talasocracia

talasocracia

(Del gr. thalassa, mar + krateo, gobernar.)
s. f. HISTORIA Poderío naval y dominio de los mares la talasocracia griega.

talasocracia

 
f. Imperio de una nación sobre los mares, con exclusión de las demás.
Traducciones

talasocracia

talassocrazia
Ejemplos ?
Estudio del proceso de formación de la lengua japonesa: Exiten varias hipótesis enfrentadas sobre la naturaleza de la primera lengua japonesa: pidjin o lengua comercial de una talasocracia que tiene el mar del Japón como centro, idioma desgajado de la rama altaica en fase temprana, lengua con base austronesia que recibe el impacto de la invasión continental...
Blanco siguió las tesis de García y Bellido y de Rhys Carpenter, que en cierto modo entroncan con las posteriores tesis de E. Langlotz sobre un arte foceo 'helenizador', estrechamente asociado a la actividad comercial y a la talasocracia.
El expansionismo púnico en la cuenca occidental del Mediterráneo se fundamentó en el comercio, aun cuando la talasocracia se encontró enfrentada por la expansión romana de intención continental y hegemónica.
Sabemos que, desde la decisiva acción de Temístocles en los años anteriores a Salamina, la talasocracia ateniense dominó efectivamente toda la cuenca oriental del Mediterráneo hasta el desastre del En el siglo IV a.
C.) Según leyendas y escritos (especialmente de Tucídides) en este periodo la civilización minoica se habría convertido en una talasocracia, representado por la leyenda del rey Minos («...Minos dominaba el mar griego»), que se supone existió en esta época y quien en venganza del asesinato en Atenas de su hijo Androgeo, exigió a Teseo un tributo de siete muchachos y muchachas atenienses cada nueve años para alimentar al Minotauro.
Estas convulsiones geopolíticas dieron lugar a nuevas potencias que se organizaron más tarde desde Asiria, Elam y Media, mientras que en occidente una talasocracia se gestaba en Micenas controlando poco a poco el comercio del Mediterráneo que los Cretenses por su completa desaparición y Fenicia bajo los golpes de incesantes invasiones, abandonaron.
Los aliados de Atenas preferían pagar un impuesto que permitía a Atenas armar una flota apta para defenderlas que aportar sus propios navíos, permitiendo así la construcción de la talasocracia ateniense.
En cierta medida consiguieron establecer una talasocracia o "gobierno de los mares" que les permitía controlar comercialmente el Mediterráneo.
En un contexto de desarrollo del comercio en el Egeo en el marco de la talasocracia ateniense, la demanda de plata y de plomo de Laurión fue moderada, sobre todo porque la producción de las minas de Tasos, Sifnos estaba entonces lejos de ofrecer volúmenes comparables al rico tercer filón descubierto en Maronea.
Esto contribuyó notablemente a la fortuna de la ciudad y fue sin duda decisivo en el establecimiento, a escala del mundo egeo, de la talasocracia ateniense.
Como factor geoestratégico, durante el siglo XVIII Inglaterra construyó una flota naval que la convirtió (desde el tratado de Utrecht, 1714, y de forma indiscutible desde la batalla de Trafalgar, 1805) en una verdadera talasocracia dueña de los mares y de un extensísimo imperio colonial.
La serie relista o de brazos cruzados, sin embargo, tiene su floruit en la etapa del Cicládico Antiguo II final y III, coincidiendo con el máximo esplendor de la talasocracia cicládica, entre 2400 y 2000 a.