sufridor

sufridor, a

adj./ s. Que sufre no seas tan sufridor, que ya son mayorcitos y saben lo que hacen.

sufridor, -ra

 
adj. Que sufre.

sufridor, -ra

(sufɾi'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que sufre o soporta A pesar de su vida complicada es una persona sufridora.
Traducciones

sufridor

A. ADJsuffering
B. SM/F (= persona) → sufferer
C. SM (Andes) → saddlecloth
Ejemplos ?
Tú también, querido padre, ahora inmortal, y para que por las edades todas permanezcas, según la ley de tu nacimiento creado, 650 poder morir desearás entonces, cuando seas torturado por la sangre de una siniestra serpiente, a través de tus heridos miembros recibida, y a ti, de eterno, sufridor los númenes de la muerte te harán, y las tríplices diosas tus hilos soltarán.' Restaba a los hados algo: suspira desde su hondo 655 pecho y lágrimas por sus mejillas resbalan brotadas, y así: 'Se me anticipan,' dice, 'a mí mis hados y se me impide más decir, y de la voz mía se antecierra el uso.
Pues a ti hemos sucumbido, sola, y quien a Júpiter y a su cielo desprecio, y su penetrable rayo, Nereide, a ti te venero, que el rayo más salvaje la ira tuya es. Y yo, despreciado, sería más sufridor de ello si huyeras a todos.
Y bastante no es que tal abominación se cometa: a los propios dioses inscriben para ese crimen y el numen superior con la matanza creen que disfruta de ese sufridor novillo.
Pues del sufridor de las penalidades, de Hércules, cuando ya era 285 el tiempo de su nacimiento y por la décima constelación pasaba la estrella, me extendía su peso el vientre y lo que llevaba tan grande era que bien podrías decir que el autor del encerrado peso, era Júpiter, y ya tolerar esas fatigas más allá yo no podía: como que ahora también mis miembros, mientras 290 hablo, ocupa un frío horror, y una parte es recordarlo de ese dolor.
Yegua de pelaje castaño-ruano; primer ejemplar de Mustang norteamericano que ganó una carrera de 1000 millas organizada por la North American Trail Ride Conference (NATRC) in NATRC). 1993: Sufridor 2008: Yukichan 2009: Elmer Bandit Abdjar, el corcel de Antares.
Un reciente metaanálisis llegó a la conclusión de que, contrariamente al estereotipo del artista sufridor, la felicidad es uno de los factores que propician la creatividad, mientras que un bajo estado de ánimo propiciaría menores niveles de ésta.
Fernando Escartín, un ciclista puramente escalador (1,75 m y 61 kg), se puede decir que todo lo que ganaba en montaña lo perdía en contrarreloj ya que no fue un gran contrarelojista aunque mejoró en los últimos años de su carrera deportiva consiguiendo resultados más que aceptables. Su estilo de escalador era inconfundible, siempre dando aspecto de sufridor y tirando siempre de "riñonada".
Para concursar como sufridor, había que enviar una prueba de compra de un determinado patrocinador (lo que marcó la entrada de los patrocinadores publicitarios dentro del espacio) y al salir elegidos en el sorteo, serían invitados a plató y al final de la subasta ganarían el mismo premio que se llevaran los concursantes en la misma.
Cuando en la mesa quedaban los tres últimos regalos, el presentador llamaría por teléfono al sufridor en casa, y le comunicaría el regalo que le había correspondido al número que hubiera indicado en la carta, consultando la lista.
Al final del programa, la lista del notario quedaba a disposición del público para que cualquiera pudiera leerla y verificar la asignación del premio al número señalado. Este tipo de sufridor se vio en las etapas quinta y sexta, entre 1985 y 1988.
Los primeros sufridores se sentaban en primera línea de público, en el mismo plató (en esta etapa no se les mostraba ningún rótulo de premios, el sufrimiento consistía simplemente en la impotencia de ver pasar los premios sin poder hacer nada). Llevaban en el pecho una pegatina con la "S" de Superman y de sufridor.
En la cuarta etapa el patrocinador fue la marca Bimbo en la que se tenía que enviar un cupón y durante la quinta y sexta el patrocinador fueron los batidos Okey donde En la quinta etapa había que enviar una etiqueta o la chapa si se hacía la consumición en un bar y en la etapa sexta, se reemplazó la chapa por un posavasos de papel que se entregaba al hacer la consumición en el bar, y que permitía al dueño del establecimiento sellarlo para que él ganara el mismo premio que los sufridores que lo enviaron si resultaran elegidos. En la quinta etapa se creó un nuevo tipo de sufridor llamado "sufridor en casa".