teñir


También se encuentra en: Sinónimos.

teñir

(Del lat. tingere.)
1. v. tr. y prnl. Dar a una cosa un color distinto del que tenía he teñido el vestido blanco de negro; se tiñe el pelo de color caoba. tintar
2. v. tr. Dar un tono, un aspecto o un carácter que no es el fundamental a una cosa tiñe sus escritos de una cierta melancolía. pintar
3. PINTURA Apagar un color con otro más oscuro.
NOTA: Se conjuga como: ceñir

teñir

 
tr.-prnl. Dar [a una cosa] un color diferente de su color natural o del que pueda tener accidentalmente.
tr. fig.Imbuir [a alguno] de una opinión o afecto.
pint. Rebajar un [color] con otro.
V. conjugación (cuadro) [9] como reír. Partic. reg.: teñido; irreg.: tinto.

teñir

(te'ɲiɾ)
verbo transitivo
1. dar un color distinto del que tiene a una cosa teñir una tela
2. dar a una cosa un determinado carácter o matiz Una honda nostalgia teñía sus palabras.
Sinónimos

teñir

transitivo
entintar, tintar, colorear.
Tintar y entintar se utilizan si se trata de teñir colores artificiales; pero tratándose del color que naturalmente adquieren las cosas no puede usarse más que teñir: entintar, tintar o teñir un traje; a fines de primavera los sembrados se tiñen (no tintan ni entintan) de amarillo.
Traducciones

teñir

dye, tint, to dye

teñir

tingieren, färben

teñir

teindre

teñir

barvit

teñir

farve

teñir

βάφω

teñir

värjätä

teñir

bojati

teñir

染める

teñir

염색하다

teñir

verven

teñir

farge

teñir

tingir

teñir

färga

teñir

ย้อม

teñir

boyamak

teñir

nhuộm

teñir

teñir

A. VT
1. [+ pelo, ropa] → to dye
teñir una prenda de azulto dye a garment blue
el jersey ha teñido los pañuelosthe colour of the jersey has come out on the handkerchiefs
2. (= manchar) → to stain
teñido de sangrestained with blood
3. (= matizar) → to tinge (de with) un poema teñido de añoranzaa poem tinged with longing
4. (Arte) [+ color] → to darken
B. (teñirse) VPR
1. teñirse el peloto dye one's hair
2. el mar se tiñó de negrothe sea darkened
Ejemplos ?
Y Jesús, levantándose, fue a abrir la puerta de la casa. Y tomó todo el tejido para teñir de la villa, y llenó con él una tina de tintura azul.
Porque quieren teñir de sangre al pueblo de Cuba en el extranjero, quieren pintarnos como una horda incivilizada, quieren pintarnos como unos criminales.
Cabellos cuaternarios, entre sedeña y estopa, que se pueden echar ventosas con ellos, valen menos que una calva. Ojos azules no se usan y los mandamos teñir o desterramos de la corte.
El día comenzaba a teñir de rosa las últimas cimas de Tacora, que hacía tiempo había dejado atrás; las estrellas habían desaparecido, y la luna palidecía, recostada como una viajera cansada en las profundidades del espacio.
Digo que ciertas cosas son las mismas que lo que se encuentra en ellas, y otras cosas no. Por ejemplo, si se quiere teñir de este o de aquel color un objeto cualquiera, digo que el color se encontrará con el objeto.
XIII A LA FUENTE BANDUSIA ¡Oh fuente Bandusia!, de mayor transparencia que el cristal y digna de las ofrendas de dulce vino y pintadas flores, mañana te sacrificaré un cabrito, a quien apuntan los cuernos en la túrgida frente, destinándolo a las luchas y al amor; pero en vano, que este vastago de padres lascivos ha de teñir pronto ron su sangre tus heladas márgenes.
Desde entonces he procurado recoger canciones de cuna de todos los sitios de España; quise saber de qué modo dormía a sus hijos las mujeres de mi país, y al cabo de un tiempo recibí la impresión de que España usa sus melodías para teñir el primer sueño de sus niños.
Un día estaba la hermosa solitaria sentada, abanicándose, en su ventana o cierro de cristales. Francisca, echada en el suelo, se entretenía en teñir de azul con agua de añil el blanco perrito habanero de su señora.
Otra, la representación genuina de la industria, la patria de los cuáqueros, de los vegetarianos y de las sociedades de la templanza, funde nuevos cañones, cada vez más mortíferos y certeros; apresta sus naves, construye fortalezas y, en acecho de una presa, se prepara a teñir con sangre los mares de la Europa, sin haberse enfriado la que inunda el dilatado suelo de la India.
Y la señorita es neutro... ––Pues esta señorita ––dijo Manolita, intentando, sin conseguirlo, teñir de una sonrisa estas palabras–– no es neutra...
Yo muero, cuando veo que el cielo se colora y al fin anuncia el día, tras lóbrego capuz; si grana necesitas, para teñir tu aurora, ¡vierte la sangre mia, derrámala en buen hora, y dórela un reflejo de su naciente luz!
Confiese todo el mundo su pecado: Yo cruel, sanguinario, he devorado inocentes corderos, ya vacas, ya terneros, y he sido, a fuerza de delito tanto, de la selva terror, del bosque espanto" "Señor", dijo la zorra, "en todo eso no se halla más exceso que el de vuestra bondad, pues que se digna de teñir en la sangre ruin, indigna, de los viles carnudos animales los sacros dientes y las uñas reales" Trató la corte al rey de escrupuloso.