tapabocas

tapabocas

1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Prenda de abrigo que se utiliza para cubrir el cuello y la boca se puso un tapabocas para preservarse del frío de la noche. bufanda
2. MILITAR Taco cilíndrico de madera con que se cierra la boca de las piezas de artillería.
NOTA: También se escribe: tapaboca
NOTA: En plural: tapabocas

tapabocas

 
m. Taco cilíndrico de madera con que se cierra y preserva el ánima de las piezas de artillería.
Sinónimos

tapabocas

sustantivo masculino
Ejemplos ?
Al menos atúsate un poco el pelo y ponte un tapabocas o, por lo menos, la anguarina de tu agüelo por la cabeza, para que no te dé una airada.
A nivel individual, las medidas de prevención son extremar medidas de higiene: no saludar de beso ni de mano, evitar lugares concurridos (metro, auditorios, escuelas, iglesias, bancos, etc.), usar tapabocas y lavarse las manos constantemente con detergente o desinfectante como alcohol (alcohol en gel, por ejemplo).
La prevención del contagio se logra limpiando frecuentemente y asoleando las casas y bodegas; usando tapabocas cuando se deba ingresar, trabajar o manipular objetos en lugares cerrados u oscuros, destapar cajas o extraer elementos de ellas o de sitios donde han estado almacenados y lavando todo objeto que se adquiera o cuya procedencia se desconozca.
Isla fue autor de varias obras satíricas como los Papeles crítico-apologéticos (1726), El tapabocas (1727), las Cartas de Juan de la Encina (1732), una especie de colección de chistes escatológicos dirigida contra un médico y cirujano segoviano a su juicio bastante malo, José Carmona; Juventud triunfante (1727), y Triunfo del amor y de la lealtad.
El resto de la obra lo componen las enseñanzas de fray Blas a su pupilo. Papeles crítico-apologéticos (1726) El tapabocas (1727) Juventud triunfante (1727) Cartas de Juan de la Encina.
Entre ellas están "lavarse las manos, las medidas de estornudar, las medidas que permitan que si alguna persona tiene sintomatología, tratar de que estén aislados, de que estén con las ventanas abiertas, de que si tiene que salir lo haga con tapabocas", reiteró Palacio.
Por esto, Palacio Betancur hizo un llamado a la tranquilidad y a la calma - no alarmarse — y para que los colombianos sigan tomando precauciones y en el evento de que alguna persona tenga síntomas de gripe o de resfriado, pues solo se debe aislar en la casa para evitar su contacto con el resto de la familia, además de usar los tapabocas.
Para la cabeza había boinas y viseras, sombreros de muy variados y distintos tipos, monteras, pasamontañas, tapabocas y bufandas.
Un bacteriólogo debe trabajar con el equipamiento adecuado dependiendo el nivel del laboratorio donde este trabajando (bioseguridad hospitalaria), la peligrosidad de las muestras con las que trabaje y los reactivos que se utilicen, este equipamiento incluye: Bata anti fluidos, tapabocas, gafas de bioseguridad, guantes de látex, cámara de bioseguridad, en caso de ser un laboratorio donde se trabajen microorganismos potencialmente peligrosos, el bacteriólogo debe utilizar trajes de bioseguridad especiales.
Pistorejazo (pescozón) / Ondrón / Ariscar las patatas / Pipo (un tipo de grano) / Horcaja / Chino (cerdo) / Aujero / Hacerla colorada (hacer algo mal con consecuencias negativas) / Respe (lengua de la culebra) / Agüelo / Botija / Colodra (para la pizarra de afilar) / Ligaterna (lagartija) / Pinarse (ponerse de punta) / la Mocha (del árbol) / Escolingarse (columpiarse, deslizarse) / Bubulillos (crías de la abubilla) / Cortapichas (tijereta) / Saltacapas (saltamontes) / Ilaga (aulaga) / Tapabocas (bufanda grande) / Airada (mal corporal causado por el frío y el viento) / "Juegos de chicos...
Y mientras se prevenía de burletes en ventanas y puertas de ricos tapabocas de seda blanca -Dávalos no renunciaba todavía a parecer agradable-, de pastillas para la tos y de sesiones de masaje para conservar la elasticidad de los miembros, he aquí que el leñador invisible que ataca al árbol por el pie hasta que lo tumba, descargó un golpecito sordo, mejor asestado, que produjo entalla; y el médico -consultado ante cada síntoma y cada fenómeno, de los más viles y vulgares de la fisiología y la patología- previno a su cliente: -He observado esto, aquello, lo de más allá...
Que si había vendido las hebillas de plata de los zapatos para que no echasen a unas pobres del piso cuyo alquiler estaban debiendo; que si no teniendo moneda cuando en la calle le pedían limosna, daba el tapabocas, el pañuelo, el rosario; que si pasaba necesidades en su casa por socorrer las ajenas; que si a veces no se echaba carne en su olla; que si unos manteos le duraban diez años...