tampoco


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con tampoco: entonces, despues, tambien

tampoco

adv. Se usa para negar una cosa después de haber negado otra no me gusta el vino, y tampoco la cerveza.

tampoco

 
adv. Se usa para negar una cosa después de haberse negado otra.

tampoco

(tam'poko)
adverbio
1. también indica que lo expresado se incluye en una negación anterior No encontré a mi compañero en el curso y tampoco en la biblioteca.
2. introduce una circunstancia que atenúa una aseveración de carácter negativo Aunque tengo algo de culpa en el asunto, tampoco soy el único responsable.
Sinónimos

tampoco:

nisiquiera,
Traducciones

tampoco

neither, nor, either, not either

tampoco

non plus, ni

tampoco

ani, také ne

tampoco

eller, heller, heller ikke

tampoco

ebenso, keiner, noch

tampoco

ei kumpikaan, eikä, kumpikaan

tampoco

ni, niti

tampoco

・・・もまた, ・・・もまた・・・でない, ・・・もまた・・・ない

tampoco

...도 ...도 아니다, ...도 또한 ...아니다, ...도 아니고 또한 ...도 아니다

tampoco

evenmin, noch

tampoco

nem, tampouco

tampoco

antingen, inte heller, och inte

tampoco

ไม่ มักใช้คู่กับ neither, ไม่เช่นกัน, ต่างก็ไม่

tampoco

cũng không, hoặc, không phải cái này mà cũng không phải cái kia

tampoco

Нито

tampoco

ADV
1.not...either, neither, nor
yo no lo compré tampocoI didn't buy it either
tampoco lo sabe élhe doesn't know either
ni Ana ni Cristóbal tampoconeither Ana nor Cristóbal
-yo no voy -yo tampoco"I'm not going" - "nor am I o neither am I o me neither"
-yo no fui -yo tampoco"I didn't go" - "nor did I o neither did I o me neither"
-nunca he estado en París -ni yo tampoco"I've never been to Paris" - "neither have I o me neither"
-¿lo sabes tú? -tampoco"do you know?" - "no, I don't either"
2. (uso enfático) tampoco nos vamos a enfadar ahora por esowe're not going to fall out over that, are we?
bueno, tampoco es como para ponerse a llorarit's not as if it's anything to cry about

tampoco

adv. neither, not either.
Ejemplos ?
Bernal Díaz del Castillo tenía alrededor de 20 años, no tenía instrucción escolar y tampoco bienes cuando viajó en 1514 a América en la expedición de Pedro Arias Dávila, que había sido nombrado un año antes gobernador de Castilla del Oro.
También:::: El orden en el que se precisan los elementos tampoco se tiene en cuenta para comparar dos conjuntos::: Además, un conjunto no puede tener elementos «repetidos», ya que un objeto solo puede o bien ser un elemento de dicho conjunto o no serlo.
La longitud de cualquier línea de costa puede variar de forma notable en función del método de medición; véase el artículo: paradoja de la costa en la Wikipedia en inglés. De los 26 estados brasileños nueve no tienen litoral, así como tampoco el Distrito Federal.
Si el artista es reconocido, será entonces asociado aparentemente con un grupo y una ideología que tal vez no comparta. Asimismo, tampoco hay garantía de que se le atribuya el mérito de su trabajo cuando le gustaría.
La topología tampoco está dada por la posición en que el árbol es dibujado, a veces se los dibuja erectos (con el ancestro abajo y los grupos terminales arriba), a veces se los dibuja recostados (con el ancestro a la izquierda y los grupos terminales a la derecha).
En los árboles filogenéticos como los aquí expuestos, el largo de las ramas tampoco da ninguna información acerca de cuánto diverge ese linaje en términos de sus caracteres ni acerca de en qué momento geológico ocurrió el aislamiento de ese linaje (pero hay árboles que sí dan esa información).
No debe confundirse con el peso, que es una magnitud vectorial que representa una fuerza cuya unidad utilizada en el Sistema Internacional de Unidades es el newton (N). Tampoco debe confundirse con la cantidad de sustancia, cuya unidad en el Sistema Internacional de Unidades es el mol.
Su existencia tampoco aparece en las narraciones de la conquista en las Cartas de Relación de Cortés (en México y en las Hibueras), tampoco en obras de otros participantes de la conquista.
Este Gobierno a pesar del gran apoyo popular fracasó el 15 de enero de 1934 debido a la oposición del Partido Socialista Popular y tampoco fue reconocido por Estados Unidos.
Con respecto a los leptosporangiados, no los concibió como un clado, dejando en su propia subclase a los leptosporangios más modificados: así las Osmundaceae (con su leptosporangio primitivo con anillo lateral), las Marsileaceae y las Salviniaceae tenían sus propias subclases. Tampoco relacionó a los helechos heterosporados Marsileaceae y Salviniaceae como hermanos, ya que sus esporocarpos parecían tener orígenes diferentes, y supuso que sus parecidos eran una convergencia debido a la transición al hábito acuático, más que el resultado de descender de un antecesor común (para una interesante discusión acerca de las homologías en el esporocarpo de marsileáceas y salviniáceas ver Salviniales, clado donde hoy en día se agrupa a las dos familias).
En este siglo, a la luz de los análisis filogenéticos moleculares contradictorios, se ha preferido no asignarles ningún taxón a los helechos, ni tampoco a los helechos verdaderos.
Las regiones, como son definidas por la ley, no poseen personalidad jurídica propia y los ciudadanos tampoco eligen representantes de cada región.