sucesor

(redireccionado de sucesores)
También se encuentra en: Sinónimos.

sucesor, a

(Del lat. successor .)
adj./ s. Que sucede a una persona en su lugar es sucesor de su padre en la empresa. sustituto

sucesor, -ra

 
adj.-s. Que sucede a uno o sobreviene en su lugar.

sucesor, -ra

(suθe'soɾ, -ɾa)
sustantivo masculino-femenino
persona que ocupa o hereda un cargo o función que otra deja de desempeñar La crítica afirma que el joven escritor irlandés es el sucesor de Joyce.
Sinónimos

sucesor

, sucesora
adjetivo y sustantivo
1 venideros, descendientes. ascendientes, antepasados.
En plural equivale a veces a venideros; puede tener el significado de descendientes, y en este caso se opone a ascendientes, antepasados.
Traducciones

sucesor

successor

sucesor

خَلَف

sucesor

nástupce

sucesor

efterfølger

sucesor

Nachfolger

sucesor

seuraaja

sucesor

nasljednik

sucesor

後継者

sucesor

후계자

sucesor

opvolger

sucesor

następca

sucesor

sucessor

sucesor

efterträdare

sucesor

ผู้สืบตำแหน่ง

sucesor

halef

sucesor

người kế vị

sucesor

接任者, 继任者

sucesor

繼任者

sucesor

SM/F
1. (al trono, a un puesto) → successor
2. (= heredero) → heir/heiress
Ejemplos ?
Las herederos ó sucesores ocurrían al trono por conducto de los virreyes, y éstos proveían entre tanto la prosecución del título, previo el pago de la media anata, con lo que des- de luego entraban en posesión, sin exigírseles otros derechos, ni bajo el carácter de voluntarios.
Que todavía se asiste a la lucha entre sucesores de Lumumba y los viejos cómplices de Tshombe en el Congo, lucha que, en el momento actual, parece inclinarse a favor de los últimos, los que han "pacificado" en su propio provecho una gran parte del país, aunque la guerra se mantenga latente.
Absoluta, irremediable, definitiva era desde luego la emancipación con respecto al Rey Fernando VII y sucesores, así como la equivalente independencia con respecto a los pueblos extraños o extranjeros, pero sólo DE HECHO y condicionada a la legítima exigencia de que se concordara en aquel libre voto con relación a los demás pueblos hermanos de América a quienes, sin cálculo anterior, con naturalidad y calma, se aguardaba para la “continuación” que diría gozoso nuestro Artigas.
Señor y esta señal (de la cruz), promover y defender la libertad de las Provincias Unidas en Sud América y su independencia del Rey de España Fernando VII, sus sucesores y metrópoli y toda otra dominación extranjera?” La acepción del vocablo “extranjero” Se ha dicho antes y ya se sabe por lo tanto cuál era entonces en toda nuestra América la acepción del vocablo “extranjero”.
De ese pliego, leemos: “La consolidación de la independencia de América, de los Reyes de España, sus sucesores y metrópoli y la gloria que aspiran en esta grande obra las Provincias Unidas del Sud son los únicos móviles a que debe atribuirse el impulso de la campaña”.
Ya se ha expresado que con toda certeza en los días iniciales del Congreso que en abril de 1813 reunió en Tres Cruces el Jefe de los Orientales de viva voz o registrándola en documento que aún está perdido, también declaró o hizo que fuese declarada nuestra emancipación respecto a Fernando VII y sucesores e independencia frente a los pueblos extraños o extranjeros.
CONDUCTOR: Señor Presidente, el viernes le escuché en Atizapán, la tierra del Presidente López Mateos, su elogio, su reconocimiento al fervor, al recuerdo que se tiene por el Presidente López Mateos, no ha sido el caso de los sucesores del Presidente López Mateos, y han terminado sus antecesores de un modo traumático sus administraciones.
De ese pliego leemos: “ La consolidación de la independencia de la América de los Reyes de España sus sucesores y metrópoli y la gloria que aspiran en esta grande obra las Provincias Unidas del Sud son los únicos móviles a que debe atribuirse el impulso de la Campaña ”.
1º Habrá paz perfecta, firme y sincera amistad entre la República de Venezuela y sus ciudadanos y entre S. M. el Emperador del Brasil y sus sucesores y súbditos, en todas sus posesiones y territorios. Art.
Sus actuales poseedores dispondrán de ellos libremente, excepto la tercera parte de su valor que se reserva a los inmediatos sucesores, quienes dispondrán de ella con la misma libertad.
Una ley de las iniciales del período de Carlos V (la Real Cédula de 1519) que nunca fue modificada ni cayó en desuso, ley que ha sido invocada, y no sin razón, como precedente el más antiguo y sólido de la doctrina o actitud de Monroe porque puso el cimiento de la llamada “política de los dos hemisferios”, autodenegó al Rey y a sus sucesores en la corona de Castilla, la potestad de disposición sobre las Islas y Tierras comprendidas oficialmente bajo el nombre de Reyno de Indias.
3. Los miembros de la Corte continuarán desempeñando las funciones de sus cargos hasta que tomen posesión sus sucesores. Después de reemplazados, continuarán conociendo de los casos que hubieren iniciado, hasta su terminación.