taller de encuadernación

Traducciones

taller de encuadernación

legatoria
Ejemplos ?
Tras trabajar en una fábrica de cartones, en un taller de encuadernación y en una cordelería –donde un burro le golpeó cuando lo conducía al abrevadero, causándole «una herida en la ceja de la que le quedó huella toda la vida»–, con nueve años empezó de aprendiz de estuquista, que era un oficio muy especializado, pues se trataba de aplicar una capa de escayola fina, el estucado, a las paredes interiores de pisos y casas de calidad –«casas confortables», se las llamaba– y que estaba en auge debido al crecimiento que estaba experimentando Madrid en aquellos años.
El edificio fue ampliado en dos oportunidades. En 1978, se incluyeron la Hemeroteca, el Taller de Encuadernación y el Departamento de Técnica.
En este mismo año recibió la primera subvención municipal, que posibilitó anexar la Sección Infantil y el Taller de Encuadernación.
Su abuelo, Victorio Arias, regentaba un importante taller de encuadernación en el número 82 de la calle Mayor, entre cuyos clientes se encontraba la Casa Real.
Los pocos libros de texto eran gestionados por los padres mediante rifas, tómbolas, y si en años posteriores se estropeaban, eran arreglados en el taller de encuadernación.
Este antiguo monasterio hoy alberga el Museo de Ambientación Ambiental de San Pedro, la Biblioteca Pública del Barrio, la Escuela Taller de Encuadernación del Ayuntamiento de Pamplona y algunas oficinas de dicho ayuntamiento.
Planeta, 1995; El viaje de los sentidos, 2000, editorial Verdehalago; La calle de los fresnos, Taller de Encuadernación y Serigrafía “Hecho a mano”, 2002.
A la Hull House acudían cada semana casi 2000 personas que usaban las facilidades con que contaba: Escuela de tardes para adultos Guardería Asociaciones para los niños mayores Galería de arte Cocina pública Café Gimnasio Piscina Taller de encuadernación Escuela de música Compañía de teatro Biblioteca Taller para chicas Servicio de búsqueda de empleo La Hull House servía también como institución sociológica para mujeres.
oculta en el hueco y falsete que dejaba el doble piso de una habitación», junto con toda una biblioteca y los útiles típicos de un taller de encuadernación.
Algunos Betelitas manejan las prensas o trabajan en el taller de encuadernación haciendo libros que se envían a muchas congregaciones.
Trabajó primero en un taller de encuadernación y en 1920 montó su propio negocio, «La Industria Aragonesa», una pequeña fábrica de objetos de papel.
Dicho edificio alberga, además del Archivo Municipal y su Biblioteca, los restantes dependencias incluidas en el Servicio: la Hemeroteca y la Fototeca municipales, el Departamento de Publicaciones y un taller de encuadernación y restauración.