sorpresivo

(redireccionado de sorpresivos)
Búsquedas relacionadas con sorpresivos: sorprendente

sorpresivo, a

adj. Amér. Que sorprende o produce sorpresa.

sorpresivo, -va

(soɾpɾe'siβo, -βa)
abreviación
que se produce de manera inesperada una tormenta sorpresiva
Traducciones

sorpresivo

Überraschung

sorpresivo

sorpresa

sorpresivo

surprise

sorpresivo

сюрприз

sorpresivo

surpresa

sorpresivo

مفاجأة

sorpresivo

niespodzianka

sorpresivo

έκπληξη

sorpresivo

изненада

sorpresivo

惊喜

sorpresivo

驚喜

sorpresivo

překvapení

sorpresivo

overraskelse

sorpresivo

yllätys

sorpresivo

הפתעה

sorpresivo

驚き

sorpresivo

överraskning

sorpresivo

ADJ (esp LAm) (= asombroso) → surprising; (= imprevisto) → sudden, unexpected
Ejemplos ?
Apenas con veintitrés años, el joven escritor llamaba la atención por su modernidad periodística: nota dinámica, breves descripciones con realces metafóricos, comentarios humorísticos sorpresivos y conclusiones inesperadas y plenas de sugerencias sonreidoras.
El capítulo de ventas a domicilio mediatas o indirectas evidencias la modernización que se trata de imprimir a los preceptos en materia de protección al consumidor en donde el potencial para fraudes y engaños es muy considerable, por lo que estimamos adecuado exigir requisitos de información para dar tiempo al consumidor para que reflexione o proteja sus intereses ante intentos sorpresivos por parte de proveedores abusivos.
Pero lo anterior no supone que existan determinados tipos de renglones que a pesar de la acción que en todas partes del mundo realizan los órganos de supervisión pueden resultar de difícil detección y que han dado lugar recientemente en diversos países a fracasos sorpresivos de algunos bancos, que son de ustedes bien conocidos.
Entre tanto, Fritigerno intento nuevamente dialogar con el Emperador, mientras que unidades de escaramuzadores romanos tanteaban las posiciones godas para impedir ataques sorpresivos o descubrir posibles emboscadas y sus puntos débiles.
Ciertos nombramientos de ministros resultaron sorpresivos, como fue el caso del almirante Manuel Domecq García, ferviente represor de las manifestaciones en huelga durante el gobierno de Yrigoyen, como así también el nombramiento del general Agustín Justo.
La sociedad que se acababa de formar no pudo haber contado con mejor comienzo en la Liga Italiana en 1957: con 6 victorias consecutivas, uno de los más efectivos, poderosos y contundentes frentes de ataque que jamás hayan pisado una cancha de fútbol en el mundo demostraría su calidad y fuerza sembrando el terror en las defensas contrarias: la Juve marcaría “apenas” 235 goles en 4 años,un promedio de 59 goles por año, una efectividad no vista en la entidad desde 1952, repartidos en 96 goles en la temporada 1957-58 (de los cuales El Trío conquistó 58 goles (el 60,42%): 28 por Charles, il capocanniere, unos sorpresivos 8 por Boniperti...
A medida que iban erosionando el régimen otomano con sus ataques sorpresivos, crecía entre los griegos la idea de que era posible echar de Grecia al invasor otomano mediante las tácticas de guerrilla.
La estrategia central alienígena consiste en desorganizar al enemigo y, para sanear la lentitud de sus unidades, incorporan teletransporte para asaltos más rápidos y sorpresivos.
En 1931, en la III Exposición, Zúñiga expone sus sorpresivos óleos Muchacha y Tinaja, el retrato de Juan Manuel Sánchez y de su hermano Manuel Zúñiga, su Boyero y su peón, y las esculturas Gamonal (talla directa en madera) e Inspiración (talla directa en piedra), obras todas que obtienen los primeros puestos y medallas de oro en pintura y escultura.
Capaces de avanzar 60 a 70 km diarios usualmente, su caballería se caracterizaba por el uso de la tachanki, una carreta ligera con ametralladora. Eran conocidos por sus rápidos y sorpresivos ataques a la retaguardia enemiga, aniquilándolos y huyendo antes de toda respuesta.
Por otra parte, la noticia de estos sorpresivos hechos perpetrados por el buque de un país que prácticamente carecía de fuerza naval, la suposición de que hubiera corrido la misma suerte la Vencedora, la declaración de guerra de la República del Perú y la actitud de la República de Chile contraria a los intereses de España deprimieron profundamente al vicealmirante José Manuel Pareja quien, sintiéndose fracasado, optó por suicidarse.
Paralelamente, tuvo una exitosa carrera como escritor de macabros cuentos para adultos, usualmente apelando al humor negro y a los finales sorpresivos.