subempleo


Búsquedas relacionadas con subempleo: desempleo

subempleo

1. s. m. ECONOMÍA Falta de empleo de una parte de la mano de obra de la que se dispone.
2. ECONOMÍA Empleo de sólo una parte del tiempo o de la capacidad profesional de un trabajador.
3. ECONOMÍA Empleo con una remuneración muy baja.
Traducciones

subempleo

sous-emploi

subempleo

неполная занятость

subempleo

onderbezetting

subempleo

subemprego

subempleo

υποαπασχόληση

subempleo

就业不足

subempleo

就業不足

subempleo

underbeskæftigelse

subempleo

undersysselsättning

subempleo

SMunderemployment
Ejemplos ?
El desempleo y el subempleo son muy altos, pero es muy difícil obtener cifras fiables, ya que no creíbles encuestas recientes se ha hecho.
En la década de 1980, el subempleo, la inflación y el aumento de valor del dólar, contribuyeron a una tercera oleada de la emigración de la isla.
En materia de promoción de empleos: a) Practicar estudios para determinar las causas del desempleo y del subempleo de la mano de obra rural y urbana...
Una de las grandes demandas del proceso de paz es la mejora de las tasas de analfabetismo, de subempleo y de pobreza que caracterizan al departamento.
Es indispensable mantener una política de máximo empleo y de combate frontal al subempleo -ocupación no remunerativa para quien la ejerce ni productiva para la nación-, de manera que logremos implantar un derecho básico: el derecho al trabajo.
Ya el Consejo de Viña del Mar, en 1969, afirmó esas coincidencias y tipificó, precisó y cuantificó el atraso económico y social de la región y los factores externos que lo determinan, destacando las enormes injusticias cometidas en su contra bajo el disfraz de cooperación y ayuda; porque en America Latina, grandes ciudades que muchos admiran, ocultan el drama de cientos de miles de seres que viven en poblaciones marginales, producto de un pavoroso desempleo y subempleo: esconden las desigualdades profundas entre pequeños grupos privilegiados y las grandes masas, cuyos índices de nutrición y de salud no superan a los de Asia y África, que casi no tienen acceso a la cultura.
Nos enfrentamos a problemas, como el subempleo crónico, las tensiones síquicas y la contaminación del ambiente que atacaremos sin demora, pero que sólo se resuelven, a fondo, por la descentralización de las fuentes de trabajo.
Mortalidad infantil –30,15/1,000. Población activa (1999): 1,7 millones. Desempleo –22%; subempleo –36%. = Tipo: República. Independencia: 1821.
Dentro de este contexto favorable se esperan tasas cada vez mayores de crecimiento real del PIB y del empleo que se traducirían en mayor ingreso familiar y la reducción continua del desempleo, subempleo e informalidad.
Se atiende a la superficie, la población residente, la tasa de migración y desocupación o subempleo y el rendimiento del impuesto a la renta.
Países como el nuestro, de desempleo antiguo y subempleo, no pueden darse ese lujo, y la única, la exclusiva manera que tenemos de combatir la inflación -lo afirmé al principio de mi Régimen y lo reitero ahora- es mediante la producción y la productividad, no mediante el cruel desempleo, peor que la inflación.
Esta aparente contradicción entre la evolución macroeconómica favorable y la predominante percepción negativa de la población se relaciona con: a) la precaria situación de miles de familias dedicadas a una agricultura de subsistencia; b) los elevados índices de desempleo abierto y sobre todo de subempleo; y c) la erosión del poder adquisitivo de los salarios registrada en 1997, producto del aumento, aunque menor que en años anteriores, del nivel general de precios y del rezago de los ajustes salariales nominales respeto a la evolución de la inflación pasada.