sumiso

(redireccionado de sumisas)
También se encuentra en: Sinónimos.

sumiso, a

(Del lat. submissus .)
1. adj. Que se somete a la voluntad de otras personas le critican por ser sumiso con su jefe. subordinado insumiso
2. Que ha sido dominado o subyugado el ejército sumiso avanzaba cabizbajo. rendido

sumiso, -sa

 
adj. Obediente, subordinado.
Rendido, subyugado.

sumiso, -sa

(su'miso, -sa)
abreviación
1. persona rebelde que se deja dominar por otra o por una circunstancia sin resistirse un empleado sumiso
2. que implica sumisión Su carácter sumiso hace que no le tomen en cuenta.

sumiso, -sa

(su'miso, -sa)
abreviación
1. rebelde que se deja dominar por otras personas empleados sumisos a la voluntad del jefe
2. que implica sumisión El amor por su esposa es totalmente sumiso.

sumiso, -sa

(su'miso, -sa)
abreviación
1. persona rebelde que se deja dominar por otra o por una circunstancia sin resistirse un empleado sumiso
2. que implica sumisión Su carácter sumiso hace que no le tomen en cuenta.

sumiso, -sa

(su'miso, -sa)
abreviación
1. rebelde que se deja dominar por otras personas empleados sumisos a la voluntad del jefe
2. que implica sumisión El amor por su esposa es totalmente sumiso.
Traducciones

sumiso

ADJ (= dócil) → submissive; (= que no se resiste) → unresisting; (= que no se queja) → uncomplaining
Ejemplos ?
Las mujeres llevaban vida muy apartada, salían poco de casa y se las vigilaba mucho, siendo así muy recatadas, dóciles y sumisas.
Allí se convirtió en portavoz del movimiento Ni putas ni sumisas e inició su colaboración con el semanario satírico Charlie Hebdo, donde escribe sobre las religiones.
La novela implica a los hombres casados de la ciudad ficticia de Stepford, Connecticut, y a sus esposas, sumisas y siempre hermosas.
Existen ciertos rangos jerárquicos dentro del grupo, pues las guacamayas dominantes presentan comportamientos como amenazar con dar picotazos, sacudir sus alas y aproximarse de forma agresiva a los demás miembros de la bandada, mientras que las guacamayas sumisas suelen agacharse, se les abultan las plumas, levantan una pata o evitan completamente el contacto con los miembros dominantes.
En cuanto a los roles, un 32% de los varones y un 11% de las mujeres que practicaban BDSM y escogieron un rol en la encuesta, se consideraban prefentemente dominantes, mientras que respectivamente un 33 % y un 72 % reconocían tendencias fundamentalmente sumisas.
Otras denominaciones usuales, aunque no tan frecuentes, son esclavo/a, Señor/a, Tutor/a y Master/Lady. A menudo se designan con una inicial mayúscula las denominaciones del dominante, y en minúscula las de sumisas y sumisos.
Es Secretaria de Estado a cargo de la Política de la Ciudad en el Ministerio de Vivienda y urbanismo del gobierno del Primer Ministro de Francia François Fillon y también preside la organización Ni putas ni sumisas.
2004: “The Growing Presence of Feminist Theory in Spain”, en Elisabeth de Sotelo (ed.) New woman of Spain. Munster: Lit Verlag 2002: “Las Hijas Deben Ser Siempre Sumisas.
Eran contrarios a los bama ('izquierdos'), que apoyaban a Satiá Bhama y a la pastora Radharani (quienes no eran sumisas a Krisná, y siempre estaban provocándolo y aguijoneándolo).
A los 18 participó en la creación de la Association des femmes pour l'échange intercommunautaire (Asociación de mujeres para el intercambio intercomunitario), un pionero ejemplo de feminismo islámico, cuyo objetivo era: «Crear un espacio de intercambio, de solidaridad, portador de proyectos para la vida de la barriada.» Tanto el drama de la muerte de su hermano y el enfrentamiento con la policía como su posterior implicación en movimientos sociales están descritos en el primer capítulo Chicas de las barriadas obreras, una condición en eterno desfase bajo el subtítulo Un compromiso militante nacido de una conmoción de su libro Ni putas Ni sumisas.
Tras el asesinato en 2002 de la joven de 17 años Sohanne Benziane, organizó una marcha desde el lugar del asesinato bajo una pancarta con el lema Ni Putes, Ni Soumises (Ni putas ni sumisas).
La nueva situación mostró cuatro nuevos ejes de poder: en el actual Irán y el oeste de Turquía, los medos; en Mesopotamia, Siria y Palestina los neobabilonios; en el Norte de África los egipcios, que intentaban extender su influencia a Palestina y Siria; y en la zona de Turquía, diferentes estados, con influencias griegas. Estos estados englobaban variadas poblaciones, no todas sumisas al nuevo orden.