tenso


También se encuentra en: Sinónimos.

tenso, a

(Del lat. tensus.)
1. adj. Que está sometido a tensión los cables que sujetan la antena deben estar muy tensos. tirante
2. Que está angustiado o nervioso suele llegar muy tensa del trabajo. relajado

tenso -sa

 
adj. Que se halla en tensión.

tenso, -sa

('tenso, -sa)
abreviación
que experimenta tensión Tienes los músculos tensos, tienes que relajarte un poco.
Sinónimos

tenso

, tensa
adjetivo
tirante, teso (marina).
Tenso se usa especialmente en marina.
Traducciones

tenso

napjatý, nepřirozený, podrážděný

tenso

anspændt, kantet

tenso

hermostunut, kireä, väkinäinen

tenso

napet, razdražljiv, usiljen

tenso

いらいらした, 不自然な, 緊張しきった, 緊張した

tenso

강요된, 긴장한, 초조한

tenso

ansträngd, spänd, stingslig

tenso

เคร่งเครียด, กระสับกระส่าย, ตึงเครียด

tenso

bồn chồn, căng thẳng, gượng ép

tenso

מתוח

tenso

ADJ
1. (= tirante) → tense, taut
2. [persona, situación] → tense; [relaciones] → strained
es una situación muy tensait is a very tense situation
las relaciones entre los dos están muy tensasrelations between the two are very strained

tenso-a

a. tense, in a state of tension; rigid, stiff.

tenso -sa

adj tense; ponerse — to tense up, to get o become tense
Ejemplos ?
A la situación anteriormente descripta se sumaron los temas de conversación y comentarios con la Comisario de a Bordo, también relacionados con problemas privados, en los que tuvieron intervención activa ambos pilotos, todo lo cual contribuyó al ambiente relajado en el trato pero tenso en las sensaciones personales.
donde queda fija, los cabellos esparcidos, las piernas lo más abiertas posible y su abultado vientre extraordinariamente tenso; así el sexo se abre del todo.
¿Quién hacía romper su calma al instrumento enlutado? -¡Ah!... Cornelio Piedrahita golpeaba rítmicamente la mano de madera contra el cuero tenso... -¡Ah!...
Hace diez años, como todo el mundo sabe, que la pobre criatura eatá paseando su carga: tiene el vientre tenso como si fuera a alumbrar un elefante.
No soy de los que se afligen ante el espectácu- lo de la gloria ajena, y nunca dejo de quemar mi granito de in- ciensa á talentos que, como el de usted, saben y alcanzan á imponerse á la admiración de los que merodeamos en el ex- tenso, si bien con frecuencia ingrato, campo de las letras.
La sombrilla, de seda de cuello de paloma, atravesada por el sol, iluminaba con reflejos móviles la piel blanca de su cara. Ella sonreía debajo del tibio calorcillo y se oían caer sobre el tenso muaré, una a una, las gotas de agua.
Como estaba casi vacía, se echaba hacia atrás para beber; y, con la cabeza inclinada hacia atrás, los labios adelantados, el cuello tenso, se reía de no sentir nada, mientras que, sacando la punta de la lengua entre sus finos dientes, lamía despacito el fondo del vaso.
Intenso en mi fibra íntima, tenso en mi denso zócalo, despreciando los horóscopos superfluos, flechador sin cielo, siento la lluvia bajo los árboles nuevos y un llanto no llorado me sonríe los labios.
Pero entre toda aquella gente a quienes las cuatro alegorías vertían a porfía oleadas de metáforas, no había oídos más atentos, ni corazón más dispuesto, ni mirada más perspicaz, ni cuello más tenso que los oídos, la mirada, el cuello o el corazón del autor, nuestro bravo poeta Pierre Gringoire, el mismo que no había resistido poco antes al gozo de revelar su nombre a las dos guapas mozuelas.
Qué hayas nacido mira, o qué has sufrido, y la rueca, anda, coge con los canastos, y las urdimbres con tu pulgar tuerce: 475 las guerras deja a los hombres.” Al que profería tales cosas Ceneo vació su costado, tenso por la carrera, lanzándole un asta en donde el hombre con el caballo se juntaba.
Yo por conducir los vanos frenos con mi mano, y de espumas blanquecientes embadurnados, lucho, y hacia atrás tenso, boca arriba, las flexibles riendas, 520 y aun así a estas fuerzas la rabia no hubiese superado de los caballos, si una rueda, por donde ella circungira perpetuo al eje, de un tronco por el tropiezo, roto y deshecho no se hubiese.
(Ella lo hace.) Sí, así es..., un poco más rápido, amor mío..., mantened siempre bien desnuda esa cabeza bermeja, no la recubráis nunca... Cuanto más tenso pongáis el frenillo, mejor es la erección...