tañer


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con tañer: tañedor

tañer

(Del lat. tangere.)
1. v. tr. MÚSICA Tocar un instrumento musical de percusión o de cuerda.
2. Sonar las campanas las campanas de alguna iglesia tañen a lo lejos. tocar
3. Dar golpes ligeros y seguidos con los dedos sobre una cosa el que está tañendo en la mesa, que se esté quietecito . tabalear, repiquetear
NOTA: Conjugación: CONJ.: INDICATIVO: PRES.: taño, tañes, tañe, tañemos, tañéis, tañen. IMPERF.: tañía, tañías, tañía, tañíamos, tañíais, tañían. INDEF.: tañí, tañiste, tañó, tañimos, tañisteis, tañeron. FUT.: tañeré, tañerás, tañerá, tañeremos, tañeréis, tañerán. COND.: tañería, tañerías, tañería, tañeríamos, tañeríais, tañerían. SUBJUNTIVO: PRES.: taña, tañas, taña, tañamos, tañáis, tañan. IMPERF.: tañera o tañese, tañeras o tañeses, tañera o tañese, tañéramos o tañésemos, tañerais o tañeseis, tañeran o tañesen. FUT.: tañere, tañeres, tañere, tañéremos, tañereis, tañeren. IMPERATIVO: tañe, taña, tañamos, tañed, tañan. GERUNDIO: tañendo. PARTICIPIO: tañido.

tañer

 
tr. Tocar (hacer sonar).
Tabalear (golpear).
Modelo [13]. V. conjugación (cuadro).

tañer

(ta'ɲeɾ)
verbo transitivo-intransitivo
tocar un instrumento musical Tañen las campanas de la iglesia.
Sinónimos

tañer

transitivo
Traducciones

tañer

to toll, toll, ring

tañer

VT [+ instrumento de cuerda] → to play; [+ campana] → to ring
Ejemplos ?
-¡Por Dios!, Luis -replicó Loaysa, que ya sabía el nombre del negro-, que si vos diésedes traza a que yo entrase algunas noches a daros lición, en menos de quince días os sacaría tan diestro en la guitarra, que pudiésedes tañer sin vergüenza alguna en cualquiera esquina; porque os hago saber que tengo grandísima gracia en el enseñar, y más, que he oído decir que vos tenéis muy buena habilidad; y, a lo que siento y puedo juzgar por el órgano de la voz, que es atiplada, debéis de cantar muy bien.
-No le pongas tasa -dijo Leonora-: bésela él y sean las veces que quisiere; pero mira que jure la vida de sus padres y por todo aquello que bien quiere, porque con esto estaremos seguras y nos hartaremos de oírle cantar y tañer, que en mi ánima que lo hace delicadamente; y anda, no te detengas más, porque no se nos pase la noche en pláticas.
Puesto allí Loaysa, sacaba una guitarrilla algo grasienta y falta de algunas cuerdas, y, como él era algo músico, comenzaba a tañer algunos sones alegres y regocijados, mudando la voz por no ser conocido.
-Yo -respondió Loaysa- soy un pobre estropeado de una pierna, que gano mi vida pidiendo por Dios a la buena gente; y, juntamente con esto, enseño a tañer a algunos morenos y a otra gente pobre; y ya tengo tres negros, esclavos de tres veinticuatros, a quien he enseñado de modo que pueden cantar y tañer en cualquier baile y en cualquier taberna, y me lo han pagado muy rebién.
dos polos tiene la tierra, universal movimientos; la mejor vida el favor, la mejor sangre el dinero. Oigo tañer las campanas, y no me espanto, aunque puedo, que en lugar de tantas cruces haya tantos hombres muertos.
¿Por qué ya no la toca? ¿Por qué los campos su tañer no alegra? Y el atrevido vaquerillo sano, que amaba a una mozuela de aquellas que trajinan en la casa, ¿por qué no ha vuelto a verla?
Pasado esto, ordenó que luego tomase lición Luis, y, como el pobre negro tenía cuatro dedos de vino sobre los sesos, no acertaba traste; y, con todo eso, le hizo creer Loaysa que ya sabía por lo menos dos tonadas; y era lo bueno que el negro se lo creía, y en toda la noche no hizo otra cosa que tañer con la guitarra destemplada y sin las cuerdas necesarias.
Verdad es que antes que dijese esto había pedido con muchos ruegos a su maestro fuese contento de cantar y tañer aquella noche al torno, porque él pudiese cumplir la palabra que había dado de hacer oír a las criadas una voz estremada, asegurándole que sería en estremo regalado de todas ellas.
Sus manos son tan delicadas y prolongadas como las de la icona de marfil que se yergue dentro de una hornacina, al pie del lecho. Sabe tañer, sabe cantar, y ella misma compone los versos de sus melancólicas querellas.
-Pero ¡si duerme todo el mundo! ASTROV. -¡Toca! (TELEGUIN empieza a tañer suavemente la guitarra. A VOINITZKII.) ¿Estás solo? ¿No hay señoras?
Todo era el moro larguezas y el Rey prodigalidad; si el Rey el más generoso, el árabe el más galán. Todo era fiesta el palacio: tañer, danzar y trovar; todo festejos el día, toda la noche rondar.
La griega sabe tañer la cítara, y cuando contemplo su perfil puro, su recta nariz, me avergüenzo de mi cara aplastada y mi tez de carbón.