subyacente

subyacente

adj. Que subyace.

subyacente

 
adj. Que subyace, está debajo u oculto.
gram. gen. Díc. de la estructura profunda, de uno de sus elementos o del proceso generativo que no llega a manifestarse con tal forma o estructura en la interpretación fonológica de la oración de que se trate.

subyacente

(subʝa'θente)
abreviación
que está por debajo o detrás de otra cosa problema subyacente
Traducciones

subyacente

underlying

subyacente

vena nascosta

subyacente

zugrunde liegenden

subyacente

onderliggende

subyacente

subjacente

subyacente

underliggende

subyacente

taustalla

subyacente

기본

subyacente

ADJunderlying

subyacente

adj underlying; problema m — underlying problem
Ejemplos ?
Algunos establecen que el Uno es el cuerpo subyacente —bien uno de los tres elementos o bien otro más denso que el fuego pero más ligero que el aire—, del que se generan todas las demás cosas, 15 que se hacen múltiples por rarefacción y condensación.
Las demás aeronaves españolas estarán sometidas a las leyes españolas cuando vuelen por espacio libre o se hallen en territorio extranjero, o lo sobrevuelen, si a ello no se opusieran las leyes de Policía y Seguridad el país subyacente.
De esta manera, los lectores deben construir los componentes de la representación semántica subyacente en un texto: una micro estructura o texto base que representa directamente la información del texto y que implica el logro de la coherencia a nivel local, y una macro estructura que representa el significado global del texto donde cada proposición macroestructural se construye estratégicamente aplicando ciertas macro reglas, a una serie de proposiciones microestructurales bajo el control de un esquema que representa el conocimiento del lector y sus propósitos.
Su primer libro publicado, el único, como lo he dicho, apenas conocido por unos cuantos devotos amorosos de la poesía, de la lectura íntima y gozosa, esa que nos sumerge en los océanos del universo sígnico subyacente en la obra de arte y nos contacta con las redes vitales de lo humano, fue Naturalezas muertas, un bello libro orlado con los dibujos poemáticos de Armando Puhyol (Ah, qué familia de artistas).
Finalmente, el gobierno ha emprendido un esfuerzo histórico por abordar el problema subyacente de la paralización del mercado crediticio.
Un papel vulgar y chillón ornaba los tabiques, enmohecido a trechos y deteriorado de manera que las tiras desgarradas y colgantes dejaban de vez en cuando al desnudo el rancio yeso subyacente.
Porque siempre hay algo subyacente de lo que procede lo que llega a ser; por ejemplo, los animales y las plantas proceden de la semilla.
La canción de López sonoriza un subyacente amor a nuestras muchachadas que se desviven o desmueren, a pesar de pactos, compactos, tratados y supermercados y aburridas y decrépitas clases de español.
No es fácil decir con exactitud el lugar que se da a los libros de texto en la producción cultural, puesto que a medida que se los analiza con seriedad, se descubre una subyacente complicación para elaborarlos, sintetizadora de muchas perspectivas y propósitos, pues su escritura, su desarrollo y su distribución se encuentran también, condicionados con frecuencia a las maneras de leerlos y utilizarlos.
Huasipungo es una palabra de origen quichua, cuya traducción es aproximadamente "lote de terreno", aunque su connotación subyacente implica el hecho de la hacienda parcelada con propósitos premeditados, en función de los intereses de su propietario, quien proveía (según costumbre de la época) de abastos a sus 'huasipungueros' (indígenas entregados en Encomienda, inicialmente (siglo XVI) o por costumbre establecida posteriormente) con el fin de obtener de ellos trabajo, bajo la modalidad de chantaje, sin remuneración.
La inyección sanguínea que apenas si se notaba en el estómago, está aquí más notable, pero no está gruesa ni hinchada, y el tejido celular subyacente, no tiene ningún infarto, es decir, que esa lesión es de formación reciente.
La Hermenéutica y la Pragmática devienen disciplinas fases del autodevoramiento semiótico, donde la desconstrucción principia en el momento del último peldaño interpretativo y constituye la lógica respuesta postestructuralista para no sumergirse ni en la miseria de la razón ni en la tumba de las estructuras, pues abre los interpretantes hacia nuevas combinatorias innovantes y sorprendentes que intérpretes alienados o desalienados pueden hacer como oposición, esto es, impulsarse a la creatividad de lo otro subyacente donde los signos generan signos y perpetúan la eterna semiosis, objeto en última instancia de la Semiótica.