suciedad


También se encuentra en: Sinónimos.

suciedad

1. s. f. Falta de limpieza en las cosas la suciedad de las calles; la suciedad de tu conducta. desaseo
2. Cosa o conjunto de cosas que, por su aspecto o por su olor, produce repugnancia o destruye el buen aspecto de las cosas. inmundicia, porquería
3. Acción o palabras sucias, innobles, poco delicadas u obscenas. indecencia, inmoralidad

suciedad

 
f. Calidad de sucio.
Inmundicia, porquería.
fig.Dicho o hecho sucio.

suciedad

(suθje'ðað)
sustantivo femenino
1. limpieza cualidad de lo que tiene impurezas o manchas La suciedad de las calles es nauseabunda.
2. conjunto de manchas, polvo o grasa que hay en un lugar Este producto quita la suciedad de la cocina.
3. honestidad cualidad de las acciones o expresiones contrarias a la moral La suciedad de la conciencia no se quita fácilmente.
Sinónimos

suciedad

sustantivo femenino
inmundicia, porquería, basura, mugre, guarrería, caca, cochambre (col.), guarrada. limpieza, pureza.
Por ejemplo: la suciedad de las calles ha disminuido desde que se inició la campaña cívica dirigida a los ciudadanos; manchas de suciedad en la ropa.
Traducciones

suciedad

dirt

suciedad

Schmutz, Dreck

suciedad

vuiligheid, vuil

suciedad

špína

suciedad

snavs

suciedad

βρομιά

suciedad

lika

suciedad

saleté

suciedad

prljavština

suciedad

汚れ

suciedad

더러움

suciedad

møkk

suciedad

brud

suciedad

sujeira, sujidade

suciedad

грязь

suciedad

smuts

suciedad

สิ่งสกปรก

suciedad

kir

suciedad

chất bẩn

suciedad

污物

suciedad

עפר

suciedad

SF
1. (= porquería) → dirt
un detergente que elimina la suciedada detergent that banishes dirt
2. (= falta de limpieza) → dirtiness

suciedad

f. filth.

suciedad

f dirt
Ejemplos ?
Es necesario siempre que haya cierta sal, algo de picante en esos placeres, y ese picante sólo se encuentra en un poco de suciedad.
Estudió sus cualidades y encontró que eran de tres clases: primera, las que les pertenecen por relación a las cosas existentes bajo ellos en el mundo de la generación y de la corrupción, a saber, el calor que les comunican per se y el frío que les transmiten per accidens, la luz, la rarefacción, la condensación y todas las otras cosas que producen en el mundo, con las cuales adquieren aptitud para la emanación de las formas espirituales, que toman del Agente de existencia necesaria; segunda, cualidades que les atañen por su esencia, como la transparencia, el resplandor, la aparente falta de suciedad y de cualquier inmundicia y el movimiento circular...
El presidente Curval, sesenta años; es un hombre alto y enjuto, flaco, de ojos hundidos y apagados, boca podrida, la imagen andante de la crápula y del libertinaje, de una suciedad horrible relacionada con la voluptuosidad.
Hacía tanto tiempo que mi hermana no se había lavado ninguna parte de su cuerpo, ni siquiera el culo, que el vino adquirió pronto un color turbio y sucio y un olor que no debía ser precisamente agradable. Pero cuanto más se corrompía el licor con la suciedad del cuerpo de mi hermana, más agradaba a nuestro libertino.
Hayy procura imitar con su limpieza el resplandor de los cuerpos celestes, y hacer, como ellos, un movimiento circular Por lo que toca a la segunda clase, trató de asemejarse a los, obligándose a un continuo aseo, a quitar la suciedad y la inmundicia de su cuerpo, a lavarse con agua lo más frecuentemente posible, a limpiar sus uñas, sus dientes y las partes pudendas de su cuerpo, a perfumarse, en cuanto pudiera, con hierbas olorosas y con diversas pomadas aromáticas, a preocuparse de hacer otro tanto con sus vestidos, hasta que todo él resplandeciese de hermosura, de limpieza y de buen olor.
Luis llega al taller del maestro Sandoval, tiene que pasar por el estrecho espacio que queda entre una columna cuadrada de cemento, en algún tiempo pintada de blanco y ahora impregnada por innumerables manchas de grasa y un coche en reparación, teniendo cuidado de no manchar sus zapatos con la grasa que está por todas partes en la tierra mezclada con aceite quemado, localiza al maestro mecánico después de responder éste con un chiflido al llamado de su ayudante, Luis avanza hasta ver que el señor Sandoval sale de la parte de abajo de su coche, sólo protegido de la suciedad del suelo por un cartón obtenido de una caja de filtros Gonher.
Mas vosotros también, hermanos míos, decidme: ¿qué anuncia vuestro cuerpo de vuestra alma? ¿No es vuestra alma acaso pobreza y suciedad y un lamentable bienestar?
La hora en que digáis: »¡Qué importa mi felicidad! Es pobreza y suciedad y un lamentable bienestar. ¡Pero mi felicidad debería justificar la existencia misma!« La hora en que digáis: »¡Qué importa mi razón!
¡Cómo querríais ser justos conmigo!« – tienes que decir – »yo elijo para mí vuestra injusticia como la parte que me ha sido asignada.« Injusticia y suciedad lanzan ellos al solitario: pero, hermano mío, si quieres ser una estrella, ¡no tienes que iluminarlos menos por eso!
Nuestro hombre está en las nubes, se extasía, traga, va a buscar él mismo sobre mis labios la impura eyaculación que lo embriaga, sin perder una gota, y cuando cree que la operación va a cesar, provoca su continuación con los cosquilleos de su lengua; y su verga, aquella verga que apenas toco, tan abrumada estoy por la crisis, aquella verga que sólo se endurece sin duda después de tales infamias, se hincha, se levanta y deja, llorando, sobre mis dedos la prueba nada sospechosa de las impresiones que aquella suciedad le proporciona.
Julia, mujer del presidente e hija mayor del duque; tiene veinticuatro años, gorda, rolliza, con hermosos ojos castaños, linda nariz, rasgos acusados y agradables, pero una boca horrible. Poco virtuosa e incluso con grandes disposiciones para la suciedad, la borrachera, la glotonería y el puterío.
Teresa tiene sesenta y dos años, parece un esqueleto, sin pelo ni dientes, boca hedionda, el culo acribillado de heridas y con un agujero muy ancho. Es de una suciedad y un hedor atroces, tiene un brazo torcido y cojea.