subdural

(redireccionado de subdurales)
Traducciones

sub·du·ral

a. subdural, under the dura mater;
espacio ______ space.

subdural

adj subdural
Ejemplos ?
Además, el esfuerzo provocado por la tos puede desencadenar hemorragias subconjuntivales, petequias en la parte superior del tórax, hematomas subdurales, hernias inguinales o umbilicales, prolapso rectal, enfisema subcutáneo, fracturas costales y neumotórax.
Los hematomas subdurales son más frecuentes que los hematomas epidurales, los cuales tienden a ser causadas por fracturas y fuerzas lineales traumáticas.
Pequeños hematomas subdural crónico, los de menos de un centímetro de ancho, tienen mucho mejores resultados que subdural aguda sangra: en un estudio, sólo el 22% de los pacientes con hemorragias subdurales crónicos tenido peores resultados que los "buenos" o "recuperación completa".
La causa más frecuente de la aparición de un hematoma subdural es una lesión cerebral cambiando de velocidad del movimiento de la cabeza, lo cual estira y rompe los vasos subdurales.
Un hematoma así constituido se debe a la rotura traumática de vasos venosos que atraviesan el espacio subdural, por lo tanto se produce una separación entra las capas de la aracnoides y la duramadre. Los hematomas subdurales pueden causar un aumento de la presión intracraneal, compresión y daño del tejido cerebral.
Consultado 18 de agosto de 2007. Algunos hematomas subdurales pueden aparecer espontáneamente, sin causa aparente. Los siguientes factores incrementan el riesgo de sufrir un hematoma subdural: Traumatismo craneal Ser muy joven o de avanzada edad Medicamentos anticoagulantes Consumo de alcohol durante mucho tiempo Hemorragia intracraneal Hemorragia subaracnoidea Hematoma epidural Conmoción cerebral Daño axonal difuso Traumatismo craneoencefálico
Adultos voluntarios sacudiendo modelos infantiles provistos de sensores fueron incapaces de alcanzar el umbral de aceleración angular que se suponía necesaria para causar hematomas subdurales, lesión axonal difusa, o coma en niños pequeños.
Los potenciales se presentan principalmente en las células piramidales corticales, por lo tanto debe pasar a través de diversas capas de la corteza cerebral, líquido cefalorraquídeo (LCR), piamadre y aracnoides antes de llegar a los electrodos subdurales localizados justo debajo de la duramadre (membrana externa del cráneo).
En otro estudio realizado para establecer la importancia de la positividad persistente para patógenos de los cultivos de líquido cefalorraquídeo obtenido de bebés y niños con meningitis bacteriana tratados con las nuevas cefalosporinas se observó que las convulsiones, los derrames subdurales y la hemiparesia eran mucho más frecuentes durante la hospitalización en los pacientes en los que se había demorado la esterilización del líquido cefalorraquídeo.
Lesiones características asociadas con SBS incluyen hemorragia retinal, fracturas múltiples de los huesos largos, y hematomas subdurales (hemorragia cerebral).
Según Ronald Uscinski, neurocirujano en la facultad de medicina de la George Washington University, a menudo contratado por las defensas en casos de SBS "el resangrado puede ocurrir con un trauma mínimo o sin él. Pueden ocurrir espontáneamente." En tal caso los hematomas subdurales observados en el TAC serían crónicos y no agudos.
Un reciente estudio de bebés y fetos muertos por lesiones del parto o enfermedades (y que no podían haber sido sacudidos porque nunca dejaron el hospital) reveló que muchos de ellos tenían hematomas subdurales, que más tarde podrían haber sido confundidas con señales de maltrato si hubieran vivido.