tablón

(redireccionado de tablones)
También se encuentra en: Sinónimos.

tablón

1. s. m. CARPINTERÍA Tabla gruesa tendrás que hacer las repisas con tablones para que soporten bien el peso.
2. coloquial Estado producido por el alcohol cuando se bebe en cantidad superior a la tolerada por el organismo. borrachera
3. Amér. AGRICULTURA Faja de tierra preparada para la siembra.
4. tablón de anuncios Tablero, a veces cubierto con un bastidor con cristal o tela metálica, usado para fijar anuncios en el tablón de anuncios está la información sobre los doctorados.
5. tablón de aparadura NÁUTICA El primero del fondo del barco, que va encajado en la ranura de la quilla.

tablón

 
m. Tabla gruesa.
tablón de anuncios Tabla o tablero, a veces protegido por un cristal o una tela metálica, en que se fijan anuncios, avisos, noticias, etc.

tablón

(ta'βlon)
sustantivo masculino
1. tabla de gran tamaño El andamio estaba compuesto de un grueso tablón suspendido a gran altura.
panel en que se colocan anuncios e informaciones Leí del concierto en el tablón de anuncios de la universidad.
2. pérdida de las facultades por efecto del alcohol. Después de la fiesta llegó a casa con un tablón impresionante.
Traducciones

tablón

board, plank

tablón

tabella, asse

tablón

لَوْح

tablón

prkno

tablón

bræt

tablón

Brett

tablón

lauta

tablón

planche

tablón

daska

tablón

tablón

tablón

plank

tablón

planke

tablón

deska

tablón

tábua

tablón

доска

tablón

bräda

tablón

กระดาน

tablón

tahta

tablón

tấm ván

tablón

木板

tablón

SM
1. (= tabla) → plank; (= viga) → beam
tablón de anunciosnotice board, bulletin board (EEUU)
2. (= borrachera) coger o pillar un tablónto get plastered
3. (LAm) (Agr) → plot, bed
Ejemplos ?
De las cuatro esquinas arrancaron, como para juntarse en lo alto, los cuatro pies recios: con un andamio fueron sosteniendo las piezas más altas, que se caían por la mucha inclinación: sobre cuatro pilares de tablones habían levantado el primer estrado...
Pero en aquel momento un grito enorme, que se oyó por encima del ruido de la tormenta, salió de la playa; el mar había barrido el puente, llevándose hombres, maderas, toneles, tablones, armaduras y montones de esas bagatelas dentro de sus olas bullientes.
Después, tumbándose en el piso, pegando el oído a las rendijas de los tablones, procuraba sorprender el cuchicheo de la reunión oscurantista.
Con tu cuerpo de tablones burdos me convertí en piltrafa de carpintería y en una escuadra de dolor desajustado se me turbó la duela fina.
Reunir había hecho, de este modo, escalas a sus tropas a montones, y todo cuanto a efecto es de acomodo: mimbres trenzados, vigas y tablones, puentes y botes; pero más que todo disponer de su campo dos facciones listas para el asalto; y de esta gente ponerse en aquel trance él mismo al frente.
¿No os he dicho que es gran pecado cortar inútilmente los árboles mismos, como vosotros lo hacéis a la orilla de los tablones, para mantener en alto y a vista el machete, porque la savia y la resina que manan de un árbol herido son la sangre y las lágrimas del árbol?
Algunos le robaron; hubo un pillastre que del día a la noche desapareció de una casa en refacción llevándose escaleras, tablones y pinturas.
arpagón, que velaba a su padre agonizante Se dice, soñador, ante esos labios ya blanquecinos: "¿Tenemos en el granero una cantidad suficiente, Me parece, de viejos tablones?" Celimena, arrullante, dice: "Mi corazón es bueno, Y naturalmente, Dios me ha hecho muy bella".
El guía me deja entonces en el suelo y coloca sobre el alféizar de la ventana dos tablones, dispuestos allí de antemano para formar un puente sobre el abismo que se extiende al otro lado.
Rogron se afeitaba por sí mismo todos los días; se examinaba el rostro y hablaba a su hermana de los cambios que creía notar en él; discutía con la criada sobre la temperatura del agua caliente; iba al jardín y miraba si las flores habían brotado; se acercaba a la orilla del río, donde había construido un quiosco; observaba el maderamen de su casa. ¿Juntaban bien los tablones?
Vidrios, ni uno para señal. El piso cimbreaba, y los tablones bailaban la polca. El frío era tan crudo, que sólo podíamos vivir arrimadas a la piedra del lar, acurrucadas en los bancos de ennegrecido roble, y extendiendo las amoratadas manos hacia la llama viva.
(Llama.) ¡David!... ¡David!... Dichos; David y Mateo entran por el franqueable, foro, traen al hombro dos o tres tablones. DAVID.