templario

(redireccionado de templarias)

templario, a

(Del Temple, orden militar y religiosa.)
1. adj. HISTORIA De dicha orden militar y religiosa, cuyo objetivo era defender Tierra Santa y a sus peregrinos.
2. s. m. HISTORIA Miembro de esta orden militar y religiosa.

templario

 
m. hist. Individuo de una orden militar y religiosa fundada por Hugues de Payns y otros caballeros franceses en 1118 con el fin de proteger a los peregrinos de los Santos Lugares. Estaba constituida por caballeros (jefes militares), escuderos (sargentos), hermanos laicos (soldados) y clérigos. Recibieron el nombre del Templo de Salomón. Su hábito consistía en una capa blanca con una cruz roja.
Traducciones

templario

圣殿

templario

聖殿

templario

Templar

templario

SMTemplar
Ejemplos ?
Escenas bíblicas como la expulsión del Jardín del Edén, el ángel caído o la crucifixión, se dan la mano con esculturas paganas, relacionados con tradiciones templarias y masónicas como el mítico "Pilar del Aprendiz", uno de los tres pilares que separan el coro del ala central de la capilla.
Como curiosidad en relación a la ermita de la Virgen de las cuevas, entre las piedras de la vieja edificación utilizadas para la construcción del nuevo altar, destacan dos cruces templarias talladas en piedra y ubicadas en la nueva fachada, esto pone de manifiesto la presencia o influencia de órdenes templarias en la zona durante la edad media.
Destaca en todo el conjunto la sobriedad y solidez de su construcción, tanto en las estancias templarias como en las estratégicas e intrincadas dependencias pontificias que realizaría más tarde Benedicto XIII (entre las que estuvo instalada una de las mejores bibliotecas del mundo).
Es deducible, pues, que una vez despojada y disuelta la Orden -andando el siglo XIV y tras un largo y controvertido proceso-, se incorporara Mombuey al realengo, ya que, en 1371, el rey Enrique II entregaba el lugar con su jurisdicción y derechos, y junto con Alcañices, Tábara y Ayoó de Vidriales -todas ellas, sin excepción, antiguas posesiones templarias- a Gómez Pérez de Valderrábano.
Saladino liberó al gran maestre del Temple, Gérard de Ridefort, a cambio de las fortalezas templarias de Gaza, Daroum y sus últimos baluartes en Samaria y al rey Guido de Lusignan a cambio de Ascalón, que, sin embargo, se negó a rendirse.
Posteriormente, Carlos I las donó a nobles y en su mayoría a la orden Hospitalaria, asunto que se concretó en la década de 1340, pues el rey dejó asentado en uno de sus documentos que entregaba momentáneamente las propiedades templarias (a un noble) mientras se aclaraba la situación y el destino de la orden.
Son años de gran actividad ya que entre 1971 y 1976 elabora ocho filmes, entre los que figuran las cuatro entregas templarias: La noche del terror ciego, El ataque de los muertos sin ojos, El buque maldito y La noche de las gaviotas, y otras tres películas de terror: Las garras de Lorelei, La noche de los brujos y La endemoniada.
El Rito escocés no nació en Escocia, sino que recién en 1846 ingresó a ese país, y su antigüedad data de 1786, o en caso de aceptarse como auténticas las llamadas Constituciones de Federico II, su origen se habría dado fruto de la evolución producida con las primeras misas templarias (rojas) a principios del siglo XIX del sistema escocés practicado en París a principios de la década de 1760.
Se han encontrado diversas inscripciones de cruces templarias así como diferentes restos sin identificar que datan claramente la presencia de los templarios en el pueblo de Cunas.
En su término municipal también hay restos ibéricos (p.e. Vallipón, poblado íbero destruido por las legiones romanas) o de fortificaciones musulmanas y templarias (p.e.
Tras el fracaso, dirigió un ataque a la fortaleza de Masyaf, liderada por el Viejo de la Montaña, Rashid ad-Din Sinan, líder de los nizaríes en esa época, y fue el encargado de la emboscada en el Templo. Durante el asalto, el ejército de los nizaríes diezmó las fuerzas de los tropas templarias y forzaron su retirada.
A causa de esto, Robert de Sablé se dedicó a asegurar las ciudades de Damasco, Jerusalén y Acre en manos templarias, para prepararse para combatir contra los líderes de las Cruzadas, Ricardo I de Inglaterra y Saladino.