sosiega

sosiega

1. s. f. Descanso en el trabajo.
2. Trago de vino o aguardiente que se toma durante ese descanso o después de comer, o antes de acostarse. copa

sosiega

 
f. Sosiego o descanso después de una faena.
Trago de vino o aguardiente que se toma durante la sosiega o antes de acostarse.
Ejemplos ?
Los rollos y manguitos de Cervera de Río Alhama, la camuesada o sosiega de la Comarca de Cervera de Río Alhama, los ahorcaditos y los molletes de la jacobea Santo Domingo de la Calzada.
Al detener su loca carrera, Scarlett ve a lo lejos su casa, y su mente febril se sosiega al darse cuenta de que aquel era el refugio que buscaba, su hogar...
Salió definitivamente de las aulas de la Academia en 1833, año en el que realizó por encargo del Ayuntamiento de Madrid un Cuadro alegórico a la jura y proclamación de la reina Isabel II y poco después, y por encargo de la Corona, otro con el título de Dª María la Grande sosiega la rebelión de Segovia con su elocuencia y hace que reconozcan y abran las puertas de la ciudad al rey su hijo.
La música parece ser la única actividad que centra y sosiega a Daniel, un hombre incómodo consigo mismo y con los demás, y que mantiene una relación que dista bastante de ser perfecta con Clara, una mujer casada que despierta la curiosidad de Mónica.
En Soria Alfonso I el Batallador cedió en 1134 unos territorios lejos del centro urbano, al otro lado del río, en retiro y sosiega a la vera del camino, para cumplir con el motivo con que lo erigieron los Hospitalarios: dar apoyo a los peregrinos.
Y si es lo que queréis ver la sirena que con su dulce canto el mar sosiega, podemos ir a aquella opuesta arena donde a esta hora siempre una se llega--.
Esto no me sosiega del todo; el resultado de una paliza es también «función», como dicen los analistas, del número y de la fuerza de los palos.
Te obedecemos; ¡Mas nuestro pecho de temor se agita, Y un punto no sosiega, Ni cesan los cuidados veladores De presentarnos la tremenda imagen De la hueste enemiga Que nuestros muros cerca!
Tal era el miedo que al de Aimón tenía que, no cruzando el mar, morir pensaba y a riesgo en toda Europa se creía. Mas la sosiega el santurrón con traza, porque gozarla de secreto traza.
Y a males tantos su desdicha agrega ver que rehúsa a su inspirada frente tal vez la patria idolatrada ciega el premiador laurel resplandeciente: mas tu recuerdo su dolor sosiega, futura edad, siempre a su fe presente, que la injusticia de esta edad reparas, ¡y al Genio eriges inmortales aras!
Don Tello adora a doña Ana, mas como valiente noble, ha más de un año que espera que su afán se le malogre, porque ha tanto que la niña tiene asentado en otro hombre el pensamiento amoroso, y ni sosiega ni come.
La dama se sosiega de la nueva de ver que está sin arma aquél vestido: no lleva espada, ni lanzón, ni maza que romper pueda o perforar coraza.