soro


También se encuentra en: Sinónimos.

soro

(Del gr. soros, montón.)
s. m. BOTÁNICA Grupo de esporangios que se forma en el envés de las hojas de los helechos.
Traducciones

soro

Sorus

soro

sorus

soro

sporenhoopje

soro

soro
Ejemplos ?
Los dos géneros están agrupados en la misma familia porque comparten su estructura de reproducción antes llamada "esporocarpo de origen indusial", hoy considerada soro sostenido por un soróforo con (en Azolla) o sin (en Salvinia) cubierta del soróforo (ver referencias).
Soledad (Premio Nébula 1995) es un relato que se sitúa en el planeta Once-soro en donde se ha desarrollado una sociedad primitiva fruto de una civilización post-industrial que se colapsó por un exceso de población.
José Mur Aínsa(Belmonte de San José, 1870-1960), catedrático de matemáticas, rector de la Univesidad de Barcelona, gobernador civil de Jaén Cosme Bayod Cervera (Belmonte de San José, 1640-?), constructor Fray Miguel Bayod (Belmonte de San José, ¿?-1700), obispo de Cebú (Filipinas) Joaquín Bosque Monreal (Belmonte de San José, ¿?-1829?), jurista, fiscal de la Universidad de Zaragoza Mariano Membrado Soro (Belmonte de San José, 1808-1865), párroco.
Ramón Membrado Soro (Belmonte de San José, 1816-1865), político conservador, gobernador civil de Teruel Juan Pío Membrado Ejerique (Belmonte de San José, 1851–1923), periodista y escritor bajoaragonés del Regeneracionismo Adolfo Zurita Bayod (Belmonte de San José 1896-1921), teniente, víctima del Desastre de Annual Francisco Zurita Castelló (Belmonte de San José 1847-1937), maestro organero Vicente Gómez Aranda (Belmonte de San José, 1903-¿?), catedrático químico en la Universidad de Zaragoza y Director del Instituto del Carbón Eugenio Bayod Vallés (Belmonte de San José, 1908-1985), jefe de contabilidad e interventor de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, hijo predilecto de Belmonte de San josé La Franja
A la vista de que salviniáceas y marsileáceas poseen un ancestro común, y que el "esporocarpo de origen indusial" de las salviniáceas no es homólogo al "esporocarpo de origen foliar" de las marsileáceas, Nagalingum, Schneider y Pryer proponen que el "esporocarpo de origen indusial" de las salviniáceas pase a llamarse directamente soro, que la rama portadora de soros pase a llamarse esporoforo (homólogo al esporoforo de marsileáceas) y se considere que las salviniáceas poseen un esporocarpo que ha perdido la cubierta del esporocarpo en forma secundaria (Nagalingum, Schneider y Pryer 2006).
El barrio está emplazado en la extensión de terreno que va de la línea férrea a la rivera sur del rio Bío-Bío, forma un rectángulo entre la Avenida Pedro Aguirre Cerda y la calle Enrique Soro, y las calles Los Pensamientos y Los Claveles; formando parte del Gran Concepción.
El cantón Güiria estaba constituido por 4 parroquias: villa de Güiria, Irapa, Soro y Punta de Piedra; con la viceparroquia de Macuro.
Limita al norte con barrio Springhill (calle Enrique Soro), al sur con la Villa San Pedro (Av. Pedro Aguirre Cerda), al este la Av Presidente Alessandri, de la cual nace el Puente Juan Pablo II; y al oeste con la población Candelaria.
Al mismo tiempo, tuvo su aprendizaje artístico en el Conservatorio Nacional de Música, donde tomó los cursos de piano y órgano con el maestro Juan Harthan, y los de armonía y composición con Enrique Soro.
Anteriormente a su nombramiento como Jefe de Gobierno, Soro lideró primero el Movimiento Patriótico de Costa de Marfil y el grupo rebelde Fuerzas Nuevas de Costa de Marfil después como su Secretario General.
Julio Caro Baroja por otro lado consideraba que el topónimo podía tener su origen en la lengua vasca, que se habló antaño en la Berrueza y proponía un topónimo formado por soro (campo) y eslata (vallado de madera).
El gobierno de Manuel Bulnes, a través de Ángel Prieto Cruz, encargó una melodía a Zapiola para el texto de Bello en 1843; en las Fiestas Patrias de ese año, el himno fue cantado por las señoritas Fierro, Garfias, Hurtado, Necochea y Recasens acompañadas de una banda. En 1917 Enrique Soro compuso «Himno a la Bandera Chilena», cuyo texto fue escrito por Francisco Z.