmo antes que la de Boca de Toro; no traigan equipaje de más, ni siquiera una tienda de campaña, con un buen par de frazadas será suficiente; un chuzo, una hacha y empuje es todo lo requerido".
Una tienda de campaña, formada de un pedazo de arpillera tendido en las varas empinadas de un carrito, indicaba que hasta pasteleras habían venido de lejos, prueba evidente de que sería todo un éxito la reunión.
Si esto te figuras, te encontrarás algún tanto chasqueada, porque quien cuenta los cuentos que te envío soy únicamente yo, desde la especie de tienda de campaña que he improvisado en Madrid como Dios me ha dado a entender para guarecerme con mi familia de la horrible tempestad de fuego y sangre y lágrimas y odio que ruge en aquellos amados valles de allende el Ebro, que tan pacíficos habían permanecido durante treinta años de perturbaciones y rebeliones casi continuas en el resto de nuestra patria.
Pasamos los Ibicuy, Miní y Guazú, que son desagües de ella, o comunicaciones con el Paraná y después de marchas las más penosas, por países habitados de fieras y sabandijas de cuanta especie es capaz de perjudicar al hombre, llegamos a dicho punto de San Gerónimo sufriendo inmensos aguaceros, sin tener una sola tienda de campaña ni aun para guardar las armas.
Se entiende por alojamiento en acampada en finca particular el ofrecido, de forma habitual y mediante precio, para su realización en tienda de campaña o caravana en terrenos de propiedad particular en los que exista una vivienda habitada.
En las fincas o terrenos de propiedad particular cercadas o valladas en todo su perímetro en las que exista una vivienda habitada, se podrá ofrecer el servicio de alojamiento en tienda de campaña o caravana con las siguientes condiciones: a) Podrán alojarse como máximo 16 personas, o instalarse tres tiendas de campaña o tres caravanas.
Esta relación no tiene fundamento sostenible, mucho menos, lo que afirma Andrade, de que estos españoles mineros emprendieron el ascenso de la pendiente del Castillo, que es el remate del ramal de Vizcaya y luego plantaron su campamento o tienda de campaña en 1549 para explotar en estas laderas empinadas su rico filón, que era la mina del SEXMO.
El campo de concentración propiamente dicho, no tenía, al crearse, ni una tienda de campaña, ni una barraca, ni un cobertizo, ni un muro, ni una hondonada, ni una colina; ni tampoco árboles, arbustos ni piedras.
Al siguiente dia y hora de las doce de la mañana tendrá lugar el acto solemne de la inauguración de las obras del Ferro-Carril en el campo de Marte, colocándose una tienda de Campaña para el Invicto Duque, su acompañamiento y las Autoridades, y un altar en el que se hallará preparado cuanto es preciso para la bendición de las herramientas con que ha de efectuarse la inauguración.
La carta fatal de Jasón ha llegado a manos de Hipsipila, y Safo, amada por Apolo, puede ya entregarle la lira que le ha consagrado. Tú, Macer, que bajo la tienda de campaña cantas las bélicas empresas, no olvides el amor en medio de los afanes de Marte.