teclado

teclado

1. s. m. MECÁNICA, MÚSICA, TECNOLOGÍA Conjunto de las teclas de un instrumento o de un aparato teclado de un piano; teclado de una máquina de escribir.
2. INFORMÁTICA Dispositivo constituido por teclas y, a veces, indicadores luminosos, que se utiliza de forma manual para introducir datos y comandos en un ordenador.
3. MÚSICA Instrumento musical, o conjunto de ellos, que se accionan por teclas.

teclado

 
m. Conjunto de teclas de un mecanismo.

teclado

(te'klaðo)
sustantivo masculino
1. conjunto ordenado de teclas Compré un teclado inalámbrico para la computadora.
2. música instrumento musical electrónico similar a un piano Toca los teclados en una banda de pop.
Traducciones

teclado

клавиатура, клавиши

teclado

Tastatur, Computertastatur, Keyboard

teclado

clavier

teclado

tastiera

teclado

klávesnice

teclado

tastatur

teclado

näppäimistö

teclado

tipkovnica

teclado

キーボード

teclado

키보드

teclado

keyboard

teclado

klawiatura

teclado

teclado

teclado

tangentbord

teclado

แผงแป้นอักขระ

teclado

klavye

teclado

bàn phím

teclado

键盘

teclado

鍵盤

teclado

SM (tb Inform) → keyboard, keys pl; [de órgano] → keyboard, manual
Gimbel a los tecladosGimbel on keyboards
marcación por tecladopush-button dialling
teclado numérico (Inform) → numeric keypad
Ejemplos ?
En esta concepción se convierte el sueño en algo totalmente ininterpretable, pues no es posible que recorriendo al azar el teclado improvise el profano en música composición alguna.
¿No se te ha ocurrido que en el servicio industrial pudiera haber cosas tales como vacaciones o permisos, y que el invitado bastante inusual e interesante que hay en nuestra familia pudiera darme una ocasión natural para tomar un permiso si podía conseguirlo?" "¿Y puedes tomarte las vacaciones cuando te plazca?" "Podemos tomar una parte de ellas cuando nos plazca, siempre sujetos, por supuesto, a las necesidades del servicio." "Pero ¿qué haces cuando estás trabajando--enseñar en una escuela, pintar objetos de porcelana, llevar la contabilidad del Gobierno, estar tras un mostrador en los almacenes públicos, o de operadora con un teclado o línea telegráfica?" "¿Esa lista agota el número de las ocupaciones de las mujeres de tu época?" "Oh...
Ya sea un violín, una guitarra, una flauta, un clarinete, un sax, una trompeta, un teclado o un acordeón, siempre portaba uno diferente y nunca lo repetía en semanas, como si en sus andanzas callejeras, en sus ensueños ambulantes de mostrar distintas emociones musicales, no le gustara que su escaso público escuchara la misma voz instrumental.
En el fondo de ella, atenuada por diminutas pantallas de rojiza gasa, luchaba con la semioscuridad circunvencina, la luz de las bujías del piano, en cuyo teclado abierto oponía su blancura brillante el marfil al negro mate del ébano.
La comparación, muy antigua y empleada, del sueño con «los sonidos que los diez dedos de un individuo totalmente profano en música producirían en un piano, recorriendo al azar el teclado» constituye quizá la descripción más exacta de la apreciación que en la mayoría de los casos ha hallado el rendimiento onírico en los representantes de las ciencias exactas.
La influencia de este consejo mío provoca el sueño siguiente: «Su profesor de piano le reprocha que descuide su práctica de dicho instrumento y no ejercite los estudios de Moscheles ni el Gradus ad Parnassum, de Clementi.» Con referencia a este sueño observa el sujeto que el Gradus es asimismo una escalera y que el teclado lo es también, puesto que contiene una escala.
Para la correlación que de esta teoría resulta entre el contenido onírico y los estímulos del sueño, encuentra Strümpell el excelente paralelo (cap. 2) de «los sonidos que los diez dedos de un individuo profano en música producen al recorrer al azar el teclado de un piano».
Sobre el teclado Glacial tu aturdida mano rueda, cual mariposa de seda sobre un frondaje gracial; y en la atmósfera nupcial de la alba noche aromática, grave, serena, hierática, tu noble belleza copio, como en vagos sueños de opio brillantes de pompa asiática...!
Hombres y mujeres trasladan sus pasos de un lado a otro. El teclado de las máquinas de escribir organiza su sinfonía y uno que otro vocería se mezcla con el humo de los cigarrillos.
"Bach debe de estar al teclado de este órgano; pero ¿dónde está el órgano?" "Espere un momento, por favor," dijo Edith; "quiero que escuche este vals antes de que pregunte más.
Un hombre, sentado al piano, puede rehacer, para él solo, toda la historia de su vida moral; haciendo brotar del teclado una serie de melodías, escalonadas en sus recuerdos...
"Si medimos con un galvanómetro de tangente la intensidad eléctrica producida por cada vocal y consonante, podemos calcular el número de amperios vueltas, necesarios para fabricar un teclado magnético, que responderá a la intensidad de corriente de cada vocal." El ceño del teniente acentuóse.