tenderete


También se encuentra en: Sinónimos.

tenderete

1. s. m. COMERCIO Puesto de venta, por lo general instalado al aire libre compraré caramelos en el tenderete del parque.
2. coloquial Conjunto de cosas desordenadas y esparcidas ¡menudo tenderete has montado en mi mesa! tendalera
3. JUEGOS Juego de cartas en que se dejan algunas descubiertas en la mesa, para que los jugadores intenten emparejarlas con las suyas.
4. tenderete robador JUEGOS Aquel en que, además de la carta descubierta, se le puede robar al jugador contrario la baza que empareja con ella.

tenderete

 
m. Cierto juego de naipes.
Puesto de venta al por menor instalado al aire libre.

tenderete

(tende'ɾete)
sustantivo masculino
1. puesto de venta al aire libre Compró especias en un tenderete del mercado.
2. conjunto de cosas esparcidas de manera desordenada Hazme el favor de ordenar este tenderete de trastos.
Sinónimos

tenderete

sustantivo masculino

tenderete:

garitaquiosco, puesto, kiosco, templete,
Traducciones

tenderete

bancarella

tenderete

SM
1. (en mercado) (= puesto) → (market) stall; (= carretón) → barrow
montar un tendereteto set up a stall
2. (= géneros) → display of goods for sale
3. (para ropa lavada) = tendedero
Ejemplos ?
Delgado. En esta película, Cantinflas trabaja como limpiador de ventanas con un pequeño tenderete en un barrio de la ciudad. Se presenta la ocasión de limpiar las ventanas de una famosa actriz (Christiane Martel), que interpreta su trabajo actoral en un importante teatro.
Pocos años después, el establecimiento de la calle Feria es atribuido a uno de sus tíos en la partición de la herencia de su abuelo y la familia se traslada al barrio de Triana, donde su padre abre una pequeña tienda en un hueco del mercado de Triana, un tenderete que tenían que montar todos los días al amanecer.
El Chiquito, cuando hubo pirdío jasta la úrtima torda, se puso a jechá el hombre un cigarro mirando al Niño con las e Caín, y cuando ya toíto er mundo creía que diba a dirse del tenderete y ya estaba bajo el quicio e la puerta, se güerve de pronto el chaval pa el del Altozano y le dice: -Quéese usté con Dios, so malino.
-Pos, señó -continuó el señor Curro, después de detenerse un punto para paladear una copa que acababa de ofrecerle el Tulipa-, el Niño, ya arrematao el tratillo que le había llevao a Gaucín, encomenzó un día a tallarse cuatro púas en la posá del Tomillares, y lo que pasa, que se puso a medias con el Carilargo de Utrera y arremataron por montar un tenderete, y como el Niño cuando se puée ganar honradamente la vía tirándole el pego al lucero de la tarde se la gana, y como en eso de tirar el pego, dicho sea sin ánimo de agraviarle, es el mozo to un catedrático, pos es naturá, a las dos semanas de haberse establecío tenían el Carilargo y él pa mercar dos cortijos en la vega.