sudoroso

sudoroso, a

1. adj. Que está sudando mucho después de jugar el partido llegó a casa sudoroso. sudoso
2. Que suda con facilidad. sudoriento

sudoroso, -sa

 
adj. Que está sudando mucho.
Muy propenso a sudar.

sudoroso, -sa

(suðo'ɾoso, -sa)
abreviación
que suda mucho o es propenso a sudar pies sudorosos
Traducciones

sudoroso

sweaty

sudoroso

sudaticcio

sudoroso

ADJ sudoriento ADJ sudoso ADJsweaty
trabajo sudorosothirsty work

sudoroso-a

a. perspiring, sweaty.

sudoroso -sa

adj sweaty
Ejemplos ?
Apenas efectuada esta operación, un caballo oscuro, sudoroso y jadeante, cruzó rápido delante de ellos, arrastrando un pesado tren cargado de mineral.
Al desembocar en un claro, rodeado de hayas centenarias y copudas, vio con sorpresa que ¡también allí había llegado el hombre! A la puerta de mísera cabaña estaba un carbonero que acababa de soltar, rendido y sudoroso, pesadísimo haz de leña.
El señor Paco el Caravaca no habíase enterado de la llegada del Penitas; era la hora del pardillazo y repantingado en el gran sillón de pino y aneas, descansándole la barba casi sobre el abdomen, sanguíneo, sudoroso, apoplético, roncaba a intervalos y a intervalos también y de modo automático sacudíase iracundo con el pañuelo las moscas que acudían en tropel a posársele en la reluciente calva.
Calor de fiebre me subía a las sienes; olíame sudoroso, tenía la sensación de que mi rostro se había entosquecido de pena, deformado de pena, una pena hondísima, toda clamorosa.
y...» Y el tío Cachiporra tuvo que cerrar los labios en aquel momento: el Cachete habíase incorporado rígido, descompuesto, en lucha tremenda con su organismo en ruinas; de una manotada había despedido de sí la cobertura y descubierto su cuerpo escuálido y sudoroso, haciendo desesperados esfuerzos por arrojarse de la cama.
Al terminar el acto, sudoroso por el calor de verano que se había desatado en esos momentos, todos abandonaron la iglesia, menos él.
Insensiblemente, todos los comerciantes del patio se acostumbraron a utilizar los servicios del cingalés, menos Mahomet, que soñando una noche que se estaba haciendo afeitar por el barberillo de Puloli, se despertó sudoroso de terror.
Para llenar graneros que no son suyos; para amontonar subsistencias que se pudren en espera de una carestía, mientras el labrador y su familia apenas comen; para adquirir deudas que lo atan a los pies del amo, deudas que pasarán sobre las generaciones de sus descendientes; para poder vegetar unos cuantos años y producir siervos que labren cuando él muera los campos que consumieron su vida y dar a la bestialidad de sus explotadores algunos juguetes femeninos. Sudoroso y jadeante en el húmedo fondo de la mina se debate contra la roca un hombre que vive acariciado por la muerte...
Romana, poco a poco, recobró la salud, se puso inmejorable; una de esas curaciones que hacen decir a los doctores: «El efecto de la aeroterapia no se nota hasta el invierno.» Lo extraño es que don Laureano, sin tomar más aires que los que descienden armados de navaja barbera de las altitudes del Guadarrama, también se mostró remozado, al menos en el genio y condición; volviose expansivo y casi galante; su dinero, oculto por la parsimonia, sudoroso de fatiga al multiplicarse en negocios sórdidos, empezó a ostentarse, a relucir, a correr con argentinos choques, sonoros y limpios como una explosión de risa.
La voz de Peyrehorade turbó el triunfo de su hijo: mi anfitrión, sorprendido al no encontrarle presidiendo los preparativos de la calesa nueva, quedó aún más atónito al verle sudoroso, con la raqueta en la mano.
-Aquí, aquí están los parneses -exclamó el viejo, penetrando sudoroso y jadeante en la sala y mirando a su hija con aire de triunfo, al par que llevaba la mano al bolsillo interior de la chaqueta.
Hacía mucho tiempo, cuando fue recién herida la tierra y pura el agua como sangre cristalina, un caminante sudoroso se sentó en el borde de piedra para descansar su cuerpo y refrescar la frente con el aliento que subía del tranquilo redondel.