Ejemplos ?
Hacia 1920 el Palacio de los Zúñiga (Curiel de Duero) fue expoliado de todo lo valioso, yeserías y artesonados y todo aquello que pudiera tener valor económico, como yeserías y artesonados.
Mientras que admite que las experiencias espirituales pueden tener valor, se interesa por aquellas que no deberían estar conectadas con creencias religiosas.
«Cuando yo le engendré, supe que había de morir.» Verdaderamente no te admirarás de que naciese de éste el que había de tener valor para morir con fortaleza.
Como el que compró un terrenito para que se le pusiera caro, pues también se les echarán por tierra los planes porque el terreno va a empezar a dejar de tener valor, ya no va a ser objeto de lucro y el Estado pagará por él lo que considere conveniente, ajustado a los ingresos del pueblo, para construir ajustado a la economía del pueblo.
Quiso tener valor, en penitencia, y siguió leyendo, y hasta llegó donde poco después dice: «Y cierto, como el que se pone en el camino de Santiago, aunque a Santiago no llegue, ya le llaman romero, así, sin duda, es principiada ramera la que se toma licencia para tratar de estas cosas, que son el camino».
La eterna batalla no es ya un episodio cruel de la historia de las especies, sino un designio del universo; no es ya una tentativa, es una verdad que marcha con la majestad de un poema; no está hecha ya de incertidumbre y de ferocidad, sino de pensamiento y de valor. Es preciso tener valor.
De seguro que el asesino no entraría allí. ¿Cómo había de tener valor para tanto? Era la habitación en que había cometido el crimen, el cuarto de su madre.
( El CONDE escucha a ANARDA ) Y si os pretendéis vengar, con eso, de mi desden, sabed que el no querer bien no ofende, ni obliga a amar; que inclinar o no inclinar sólo lo puede el amor. Y si el veros tan señor esfuerza vuestra malicia, el Rey sabe hacer justicia, y yo sé tener valor.
¡Vamos, valor, vieja comadre! Mistress Gudmige no parecía muy dispuesta a tener valor. Sacó un viejo pañuelo negro de seda para enjugarse los ojos, no lo guardó, volvió a enjugárselos y de nuevo volvió a dejarlo fuera preparado para otra ocasión.
Para encontrar la ironía de buena ley, preciso es subir a los patíbulos. El salvaje bandido Liottard, ante la guillotina, contesta al magistrado que le exhortaba a tener valor.
Si ponéis vuestro pie sobre nuestro cuello, os morderemos el talón!' "Este era el grito," prosiguió el doctor, "de los hombres que habían llegado a estar desesperados a causa de la opresión, para quienes la existencia en medio del sufrimiento había llegado a no tener valor.
Había sufrido tanto, moral y materialmente, en los últimos años de su vida, que rara vez había podido entregarse a ese sentimiento de dicha retrospectiva que es tan necesario para tener valor en lo presente, como esperanza en lo porvenir.