tacón


También se encuentra en: Sinónimos.

tacón

1. s. m. Pieza de altura variable unida al exterior de la suela del calzado por la parte correspondiente al talón nunca ha sabido andar con zapatos de tacón.
2. ARTES GRÁFICAS Cuadro de barras a las cuales se ajusta el pliego en la prensa para ser impreso.
3. NÁUTICA Corte oblicuo en la quilla de un barco que se ajusta con otro hecho en la madre del timón. talón

tacón

 
m. Pieza semicircular, más o menos alta, unida exteriormente a la suela del calzado en la parte correspondiente al calcañar.

tacón

(ta'kon)
sustantivo masculino
1. pieza en semicircular unida a la suela de un calzado en la parte que corresponde al talón zapatos de tacón bajo
2. zapato, cuando tiene tacón unos tacones de charol
Traducciones

tacón

heel

tacón

Absatz

tacón

talon

tacón

calcanhar

tacón

كعب

tacón

Heel

tacón

PATA

tacón

hæl

tacón

העקב

tacón

뒤꿈치

tacón

häl

tacón

ส้น

tacón

SM
1. [de zapato] → heel
tacones altoshigh heels
tacones bajoslow heels
nunca llevo taconesI never wear high heels
zapatos de tacón (alto)high-heeled shoes
tacón (de) agujastiletto heel
tacón de cuñawedge heel
2. (= monedero) → purse, coin purse (EEUU)

tacón

m heel (of a shoe); de — alto high-heeled; de — bajo low-heeled
Ejemplos ?
TACÓN ¿Que haya borracho que sirva a amo que se pierde y que es 6 Carece al abrir de signo de interrogación. 6 siempre una cosa perdida?
MUÑOZ No. TACÓN Que digas eso? Ahora, a mí me deja12 que sus virtudes prosiga. DON JUAN Por hacer tiempo prosigue que he de oír tus boberías.
-¿Y si no fuera por mí habría quien le mandara a usté un par de brodequines pa que les echara una remonta o un tacón o una suela mallorquina?
espués de escuchar Currito el Carabina todo cuanto hubo de decirle la hembra que sin permiso de la Católica, Apostólica, Romana, cuidábase de zurcirle lo roto, de coserle lo descocido, de espumarle el puchero y de muchísimas cosas más que por discreción callamos, quedóse nuestro hombre silencioso durante algunos instantes, no sin redoblar nerviosa y acompasadamente sobre el suelo con el tacón de uno de sus brodequines y no sin poner cara de malísimos propósitos, y exclamó después con acento sordo y amenazador: -¡Por vía e Dios con el compadre!
Doña Ana Don Juan Inés Doña Beatriz Don Diego Celestina Antonia Don Luis Tacón, Muñoz3 Jornada primera4 - Escena I 2 En esta edición, C hace referencia a la suelta La gran comedia de La segunda Celestina.
Muchas veces pretendían abrumarla con infinitas sátiras contra el gato, la manga corta, el tupé y el zapatito de tacón; las gentes se reían de ella, pero ella se reía, a su vez, de las gentes, improvisando versos en un estilo que quería ser clásico (doña Isabel era poetisa, cualidad que heredara de sus antepasados), y mostrando a las remilgadas bellezas que se agitaban en torno de ella su frente altiva y serena, el torneado brazo y el pequeño pie calzado con el zapatito de raso, exclamaba: «Esto ha sido reinar, hijas mías; mi tiempo era el gran tiempo de las nobles hermosuras del regio pisar, del donaire y de la gracia que impera sobre la cabeza y sobre el corazón.
MUÑOZ De todos esos cuidados, yo apostaré que la ninfa que has encontrado en la selva es el que más te lastima.11 TACÓN Eso está puesto en razón, 10 E: vuelvo.
DON JUAN 7 Así, Muñoz, lo creo de tu buena ley. TACÓN La mía debe de ser de algún turco; y es verdad, pues cada día, queriendo ser buen cristiano, tus cosas me desbautizan.
DON JUAN No es de ese incendio las reliquias las que hoy encienden en mi pecho; porque de sus tiranías 8 estoy tan desengañado que ni acordarme querría de su nombre. TACÓN Pues yo no sé cuando por nombrarla había más Anas de tus razones que en cuatro tapicerías.
DON JUAN Pues me hallas de buen humor. TACÓN Pues dime, pesia mi vida, ¿si he rodeado cuatro leguas en una mula maldita, mohina, en fin, aunque hoy tiene causa para estar mohina, no quieres que me lamente?
DON JUAN ¡Que sea tal tu ignorancia que crea que se fuerza el albedrío! TACÓN ¿No crees sus hechicerías? 21 Pues tú lo verás después.
Ningún oficial podía estar más de un mes en su casa, porque siempre tenía que criticar aún del trabajo mejor hecho. Ya eran desiguales los puntos de la costura, ya un zapato más largo o un tacón más alto que el otro.