taita


También se encuentra en: Sinónimos.

taita

(Del lat. tata.)
1. s. m. familiar Expresión infantil que se utiliza para designar al padre.
2. Persona que tenía el gobierno de una mancebía.

taita

 
m. Voz con que el niño designa al padre.
Traducciones

taita

SM
1. (Andes, Cono Sur) (= papá) → father, dad, daddy; (= tío) → uncle
2. (Cono Sur) (tratamiento) in direct address, term of respect used before a name
3. (Cono Sur) (= matón) → tough, bully; (= pendenciero) → troublemaker
4. (arcaico) (= chulo) → pimp
Ejemplos ?
De repente presentose taita Otárola, seguido de dos negros, cada uno de los que traía a cuestas un talego de a mil duros, y sacando del bolsillo medio real de plata lo echó en la bandeja, diciendo: -Ésta es la limosna.
Hízose en breve cargo de la congoja y atrenzos del buen dominico, y una noche, después del toque de queda y cubrefuego, acercose a él y le dijo: -Taita cura, no te aflijas.
Allí se repitió lo de las vueltas y revueltas, hasta que empezaron a descender escalones que conducían a un subterráneo. El indio separó la venda de los ojos del cura, diciéndole: -Taita, mira y coge lo que necesites.
-abrazándola-. ¡Madrecita!... ¡Comulgui'usté también y mi taita! El que dice, y ella que larga el llanto. A más de algo que en tal instante le apuñala, allá en su corazón de mujer y de madre ve en las palabras de Rogelio señales infalibles de su próxima muerte.
De la orilla del Cufré a la más alta cuchilla, naide lo afrenta ni humilla a este gaucho que usté ve; he sido, y siempre seré el taita entre los de aquí; pero siempre fiel le jui al que de amigo le hablé; y de hoy suyo lo seré ¡y esos cinco deme a mí!
Trepándose a un árbol a robarse un nido, La pobre casita de un mirlo cantor, Desgájase el árbol, Simón da un chillido, Y cayó en un pozo de pésimo olor Ve un pato, le apunta, descarga el trabuco: Y volviendo a casa le dijo a papá: Taita yo no puedo matar pajaruco Porque cuando tiro se espanta y se va.
-Sí, taita -contestó el indio, sacando de debajo del poncho un manojo de floripondios encarnados (huar-huar) y unas ramitas de hierba parecida al perejil.
-No es: es porque nunca m'he confesao; porque no comulgo como los muchachos di'aquí y hasta será porque ni usté ni mi taita rezan ni m'enseñan doctrina...
Levantó la mirada hacia la casa, y vió a su padre en el corredor, con el niño en brazos. A paso receloso llégase a él; arrodíllase a las plantas y murmura: -¡Sacramento del altar, taita!
Brutos, que quieren saber más que el taita cura y que no adivinan que cuando él festeja a los vivanquistas, lo hace con su segunda.
Yo, taita cura, te lo confío para que si llegase a destruirse la iglesia de Locumba saques el oro y lo gastes en edificar un nuevo templo.
En punto a religión tiene la fe del carbonero, y acoge como verdad evangélica cuanta paparrucha sale de los labios, no siempre bien inspirados, del taita cura.